FORMAS CORRECTAS DE COMUNICACIÓN INTERPERSONAL (POST 334 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)



Queridos amigos, el tema de hoy es “Formas correctas de comunicación interpersonal” y va dedicado con mucho cariño para André, Jorge, Liliana y Emilio, quienes esperan este post.
Uno de los mayores problemas que hoy presentan las personas son las incorrectas formas de comunicación, las mismas que los llevan a malos entendidos, a conflictos y saturación de emociones encontradas que les cuesta manejar.

Por ello, desde Zéfiro veamos algunos ejemplos de cómo expresarse de manera correcta con nuestros semejantes para mantener así el entendimiento, cordialidad y equilibrio.

1.- No supongas jamás que la otra persona entendió lo que no has dicho con palabras y mucho menos si se trata de temas importantes: Si bien el 85 por ciento de la comunicación es no verbal, existen personas que no han desarrollado del todo la capacidad de abstracción para decodificar ciertos gestos del rostro (sistema kinésico) o de la prosémica  (rol del caminar) y por ejemplo, en lugares de trabajo es necesario ser preciso. Veamos algunos casos:

- Si Jorge es jefe del área de Marketing de una empresa constructora y se dirige a su asistente que está encargado de coordinar las citas y elegir proveedores para la empresa y asume que este conoce perfectamente el negocio, un buen día le toca explicarle con detalle cómo lidiar con un cliente importante y se limita a mandar un email que dice:
Coco, has los contactos pertinentes como siempre, revisa el cuadro de tiempo para la participación en los proyectos y preparas la reunión con los directivos para el viernes. Tengo una reunión con otro cliente.

Hablamos
Y si bien el asistente llamado Renato conocía su trabajo, al entablar los primeros enlaces telefónicos y vía correos con el nuevo posible cliente, nota que sus trabajadores no son claros en los términos, que postergan las respuestas y que dejan notar mucha desconfianza en cada información que él les brinda. Renato no sabía que su jefe ya conocía al dueño de esta empresa y que su temperamento era conflictivo, jamás se lo advirtió.
¿Cuál fue el error de Jorge?

Su error fue suponer que su asistente debía conocerlo todo, no comentarle el tipo de cliente con que trataría y ni siquiera decirle dame una llamada para explicarte unos detalles.
Este tipo de errores en la comunicación son frecuentes porque la mala organización del tiempo, desidia y poca voluntad generosa es parte de un sistema e fórmulas de comunicación inadecuadas por moda, pose o por estereotipos de conducta que imponen los medios de comunicación.

2.- Mujeres que buscan ser comprendidas sin saber comunicarse: Una de las mayores causas de los conflictos de pareja que ocasionan las damas incultas emocionalmente ocurren cuando “ellas creen que ellos deben leer sus preferencias, captarlas y hacer lo que ellas esperan”.
Terrible error chicas bellas que leen este blog. Elevados porcentajes de varones son concretos, se les debe decir las cosas clarito como el agua, en orden, con pausa y así funcionan perfectos y se comunican aún mejor. Por tanto, si eres de las novias que va al cine enojada y tuerce la cara al novio y esperas que te pregunte 100 veces qué tienes y etc, déjate de niñerías y dile las cosas claras, expresa que no te cuadra tal cosa y la razón de tu malestar y si tu pareja no comprende lo que le dices, no grites, no saltes, espera que te explique lo que piensa y luego responde con tino.

Hay varones que cometen el mismo error y poseen charlas monosilábicas con sus parejas porque ellos no hacen ningún sano esfuerzo por mejorar en su capacidad de comunicación. Y recuerden lectores, que como te expresas, escribes y hablas tienes el alma y se observa tu nivel de profundidad o ligereza y superficialidad en el espíritu.

3.- No discutas por correos y menos por sistemas de chat: Solo la gente impulsiva, que no valora el tiempo útil e inestable  emocionalmente discute por estas vías.
Por tanto, para con esto y si una persona busca pelear por estas vías le contestas que para cualquier aclaración te llame o te lo diga personalmente porque no te gustan los malos entendidos y prefieres no perder el tiempo.

4.- Los modales son la base de la empatía y relaciones profundas: Si deseas entablar relaciones humanas cordiales, empieza por los buenos modales, gentileza y educación porque con ello afianzas la confianza y puede fluir una sana charla.
Si alguien te demuestra educación, protocolo y cumplimiento de normas sin duda te darás cuenta que no desea entablar una comunicación más profunda contigo por algunos motivos que de pronto puedes conocer, dependiendo de el tipo de nexo que hayan tenido o donde se encuentren.
Y podrás notar lo bien que te llevas con personas que son naturales, que fluyen sanamente en la comunicación porque para empezar son genuinas, honestas y no se andan con poses ni actitudes extrañas, pero ello implica madurez y sanos valores, que no todas las personas poseen al mismo tiempo.

5.- Ante gente conflictiva en la comunicación o diálogos, no pierdas la calma, mucho menos te iguales y se firme en tus expresiones sin herir: Este tipo de gente debe aprender a tolerar, a respetar las normas de la decencia y sobre todo a no pretender que se puede manipular a nadie.
Lo peor que puedes hacer es gritar, caer en sus actitudes de ofensa y sarcasmo y perder la paciencia. Lo mejor es decir lo necesario, no ceder a lo que no creas correcto  y siempre expresar: “He tomado tales decisiones por tal y tal y sino te parecen, está bien, pero yo estoy en paz con mi proceder y no pienso discutir contigo”. Y luego cortar la conversación y si la otra parte grita, salta, etc, simplemente alejarse del ambiente y si es por ejemplo en trabajo, dejar que haga el show y que otros lo noten porque esto corre a tu favor para los jefes de personal.

6.- No insistas tontamente si alguien se pone extraño (a) en la comunicación verbal y no verbal: Ocurre en todas las esferas de relaciones humanas, laborales, familiares, afectivas, etc
Por ejemplo: Una dama me contaba indignada que no comprendía la forma de comunicarse de su pareja, con quien lleva entre idas y venidas casi un año. Me decía que no comprendía porque era tan raro al hablar, al escribir,  a veces inexpresivo, otras ansioso, pero siempre cambiante en los ánimos. Yo le contesté algo directo y al clavo: “Eso se llama ego y patanería, combinada con disfuerzo e inmadurez” porque tú lo permites.

Le sugerí que sea clara con él y le dijera que no lo comprendía, pero sin duda su pésima actitud y comunicación la cansaba, la desencantaba y en poco tiempo la harían verlo como alguien con quien no vale la pena tomar ni el té por inmaduro y sobre todo manipulador, por intentar robar la paz, no ser sincero y andar en comunicaciones raras porque le provoca hacerse el importante o porque se venga con ella de todo su doloroso pasado.  ¡Auch! ¿Qué más podría decir?

Y es que en la vida toca ser frontales, claros, no irse por las ramas ni caer en juegos psicológicos de gente que necesita ayuda emocional, pero sino la busca por su cuenta, nadie debe cargar con ese peso, y menos perder tiempo hermoso cuando se nota que la honestidad y bondad está lejísimos de esos corazones.

Hoy está muy de moda expresarse de modo atroz, en todos los rubros. La gente anda metida en sus ideas de competitividad, con el amo ego que los domina y les destruye la oportunidad de ser felices y crecer en todo sentido. Y la gente pensante y profunda, no debe quedarse pasiva, debe avanzar y lidiar de modo profundo con gente que busque una sana comunicación por bien de la mente, alma y espíritu.

Y por último zeferinos, las 10 reglas de oro Zéfiro para comunicarse sanamente son:

-       Educación, buenos modales.

-       Buen uso del lenguaje (sin poses, auténtico y con miras a ser profundo).

-       No expresarte con adjetivos calificativos cuando andas enojado (a) porque puedes decir cosas irreparables.

-       Ante gente conflictiva, ser claro, mantener el carácter firme y romper círculos de manipulación.
-       Si toca lidiar con gente extraña, ambigua y deshonesta, corta sin pesar la comunicación y si es inevitable, mantén la educación y diplomacia, pero recuerda que eres libre de elegir con quien charlar de modo profundo y con quién no, así te llamen indolente.

-       Jamás discutas por redes sociales, ni permitas mensajes acosadores de gente y si ocurre, sácalos de tu lista de contactos, bloquéalos del celular y todo lado donde tengan contacto contigo por tu paz y avanza feliz de tu decisión.

-       Aprende a escuchar con paz, a comprender los niveles culturales de las personas y valora mucho la honestidad en cada situación porque esta es el sello de la presencia divina en el interior.

-       Lee con esmero para aprender  a pensar, desarrollar un mejor vocabulario y comprender mejor a tus semejantes.

-       No imites formas absurdas de comunicación porque al hacerlo, te robotizas, pierde la esencia y dañas a quienes pueden apreciarte de verdad.

-       No tomes decisiones cuando tus emociones están desatadas y no logras ser reflexivo y mucho menos porque has tenido una mala conversación con alguien o deseas huir de un problema.

Toca mirarse, reflexionar y recordar que somos lo que demostramos y si nuestra comunicación es sana, sana es la mente y el alma.
Ahora les dejo esta canción que va dedicada  a la zeferina que me contó su historia. Ahí va, espero abras los ojos y recuerdes que el tiempo pasa y es un aliado cuando decides amarte y perderlo en aquello que no vale la pena te roba luz y fuerza y el cielo no desea ver a nadie sufrir absurdamente.


Que tengan una bellísima semana. Que sus proyectos caminen con bien y que ahora que se acerca este fin de año, logren concretar todo lo que necesitan para sentirse en paz y arrancar el próximo  año muy energéticos, luminosos y fuertes.


Manjarí (bendiciones)