ESTA DE MODA SER AMBIGUO (POST 210 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)

Queridos amigos, el tema de hoy es “Está de moda ser ambiguo” y va dedicado con mucho cariño para Carol, Helena, Walter y Nicolás, quienes esperan este post.

Hoy,  por influencia de los medios de comunicación, presión de grupo, aumento de la alienación, etc, los estilos de vida superficiales están aumentando y con ello las personalidades complejas, conflictivas, poco auténticas. Todas ellas tienen algo en común: son ambiguas en todo sentido, pero en especial para comunicarse, decidir y asumir posiciones de vida.

Por ello, desde Zéfiro, veamos con detalle cómo se comportan y qué actitud tomar con ellos:

-       Son personas que no tienen un estado de ánimo estable. Por ejemplo, un día te pueden saludar muy bien personalmente y al otro ni te saludan o actúan pésimo contigo delante de los demás para buscar llamar la atención por crear expectativas en tu mente de mil cosas.

-       Tienen problemas para comunicarse en todo sentido porque son de las personas que pueden dejar que suene su celular y no contestar adrede por hacerse los importantes o contestar a la quinta vez que les timbras.

-       Pueden saludarte vía chat en Facebook o Messenger, como no hacerlo jamás así sean aparentemente amigos tuyos.

-       Tienen malos modales al escribir porque jamás se despiden de manera correcta y tampoco saludan de manera correcta.

-       Si les hablas de su actitud ponen cara asustada, hacen muecas en todo el rostro y jamás se explican ni piden perdón porque su susto ni se los permite y mucho menos su nivel de ego.

-        En planos afectivos son más caóticos aún porque son de los chicos (as) que por ejemplo en una reunión te trataron bello y te pidieron salir y en otra ni te conocen o peor aún, en tu cara cortejan a otra chica (o).

-       Cuando están en una relación odian charlar sobre sus actitudes o malas acciones porque prefieren evadir el tema.

-       Carecen de capacidad para expresarse de manera correcta verbalmente porque no son frontales, se cuidan de todo  y necesitan sentir que tienen la última palabra.

-       Antes que reconocer un error, prefieren echar la culpa al resto para negar sus acciones porque son personas super inseguras que no toleran ver develadas sus debilidades y mucho menos mejorar.

-       Suelen ser eticosos, déspotas y poco humildes, le pone un pero a todo, nada los (las) pone contentos y siempre critican lo que ellos (ellas) no escogen.

-       Son competitivos y buscan tener la última palabra y sus mejores amigos (as) son como ellos en actitudes.

-       Se suelen burlar de personas más inteligentes o preparadas y buscan hablar mal de ellas (ellos) para hacerlos quedar mal por rabia, piconería o porque no llamaron su atención.



Podemos encontrarlos en el grupo de amigos, a nivel laboral, a nivel afectivo, etc. Yo les suelo llamar “La gentita disforzada” porque realmente llevan poses y necesitan llamar la atención, competir, retar y manipular a todas las personas que les provoque. Necesitan que les hagan sentir que son super importantes, pero llevan serios problemas para ser auténticos,

De modo que gente así suele ser deshonesta, soberbia, de actitudes patanescas (cero caballero o cero dama), egoístas, de carencia de inteligencia emocional, mentirosos y sobre todo obstinados.



¿Cómo lidiar con ellos?



Sencillamente es complicado y si por ejemplo les dijiste en la cara sus actitudes y se hacen los locos (as) mala señal porque seguirán comportándose de la misma manera y queda obviamente no poder confíar ni una pizca en ellos porque siempre te causarán desazón y pesar, son gente que no sabe valorar el sentido del respeto a sus semejantes.



Si te toca lidiar con ellos porque es inevitable por labores, grupos o familia, te queda buscar ser independiente, marcar tu distancia y si tienes obligadamente que tratar con ellos (ellas) de manera más cercana busca la manera de no tener necesidad de contar con sus acciones o respetar las suyas sin mucho rollo, es decir, no discutas, no preguntes, no te molestes ni pierdas tiempo en tratar de entenderlos porque hacerlo es darles importancia, alimentar su ego loco y lo más importante, contaminarte espiritualmente y si te piden ayuda o un consejo, pues eso no se le puede negar  a nadie y hazlo con tino, bondad y gentileza sin esperar nada a cambio, solo el deseo de verlos sentirse mejor y vivir en paz. Te queda compadecerte de ellos, hacer caso omiso a sus comentarios porque es posible que mirándote a los ojos siempre agachen la cabeza.


Si este tipo de personas se te cruza a nivel afectivo son los que he denominado en un post antiguo como “Los thermeros”, personitas inseguras que busca apoderarse de mente y corazones por sentirse ganadores o con poder, pero son incapaces de amar a alguien de manera limpia y honesta porque para empezar no se aman a ellos mismos. Ante este tipo de personitas la actitud debe ser firme y serena, una vez identificados en actitudes debes decidir no darles pie a nada sobre ti porque sería poco inteligente, poco digno y sobre todo perder tu maravilloso tiempo y si te hacen desplantes o creen que lo logran, sigue de largo, a volar con ellos (as) y como siempre digo “Buenas noches los pastores” con gente así porque aburren y es imposible admirarlos si hasta los niños son más claros en lo que quieren.



Detrás de los ambiguos hay inseguridad, problemas de ego, lesiones emocionales de infancia, complejos y miedo. Todo ello los lleva a disfrazarse de lo que no son para evitar ser dañados, pero a la larga se dañan a sí mismos porque almacenan vergüenza, culpa, más temores y se enferman emocional y físicamente. Es gente que no halla el rumbo para ser feliz porque no sabe decidir sin pensar en lo que dirá el resto o no sabe que lo hace dichoso (a) realmente.



Hoy millones de personas se comportan así y desde este blog los invito a mirarse y descubrir lo que necesitan sanar para ser ustedes mismos y decidir sus metas, sueños sin miedo. La ambigüedad en las personas señala además ausencia de bondad y generosidad y profunda soledad interior.
Los ambiguos van por el mundo dañando a las personas, generando malestar e incluso dolor porque muchos se burlan del pensar y sentir de sus semejantes, pero al carecer del sentido de la reflexión y humildad viven repitiendo lo mismo con otras personas. 



Ya lo saben Zeferinos, ojito ojito con la gente ambigua porque abunda y solo queda rezar por ellos, ser tú mismo y dejar que vivan lo que les toca por sus acciones para su mayor aprendizaje.



Ahora les dejo esta cancioncita para complacer a un lector que me pidió la pusiera en este post. Complacido Zeferino, hoy me tocó hacer de cupido y espero te ayude con la mujer de tus sueños  y también la escucharé porque no conocía la canción y que bueno que sea un compatriota el intérprete. Ahí les va:






Que tengan un maravilloso lunes y los ángeles les regalen fuerza, optimismo y bondad para hacer de sus pequeñas metas una realidad



Manjarí (bendiciones)

4 comentarios:

Roxanna dijo...

profesora en la universidad hay gente asi y no se puede hacer nada bueno con ellos xq te hacen renegar. yo tuve peleas de grupos de trabajo con dos chicos y una chica que eran asi de raros y le tuve q decir al jefe de aula q los sacaba de mi grupo xq por sus poses nunca hacian nada bien
la veo seguido en tele profe y me da mucho orgullo, cuidese mucho y esperamos su nuevo libro.

Anónimo dijo...

Rosa Maria muchas gracias por el post. Valió la pena esperar los dias porque creo que captaste todo en lo que yo fallé y ahora me arrepiento tanto y lo hecho hecho sta pero me queda esperar a ver que pasa

te veo en el taller del sábado y se anoto tambien mi cuñado

gracias otra vez

L W

Lullaby dijo...

Decididamente es lo mejor a hacer con ellos y lo mejor que se pudo haber hecho uno mismo cuando cayó en los mismos errores. Simplemente cortar y dejar que la vida siga su curso, porque Permanecer y Transcurrir es Honrar la Vida. Gracias por tanta sabiduría y tanta razón. La verdad nos hará libres...

Blogger dijo...

Searching for the Best Dating Website? Create an account and find your perfect match.