¿SE PUEDE Y DEBE PERDONAR UNA INFIDELIDAD? (POST 250 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)



Queridos amigos, el tema de hoy es “¿Se puede y debe perdonar una infidelidad? y va dedicado a Oscar, Claudia, Cecilia, Valeria y Carlos, quienes esperan este post.
La fidelidad de pareja es una decisión basada en primera instancia en el compromiso de cada quien consigo mismo. Parte por el deseo de cada miembro de la pareja de sentirse limpio por dentro y amarse para con ello poder respetar y ser leal a la pareja. Es además un valor que muchos poseen de manera maravillosa innato y otros lo deciden adquirir con el aprendizaje y convicción según sea el hogar y entorno de procedencia cultural y emocional.

En estos tiempos ser infiel en una relación de pareja pareciera crecer en cifras de modo penoso y desalentador para quienes creen en el amor maduro, puro y sensato. Y desde Zéfiro veamos juntos la etena interrogante: ¿Se puede y debe perdonar una infidelidad? y para ellos vamos por partes como en un rompecabezas para el alma y la mente.

LO QUE DEBES SABER: ¿QUÉ HACE QUE UNA PERSONA SEA INFIEL?

1.- La ausencia de valores y superficialidad: Cuando alguien creció en un hogar donde el amor maduro, buena comunicación y enseñanzas estuvo ausente y el reinado de lo superficial, culto al ego y complejos por competitividad con los demás es el estilo de vida, resulta casi imposible que con tales antecedentes alguien decida ser fiel desde sus primeras relaciones afectivas.
Por ello hoy vemos casos como:
-       Damas y varones que son infieles por baja autoestima de apariencia y lesiones emocionales: Posiblemente alguien los hizo sentir poco agraciados en sus primeras ilusiones, o fueron rechazados o fueron dejados por su anterior pareja o fueron traicionados. Este tipo de personas no se gusta a sí misma, siente una fuerte necesidad de ser aceptado, de llamar la atención, de despertar  gusto y apego afectivo en alguien y cuando tiene pareja esto no basta para sanar esa necesidad de gratificación.

Por tanto, siempre buscan llamar la atención de alguien o varios (as) mas para coquetear, para conquistar y si bien no siempre concretan la infidelidad, ante mínimas peleas con su pareja usan la ira de pretexto y deciden vengarse, que no es otra excusa más para ir tras su necesidad de experimentar algo nuevo para alimentar su ego herido y acallar complejos.
Y es que se ven casos de chicas muy lindas y varones también que se sienten poco atractivos y compiten consigo mismos y serán infieles hasta que alguien con carácter y que se ame los ponga en su sitio y los deje atrás, es decir, es gente que se mira tras perder, tras notar que tal vez falló a una persona que le fue leal y que admiraba y amaba, pero por todo lo expuesto no decidió ser mejor y como consecuencia lo (a) borraron del mapa en el corazón.
-        
      Malos consejos, malas intenciones: Si se ha tenido un padre o madre sin ética y amoral y ha criado a sus hijos bajo la consigna: Todas las mujeres son malas, o todas son interesadas, o cásate con una tonta que puedas manejar porque tú eres el hombre, es posible que este tipo de hijos de machistas y ególatras crezca con estas convicciones sembradas en su cabecita y sobre todo sean ya parte de su personalidad. Y es que el machismo y prejuicio pueden dañar de por vida la realidad sentimental de una pareja si uno de los miembros de ella padece de estos errores de convicciones. Este tipo de varones y también damas ve la infidelidad como algo ocasional, que no debería ser dramático y muchos de ellos mantienen matrimonios siendo infieles por el qué dirán o porque él o ella no sabe que es engañado (a)  y porque justifican que la rutina, los problemas y todo tipo de elemento estresor es un detonante para ser DÉBIL y ser infiel.
-       
      Si tientas a la tentación olvidas que la línea entre el bien y el mal es muy muy finita: En este rubro entran las personitas aficionadas a las juergas interminables, a beber hasta desfallecer, necesitados de perder la conciencia y desatar monstruos nocturnos por moda, pose y una vez mas superficialidad. Muchos varones y damas beben tanto  que cuando van a una reunión y alguien se les acerca con otras intenciones pasa a la otra línea (la del mal) y es infiel; al día siguiente a veces no se acuerda ni el nombre del fulano o fulana y le cuenta a su amigo (a) de juergas su hazaña riendo y bajo la promesa de un: “amigo (a), no lo vuelvo a hacer, pucha la fregué, me siento mal, pero ya no, ya  no mas”… pero siempre vuelve a pasar si la otra parte ignora los hechos.
2.- 
      Los vengadores y vengadoras eternos: consciente y macabramente infieles.:En este grupo encontramos a personas que alguna vez fueron engañados por la pareja (enamorado, esposa, conviviente, etc) y no solo no lo perdonan sino que no lo olvidan y desconfían de todo y de todos, no creen ya en la fidelidad porque argumentan que cuando fueron fieles les pagaron mal y su dolor sangra tanto hasta hoy que cuando tienen pareja llevan una ansiedad espantosa encima. Muchos de ellos (ellas) son celosos extremos (celotípicos) y manipulan para que la pareja tenga cero amigos (as), le cierra los caminos y son  posesivos, pero aun así necesitan ser infieles por si acaso (antes que él o ella lo engañe, él o ella lo hará primero) y por ello cuando su relación va en apariencia normal y bien tienen LA BANCA DEL MAL, LA LISTA KILL BILL (no me odien gente, es la pura verdad y sigan leyendo) , hacen uso de esta lista y apenas tienen la oportunidad son infieles y si les pesa, les dura poco, han dejado morir la voz de la conciencia.
3.- Los que no pueden controlar sus impulsos sexuales: Este rubro es un misterio científico, pero puedo confesarles que no creo mucho en sus argumentos y entrevistando un total de 40 varones infieles para uno de mis libros que se llamó “Cómo aman ellos”, un 80% de ellos me contó que no podían controlar sus impulsos sexuales, que si les gustaba una chica del prototipo físico que su mente ha creado iban por ella y hacían de todo para salir con ella y expresaban además que han perdido mujeres valiosas en sus vidas, pero se sienten incapaces de controlarlo y creen que el hombre debería y podría tener varias parejas y todos serían más felices. Diversos estudios científicos menciona que existen personas que tienen incapacidad de controlar sus impulsos sexuales (tema para otro post), pero considero que tampoco es justificable para ser desleal.
      
     Sin embargo, pude determinar que dentro de este grupo existen algo de todos los anteriores mencionados y para mí lo de incontrolable resulta a pose, pretexto y necedad porque todos ellos o todas las personas que dicen no controlarse tal vez jamás amaron ni admiraron  o nadie les hizo ver su error como se debe porque solo se toparon con damas de baja autoestima, de carácter sumiso  o dependientes que no respetaban precisamente porque ellas no se amaban y ellos lo percibían y por tanto, serles infiel era cosa sencilla.

  4.- Los infieles virtuales: Son aquellos que entran a salitas de chat o buscan tener platónicos con otra persona que no es su pareja porque su relación es un desastre y porque necesitan elevar el ego y aplacar la soledad que los mortifica. Y este grupo es de locos porque pueden entablar relaciones virtuales con personas que jamás han conocido personalmente o con chicos (as) que ven de vez en cuando por alguna razón, buscan frases melosas, amorosas, etc y atención, pero jamás romperían su relación por miles de razones como la comodidad, apariencias, culpa, etc etc

Me quedo corta en el tipo de infieles, pero para este post son los principales. Ahora veamos

¿QUÉ HACER SI TE FUERON INFIEL?

1.- Depende de tus convicciones y valores y de tu paz interior, no de lo que te diga el resto: Miles de chicas deciden  que perdonan una infidelidad al novio o esposo, pero en el fondo no la perdonarán jamás y no rompen la relación por EGO, POR COMPETENCIA, POR VENGANZA. Y es que una dama engañada pasa muchas veces a competir con la otra (la amante) y hará lo que sea para no perder su pareja porque no es posible, no podría permitir darle entrada y perder todo lo que dice que tenía al lado de su pareja. A muchas no les importa el hombre, les importa que la otra no me quite lo mío, algo así como un capricho, pero para ser clara EL EGO HERIDO JAMÁS PUEDE PERDER.

Pasa el tiempo y pobre el varón que se quedó con ella porque se lo sacará en cara millones de veces y por los siglos de los siglos y se vengará donde más le duele y a veces ni él lo sabrá. Muchas mujeres engañadas harán lo mismo con su pareja, pero solo ellas lo sabrán y alguna íntima amoral como ellas y por dentro dice: “Ojo por ojo, diente por diente papito, ya estamos a mano” , pero ni con eso su pareja dejará de ser maltratada, condenado y humillado. Este tipo de mujercitas no ama más a su pareja, no solo no confiará mas , sino que necesita herirlo constantemente porque su rencor vive y crece día a día, no admiran, no aman, son infelices, pero asumir que debería terminar es algo que su monstruoso ego no permitirá.

2.- Perdonar una infidelidad implica renovar el compromiso de la confianza: Depende nuevamente del nivel de convicciones, de la claridad y humildad para asumir el temperamento de uno mismo. Y es que si perdonas de corazón, la pareja debe comunicarse mejor, buscar ayuda profesional, repasar errores y decidir juntos cambios para un mayor bien.
Sin embargo, si se siente que se ha perdido la confianza, que la admiración ha muerto, es poco lo que hay que hacer porque seguir al lado de alguien a quien no se ama mas por miedo a soledad, apariencias o lo que fuese es como colocarse grilletes para vivir condenado a la frustración y se corre el peligro de caer en venganza o buscar alguien mas por ira.

3.- Los que ponen límites: Muchos varones  y damas dicen que sí podrían perdonar una infidelidad donde no existió contacto sexual con la persona extra porque manifiestan que pudo ser un impulso, mal rato, borrachera, etc, etc , pero a cambio de ese supuesto perdón vuelven la relación un infierno por celos, manipulaciones. Si ayuda profesional ninguno de los grupos mencionados logra superarla y sobre todo sin fe.

4.- Los que perdonan, pero dicen adiós: En este rubro encontramos a personas que son conscientes y sinceros (as) en el hecho de que al perder la confianza en su pareja con una infidelidad pierden la admiración y por ende muere el amor y sanamente cortan la relación sin más drama y peleas para no desgastarse. Toman esta medida porque consideran que la lealtad es posible porque son leales y es mejor cortar una relación de raíz si va mal antes que hacer algo indebido porque se mancha uno mismo, se daña a la pareja y sobre todo se olvida que todo lo ve el creador.
Para muchas parejas manejar el hecho de pasar por ser engañado (a) les  resulta más complicado si son casados o son convivientes y mucho más si tienen hijos porque la decisión de romper el compromiso creen que puede dañar a los mismos. Unos logran manejarlo y perdonarlo con entereza y voluntad, pero otros se pelean todo el tiempo frente a los hijos y el resultado es peor para toda la familia.

Las huellas de haber sido engañado pueden ser para empezar pérdida del autoestima, depresión, irritabilidad, intolerancia, apatía, etc y requieren de ayuda emocional y espiritual para poder superarse. Sin embargo, resulta vital conocer el nivel de valores y empatía en ellos con la pareja porque así resultará más sencillo mantener acuerdos y sobre todo llevar una lealtad por convicción y no por contención; es decir, genuina y no por guardar las apariencias o por culpa o compromisos económicos, etc.

Perdonar una infidelidad es decisión de cada quien, pero al hacerlo es necesario albergar generosidad, tolerancia y sobre todo reapertura a la sana comunicación. Y muchas parejas fracasan luego de haber pasado por el tema porque una de ellas o ambos no logran recuperar la confianza y aliviar el rencor y frustración.
Cuando se es leal de convicción y existe respeto porque se ama a la pareja, ser leal no debe costar y como mencioné al principio, es básico sentirse limpio por dentro, poder mirar a los ojos a la pareja y a quien sea sin tener nada que ocultar. Por tanto, considero que si una pareja siente que el amor murió o uno de los dos siente que no soporta más la relación, que no funciona y solo lo desgasta lo correcto es cortarla, ser honesto (a) y decidir dejarla atrás para no dañarse mas mutuamente.

Y cuando se tiene pareja siempre es posible que a un hombre o a una mujer una o varias personas se le acerquen con fines sentimentales. Sin embargo, una cosa es ser amable, educado (a), generoso (a) y otra es dar pie a que esa persona se acerque más de lo debido. Y es que hay personas que solo buscan elevar el ego y coleccionan conquistas para sentirse especiales y ante ello recomiendo desenmascararlos y ponerlos en su sitio sin pesares ni temores.

Y si lees este post y fuiste engañado (a) alguna vez, recuerda que no todas las personas son iguales, no las etiquetes ni condenes ni vivas a la defensiva con el tema y busca ayuda profesional y espiritual para liberarte de los temores. Sino lo haces puedes ser muy injusto (a) y cruel con personas que no lo merecen y puedes perder oportunidades importantes que no volverán porque todo tiene un precio en el existir.
Traicionar implica decidir dañar sabiendo que se hace y sobre todo si se dice amar de verdad, es traicionar los propios sentimientos y si se es infiel por que no se ama mas, pero no se corta con la pareja, encontramos a un corazón hipócrita, cobarde y sobre todo egoísta porque sabe que daña, pero es incapaz de liberar a su pareja de un daño que no merece.

La lástima no es amor y mantener una relación por sentirla tampoco es saludable para ninguno de los dos miembros porque quien siente lástima y además no admira mas y sobre todo no tiene empatía con la pareja y se comunica mal termina por ser agresivo (a) o fallar mas y la otra parte pierde la dignidad al recibir migajas que lo hacen mas infeliz.
Y si quieres saber si tu pareja te es infiel, solo observa mucho, calla, anota  y escucha tu corazón y si eres perceptivo (a) MARAVILLOSO (a) porque mi lema para este tema es:  “Ojos que leen el alma, oídos que escuchan en el momento preciso y mensajeros del cielo para quienes aman como ama Dios”.

El tema siempre será espinoso y de debate, pero desde Zéfiro estos son mis alcances y espero los ayude a meditar para su mayor bien.

Ahora les dejo esta canción que va muy bien con el tema de hoy. Espero les acompañe y agrade.


Que tengan un excelente fin de semana y los ángeles velen por su sueños y cada paso que dan.
      
      Manjarí (bendiciones) 

7 comentarios:

James dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa María CIfuentes dijo...

Gracias por el comentario Sr James. Le comento que mi blog es de carácter orientador emocional y quien escribe cree firmemente en los valores y quienes siguen este blog buscan ayuda emocional y profesional del tema, así como espiritual . El tema del post es si de sebe perdonar o no una infidelidad. Y todo engaño es un acto incorrecto, por tanto, eso no tiene discusión. Y a nivel emocional es indudable que al engañar a la pareja la otra parte queda afectada. Zéfiro busca que las personas sean más equilibradas, honestas y bondadosas y cada quien puede vivir como lo desea, pero en esta vida las acciones correctas y justas son posible para almas que lo deciden y sobre el estilo del texto, cada autor es libre de manejarlo como le de paz y sea su nivel de creatividad. Las frases que ud menciona, que son enlaces o muletillas no aparecen porque desde que arranca el post explico lo que a mi como Coach e investigadora abordo el tema. Muchas gracias por su visita, gentileza y comentarios enriquecedores para quienes leen mi blog y pueden compartir su parecer.

Que tenga un buen día Sr James y bendiciones para su camino.

James dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa María CIfuentes dijo...

Amable Sr James, el post va orientado al tema de la infidelidad específicamente, para todo lo que ud menciona están otros post que he abordado y no juzgo a quienes fallan y si recuerda el post explico que todas las personas pueden mejorar si lo desean y repito, mi orientación se basa en mostrar caminos adecuados y posibles para el ser humano (es posible ser leal si se decide), no tendría porque no serlo, no es una utopía, solo que creerlo cuesta a miles de personas porque tal vez no han visto modelos de vida o tenido de cerca los ejemplos. Mi estilo es el que ve, es mi derecho y la orientación que brindo es la que yo elegí y decidí y no tiene que parecerle bien a todos, eso es evidente y maravilloso a la vez.
Y créame que no tendría cara para escribir este blog sino creyera en valores específicos y sino pudiera mirar de frente y a los ojos a las personas de mi vida en todas las aristas porque creo en el reconocer errores, en el perdón y en la humildad para asumir mejorar siempre sin titubeos. Todos podemos fallar, pero cada quien sabe como es por dentro y sentirse seguro de ello no es malo,es honesto.

Bendiciones Sr James.

Anónimo dijo...

No se puede perdonar yo lo viví en carne propia y es mejor terminar y seguir su camino porque es verdad uno pierde la admiración y lo que quieres es venganza es mejor irse porque siempre existe otro mejor yo soy casada con menos de 2 años y ahora me siento tranquila Yo me separe después de 10 días de enterarme la infidelidad no pude sentía tanta ira y reaccione y dije no puedo me voy a envenenar el alma mejor me divorcio y ahora no saben la paz que encontré por eso si alguien me lee y siente desconfianza separen ce no lo duden no quieran reconstruir algo que ya se quebró muchas bendiciones para los que pudieron perdonar porque hay que tener muchas agallas para poder vivir tranquilas sabiendo que hubo una traición

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Anónimo dijo...

dra. buenas noches, tengo una relacion de un año yo tengo 20 años y mi enamorado 19 esta relacion es algo tormentosa muy complicada por favor ayudeme! le contare lo que paso. al incio de la relacion cuando ibamos un mes yo le fui infiel pero solo con un beso, meses despues se entero terminamos yo le pedi disculpas èl no quiso saber nada de mi pero despues me busco y regresamos, 4 meses despues descubri que èl me era infiel con su ex osea seguia manteniendo relacion sexuales con ella, èl vino me rogo que lo perdone y nose q me paso pero al final lo perdone. desde ese entonces ibamos bien pero siempre teníamos la duda de q alguno iba hacer algo, yo de mi parte nunca mas lo volvi hacer, pero peleamos mucho por cualquier tonteria, estas peleas daban pie a que el llame a su ex y quieran salir y tanta cosa, la verdad eso me afecta emocionalmente siempre creia lo peor pero a las finales regresaba con el por q sabia q no habia pasado de llamadas. hace un mes y medio terminamos, èl fue se acosto con su ex y despues me 5 dias me busco y me pide que regresemos. por favor ayudeme no se que hacer si seguir con esto o ya dejarlo ahi, yo creo q èl siempre busca a su ex por q siente algo por ella aunq el me dice q solo es para "ahogar penas" que puedo hacer?