TIPOS DE UÑA, TEXTURA DE LAS MANOS Y SU INFLUENCIA EN LA PERSONALIDAD (2DO POST DE QUIROMANCIA)





Queridos amigos, el tema de hoy es “Tipos de uña, textura, tamaño  y su influencia en la personalidad”, siendo este el segundo post de “Quiromancia”, arte, disciplina de vieja data. Y como les comenté en el primer post de este tipo, leer la mano implica no solo un estudio profundo, implica ética, valores y abrir la mente para poder hallar todos los elementos posibles para guiar a una persona hacia el equilibrio.

Cualquier persona que dice leer la mano y le brinda el servicio a cualquiera comete un gran error, porque si aquella persona no está capacitada emocionalmente para escuchar ciertas cosas puede afectarle. Sin embargo, desde Zéfiro, que busca que sus lectores sean mejores personas, se miren, pulan y alcancen paz y dicha, abordaremos que indica de ti la forma de las uñitas (sus implicancias en la salud son básicas para prevenir diversas enfermedades y actitudes)

Cabe resaltar que es mucho mejor ver fotos, pero por esta vía es complejo e intentaré ser lo más descriptiva posible. En mis cursos de rostro, numerología y de grafología suelo dar estos tips con fines de inspección, es decir, para que mis alumnos, discípulos y seguidores logren reordenar la forma de vivir.

Las uñas revelan rasgos específicos de la personalidad y por ejemplo los médicos las analizan cuando necesitan diagnosticar enfermedades endocrinas, problemas circulatorios, anemias y otro tipo de dolencias. Y cada quien posee un color, forma y tamaño distinto, pero cuando se habla de la “uña ideal” esta debería ser ligeramente más larga que ancha, más elástica y firme que quebradiza, suavemente curva y de un color rosado que incluso pareciera que posee brillo de uñas natural y a lo lejos se ve linda.

EL COLOR DE LAS UÑAS

a) Si las uñas de una persona se aprecian rosadas, son suaves y ligeramente brillantes tenemos frente a alguien con predisposición al equilibrio mental, saludable nutrición y buena salud en general.

b) Las uñas rojizas nos cuentan que la persona posee una circulación sanguínea más potente y con fuerte tendencia a los ataques de ira, rabia, exaltación e hipertensión; son los comúnmente llamados “fosforito” que se enfadan pronto y necesita expresarlo gritando, alterados (as).

c) Las uñas azules o azuladas aparecen además en manitos que por lo general son frías, y en algunos casos “heladas” y nos están indicando problemas circulatorios y si el color azulado es fuerte en las dos manos los problemas emocionales y circulatorios son más complejos. Por lo general son personas reservadas, introvertidas que en apariencia son frías y algo apáticas ante el exterior, pero ocultan ternura, calidez, además de tener tendencia a pensamientos obsesivos y apegos emocionales por crisis de ansiedad.

A quienes tienen este tipo de uñas les recomiendo llevar terapias de bioenergética, gemoterapia y disciplinas como las artes marciales y el tai chi que ayudarán a mejorar la circulación.
d) Las uñas pálidas nos cuentan que la persona posee poca vitalidad, mala nutrición y estados de apatía y dejadez. Son las uñas de los “procastinadores” y gente que siempre tiene sueño, de esos que se duermen en todas partes porque además beben poco líquido.

e) Las manchas blancas en las uñas son generalmente símbolos de ansiedad y estrés, aparecen con frecuencia en personas con alta depresión; también indican deficiencia de calcio y un fuerte deseo de cambio de vida. Y si estas manchitas aparecen pegaditas a la cutícula (zona donde se inicia la uña, rodeada de pielcita muy delicada) esto denota que existe potencial de llegar lejos y que la persona pasa por pruebas de fe, pero con el tiempo logrará salir airoso y cambiar sus condiciones por completo.

f) Las uñas quebradizas nos cuentan que la persona está con diversos problemas de salud que necesita investigar (calcio, debilidad en ovarios, problemas de vejiga y riñon). Por otro lado nos indica que existe ansiedad, incapacidad para tomar decisiones con tino, tendencia a la impulsividad y que se vive en un ambiente hostil o cargado de conflicto.

FORMAS DE LAS UÑAS
Las uñas de los dedos poseen diversas formas, pero les hago llegar las que mejor podrán reconocer

a) Uñas largas, estrechas y las de abanico: Se observa el largo dentro de la uña, no me refiero al largo que se las dejan crecer sino a la distancia y forma que tienen desde la cutícula (miren solo desde allí hasta donde se deja de ver la piel porque luego  sigue el largo de uña  que excede por decisión de cada quien).

Existen personas que poseen la uña larga desde la cutícula, otras  presentan forma de abanico (notarán claramente que parecen embudos) y otros que tienen las uñas estrechas alargadas; estos tres tipo de personas son proclives al nerviosismo y cuando se ven estrechas más que largas la baja tolerancia a la frustración será parte de algo que necesitan sanar en terapias y tratamientos emocionales. Son además altamente susceptibles y con tendencia a padecer enfermedades psicosomáticas.

b) Uñas cortas: Si desde la cutícula, hasta donde se cubre la piel con uña, esta es corta, tenemos las manos de una persona muy crítica e impaciente, duro consigo mismo, con necesidad de criticar a los demás y algo pesimistas. Por lo general padecen tendencia elevada a la depresión hereditaria y problemas cardíacos.

c) Las uñas de forma cristal de reloj: Para reconocerlas miren con atención un relojito de modelo redondo que en la parte superior se torna algo recta; lo mismo se aprecia en ciertas manitos, son curvas como el cristal de un reloj.  De perfil parecen encarnadas. Estas indican que la persona posee problemas con el sistema respiratorio y por ejemplo se ven con frecuencia en pacientes con tuberculosis, asmáticos crónicos y también en fumadores sin control y si la uña es además de color azul, el problema cardíaco es bastante serio y la cercanía a la cirrosis hepática algo casi inevitable.

Existe además una tendencia a las alergias ante el polvo, alfombras y aire acondicionado. Por ello no olviden zeferinos lo importante de no tener cachivaches ni cosas viejas en casa acumuladas porque atraen polvo y estimulan enfermedades.

d) Uñas de cuchara: Son de apariencia cóncava y cuando son medianas se aprecia con nitidez que en la terminación de la uña son algo levantadas, como si con ellas pudieses tomar algo, tal cual como la cuchara. Denotan serias deficiencias de nutrición, es común en personas que pasan de la dieta a comer harto sin control y también presentan problemas de tiroides y en ocasiones problemas de acné y otras dolencias con marcas en la piel.

Cuando las uñas se parten con facilidad nos encontramos con personas que padecen problemas de nutrición (les pasa mucho a quienes padecen desórdenes alimenticios) y en quienes padecen artritis.

TEMPERATURA  DE LAS MANOS

La temperatura  y textura que poseen las manos en situaciones de reposo dicen mucho de la personalidad. Y si bien existen personas que se las cuidan mucho con cremas y lociones, como decían las abuelas sabias “Toca una mano y no habrá pócima ni ungüento que logre ocultar como es su esencia”

a) Manos frías: Si con frecuencia las manos están frías esto señala no solo problemas circulatorios, sino un estado de alerta interior, miedos profundos a los cambios y tomar decisiones, además de situaciones postergadas por falta de fe en sí mismos. Las tienen las personas muy nerviosas, introvertidas y siempre las verán estirar las mangas de sus chompas o sacones para calentarlas.

b) Manos sudorosas: Denotan ansiedad, debilidad, problemas con la memoria, fuerte tendencia a la distracción, además de problemas por ansiedad anticipatoria y pensamientos negativos. Estas personas deben visitar al endocrinólogo y también lograr tratarse emocionalmente porque sus pensamientos vienen sin parar y tienden a ser desordenados en todo el sentido de la palabra.

c) Manos cálidas, sin ser calientes: Son agradables al tacto y comunican armonía interior, equilibrio, así como tendencia a la espiritualidad. Si bien en momentos de estrés pueden tornarse frías, pronto vuelven a la temperatura cálida porque existe buena salud, buena nutrición y un trabajo emocional profundo e importante.
d) Manos calientes: Tendencia a la hiperactividad, efusividad, ansiedad e ira, problemas para controlar los impulsos, así como la tolerancia.

TEXTURA DE LAS MANOS

a) Manos ásperas, toscas al tacto, parecen cartón seco: Es propia de personas incultas a nivel emocional, sin paciencia y con tendencia a la superficialidad y flojera, es gente que quiere obtenerlo todo pronto, caprichosos (as). Y curiosamente muchas damas así usen cremas, luego de media hora de untarse el producto, si tocan sus manos sentirán lo toscas y ásperas que son sus manos; habla el interior.

b) Manos resecas, escamosas: Son propias de personas que cargan mucho peso emocional sobre sus espaldas. La tienen por ejemplo muchas madres y padres sobre protectores, pero me refiero a esos que malcrían a sus hijos y viven agotados emocionalmente y reciben maltrato e ingratitud.

Nos dicen que la persona que las tiene además bebe poco líquido y lleva años anhelando que los líos en que se mete su familia cesen porque está harto (a) de resolverlos solo (a) porque así lo ha decidido.

c) Manos suaves, donde todo parece deslizarse sin peso, las llamadas manos de los “ángeles encarnados”: Son las manos de la lucidez y elevada espiritualidad que se combina con la sabiduría. Suelen ser además hermosas a la vista, y al tocarlas se siente paz. Este tipo de manos por ejemplo la tienen personas dedicadas al servicio religioso y gente de profunda nobleza, sensibilidad y arte, además de personas perceptivas.

También indican alta sensibilidad, buen oído, fuerte voluntad y rectitud.  Muchas veces quienes las tienen ni usan cremas y todos pueden creer que sí, pero en realidad su textura refleja su luminosidad interior.

¿Sorprendidos? Seguro que sí, y espero que ahora que conocen algo más del tema miren con más respeto a personas que aplican la quiromancia para servir porque nada tiene que ver con actividades oscuras, y quienes llaman “brujas” a los que conocen esta disciplina solo son ignorantes y jamás se tomarían la molestia de investigar y la paciencia de prepararse por años porque hay conocimientos a los que acceden almas llamadas a dar.  

Cada quien puede mejorar su nutrición, forma de pensar y sobre todo sanar su interior y con el tiempo este aprendizaje embellece las manos, estas cambian maravillosamente, tal como el rostro. En las manos se puede apreciar la bondad, tiranía, espiritualidad, así como las enfermedades más misteriosa e indescifrables incluso por eminencias de la medicina. Y es que su estudio data de la antigüedad, se habla mucho de quiromancia en las escrituras y generalmente todos creen que solo es habilidad de “gitanas”, pero en el mundo moderno, profesionales de prestigio se han preparado en la maravillosa disciplina y servicio de la lectura de manos para ayudar a que miles vivan mejor.

Vía blog resulta complicado explicarles muchos aspectos, pero hago mi mejor esfuerzo con un lenguaje sencillo y si bien existe abundante material bibliográfico sobre “Quiromancia”, hay enseñanzas que solo se comunicaron por oralidad, de generación en generación y la información estuvo a cargo de maestros (as) de alma pura, bondadosa, ética que hallaron una forma de brindar luz en medio de la oscuridad. Y si bien muchos pueden ver una mano, pocos pueden leerla, leer un alma, mirar más allá, descifrar lo más oculto y para lograrlo es necesario trabajar mucho el interior y acercarse al creador.  

Cuando leo alguna mano siempre me viene a la mente esta canción, escuchen la letra y recuerden que hay situaciones que solo dependen de ti, de tu fuerza interior y la divinidad te está hablando siempre para renacer. El sol, la luna, las estrellas y la lluvia anuncian aquello que tu mano cuenta mucho antes, y sin embargo, a veces solo necesitas aprender a escucharte por dentro y hallarás la luz y aquello que perdiste por cubrir el alma de vendas innecesarias. Espero les agrade y acompañe este hermoso clásico para conocedores.


Que tengan una bellísima semana, ángeles para el camino, luz para sus proyectos. Amen con fuerza, luchen con determinación y caminen con honestidad.


Manjari (bendiciones)