Queridos amigos el tema de hoy es “Recetas mágicas para sanar” y va dedicado con mucho cariño para todos mis amigos seguidores de la herbolaria casera y secretos de la abuela, en especial a mis amigas Lica, Carmencita y a Jorge, Carlitos y en especial a los miembros de mi familia que la transmiten desde siempre.

Si eres de los que prefieres usar lo natural para ciertas dolencias y deseas saber las bondades maravillosas de las plantitas, este post es para ti. Hoy comparto desde Zéfiro novedades y espero les sirva y no olviden compartir lo que aprenden.

Ahí les va:

1.- Clara de huevo para combatir cicatrices:

Así como lees. Si por ejemplo te diste un rasguñazo, corte o quemadura, apenas esté por perder la costra, debes untar en la mañana y la noche clara de huevo batida a punto de nieve. Verás la maravilla de resultado y doy fe de ello. Algunos especialistas incluso la recomiendan tomar luego de operaciones donde se necesita cicatrizar por dentro.

2.- Margarina o mantequilla para evitar el color morado o negruzco de los hematomas: Si por ahí te sacas la chochoca (te caes o golpeas) y no sangraste, pero sabes que te saldrá un chichón corre a untarte margarina en la zona afectada y verás que si bien se hinchará igual, ese color morado no aparecerá o será muy muy tenue. Este dato es extraordinario para los nenes cuando se caen porque saltan todo el tiempo y están más propensos a las caídas.

3.- Llantén para pies hinchados e inflamaciones: Si por ejemplo llegas a casa muerto (a) de cansancio y con dolor de piecitos date una ducha tibia con sales de limón o naranja y de inmediato pueden untar sobre tus pies y piernas hojas de llantén que deben estar previamente remojadas en agua tibia. El alivio será maravilloso.

4.- Extracto de naranja para el cabello regio: Si un día te cansas de los productos químicos prueba con naranjita o limón (lo super hiper recomiendo) Aplícate su jugo sobre el cabello, le aportará brillo, extra docilidad y lo fortalecerá y sobre el rostro es excelente para cerrar los poros gracias a su acción astringente. Diluye un poco de jugo en agua y aplícalo sobre la cara con un algodoncito.

5.- Emoliente con manzana para recuperar la energía: Si ya vas por varias horas de labores y te sientes agotadísimo (a ) una opción estupenda es beber en invierno emoliente que además posee extracto de manzana. Bien calientito lo bebes y verás los maravillosos resultados. Les cuento que siempre lo bebo y además te pone de muy buen humor, al igual que la limonada (infaltable por favor gente) para las pilas que se van.

6.- Manzanilla y papa para ojitos cansados e hinchados: Si por ejemplo dormiste poco y no lo habías previsto y no usaste cremas de noche para ojos y esas cosas, dale a lo natural y te echas manzanilla tibia. Puedes hacerlo con algodones o un pañito super limpio especial y si por ejemplo amaneciste con resaca trozos de papa sobre los ojos y la sienes te quitarán el mareo y malestar.

7.- Té de hierba limón para bajar la fiebre y sudar: Si tienes un resfrío de esos que te tumba usa tecitos. Las pastillas para la gripe son a veces atroces cuando al día siguiente tienes que laborar (amaneces muy mareado o de pésimo humor) Así que consume tecitos de limón y si tienes calentura verás como baja rápidamente.

8.- Té de cáscara de naranja para combatir los nervios, ansiedad e insomnio: Usas una naranjita grande, la lavas muy bien y colocas la cáscara en un recipiente o taza a la que agregas agua hirviendo. Bebes este tecito antes de dormir o en plena crisis de nervios, verás como te sientes mejor y disminuye esa angustia en el pecho.

9.- Paños fríos y limón para combatir hemorragias nasales: Aplicar paños fríos sobre la frente y la nuca y coloca sobre los orificios nasales algodoncito bañado de gotas de limón y verás como para pronto.

10.- Para combatir la gastritis: Hay varios pasos, pero si siente ardor puedes de inmediato consumir gelatina fría, esto te aliviará si por ejemplo estás laborando. Y para combatir la gastritis crónica puedes tomar una cucharada de aceite de oliva cada mañana.

Por otro lado, evita renegar, la ansiedad y no te saltes las comidas, evita ser desordenado. Coloca siempre música para relajarte y no olvides meditar y mejor aún orar.

Bueno zeferinos, otro día vuelvo con más ayuditas de la abuela.

Les dejo esta cancioncita para que los acompañe y espero les agrade.

Que tengan un día maravilloso y los ángeles los guíen por el camino correcto.

Manjarí (bendiciones)