CUANDO MUERE LA CONFIANZA (POST 44 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos el tema de hoy es “Cuando muere la confianza” y va dedicado con mucho cariño a mis amigos productores de televisión que me pidieron este post con insistencia. (ya Cumplí Negrita, César y Nati)

La confianza es un valor que se cultiva en base a principios y valores marcados como la honestidad, la veracidad , el respeto y la ética.

Y cuando el hombre vive insatisfecho consigo mismo (a) no es capaz de asumir tales valores para si y ni siquiera es capaz de reconocer que los necesita.

Por ello, desde Zéfiro abordo el tema desde diversas aristas:

Acciones y Actitudes que Matan la Confianza

1.- A nivel laboral puede ocurrir desde actos cotidianos como la irresponsabilidad que los jefes o empleadores observan en sus trabajadores hasta actos de corrupción.

Cuando se dice que la primera impresión es lo que cuenta en el fondo se alude a que las personas catalogan a alguien por su trato y modales desde que la conocen y si por ejemplo al principio alguien se muestra educada (o), respetuosa (o) y metódico sin duda que frente a miles de postulantes a un empleo podrás ser tomado (a) .

Y si a ello se une la capacidad profesional y el espíritu de participación que se transmita sin duda que los empleadores dirán “confío en esta persona para mi empresa”.

Sin embargo , mucha gente parece haber actuado y una vez obtenido el puesto toma actitudes alejadas de los valores que todo trabajador debe asumir, y por ejemplo no cumple con las tareas que se le encomiendan o le echa la culpa a otros por lo que no terminó, otros exigen un sueldazo y quieren trabajar pocas horas.

Y asi van acumulando tarjetas amarillas, tal como en los partidos de fútbol y ante las evaluaciones de personal salta el cúmulo de las mismas y los jefes dicen no queremos más a este trabajador, hemos perdido la confianza en él. (ella)
Y resulta extraño que cuando esto pase los que son alejados de la empresa se quejen y maldigan su suerte, inventan excusas sobre sus faltas como por ejemplo tener enemigos terribles en la compañía, cuando en el fondo no existió jamás un compromiso con las labores.

Por tanto si eres un trabajador (a) recuerda que servir es un acto digno que se debe hacer con voluntad, honestidad y disciplina, así como respeto.

Se gana el pan con esfuerzo y no buscando puertas falsas para ganar y pisar a otros , la confianza de tu jefes morirá si tu lo permites, de ti depende ser profesional o ser del equipo de los que nadie quiere contratar.

2.- A nivel amistad y relaciones interpersonales la confianza muere de inmediato cuando se miente al amigo (a), cuando se intenta usarlo (a) para fines que convengan, cuando se abusa de su confianza y cuando se habla mal de él (ella) por envidia o por pura ira.
Un amigo (a) se debe respetar y las amistades que prevalecen por años son las que están basadas en bondad, respeto, veracidad, consideración y respeto.

Un amigo (a) tiene alma y puede perderse cuando este decide elegir con quien sentarse en la mesa, y un amigo (a) inteligente y digno (a) no se elige sentarse en la mesa con los rostros de la mentira ni con aquellos que hoy te sonríen y mañana te buscan dañar o humillar.

3.- A nivel sentimental la confianza muere cuando la mentira, la falta de respeto y el egoísmo minan el sentimiento hasta hacerlo extinguir.

No se puede amar sin admirar y no se pude admirar a alguien en quien no se confía, por tanto el amor es como una planta delicada que requiere de cimientos sólidos y sin en ellos los valores no fueron incluidos la confianza morirá y con ella el Adiós significará más que una palabra, el Adiós indicará que ser amado (a) es algo que se gana y no todos merecen,

Amar es una decisión y requiere una actitud, requiere de actos fuertes y precisos, no es para quienes dudan de lo que son y traen cartas bajo las mangas como en los juegos de azar.

Mucha gente que perdió la confianza de su pareja proclama deseos de recuperarla, dicen haber hecho de todo para lograrlo, pero está en la otra parte elegir renovarla o tomar distancia sin rencor. Ninguna de las dos actitudes es incorrecta, todo depende del nivel de madurez del que decida perdonar y remar un poco más por una relación.

En todo caso, recuerden que un buen amor no se halla todos los días y si lo tienen, si es ese que los hace felices no lo dañen por inseguridades, por iras tontas o por terceros. El amor maduro es una bendición para quienes lo practican y hace más linda a la gente porque irradia más bondad y más ganas de ver felices a los demás.

Lectores de este blog, recuerden que es muy fácil equivocarse, pero ser honesto, veraz y responsable son valores que se cultivan y deben ser como la piel pegada a los huesos, inamovibles así estalle el mundo a sus pies. Y si un día llega el maligno a tentarlas (os), aprendan con firmeza a soplarlo con decisión porque todo lo que mancha envejece, roba la luz y deja el alma en soledad.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde dice el refrán, pero yo le agregaría y nadie sabe lo que necesita mejorar hasta que no lo reconoce. Luchen pues por ser mejores, por trascender por los valores y por hacer de sus días algo útil y provechoso para ustedes mismos y los demás.

Perder la confianza de sus jefes, amigos o amor depende de ustedes y recuerden que la línea entre lo recto y lo incorrecto es muy estrecha, pero la gente firme no cae en el vacío ni se pierde.

Y aquí hago un alto para agradecer mucho a Dios por los maravillosos amigos (as) que Dios me regaló. Gracias porque existen y porque la vida me regala la dicha de que me consideren su amiga desde hace tantos años. Ustedes saben quienes son porque tienen toda mi confianza y yo confío en ustedes porque la luz de Dios anida en sus almas. Abrazote a todos ustedes y gracias por sus lindos detalles de todos los días.

Que tengan un día donde elijan metas nobles y que la luz toque sus almas para trascender y renovarse como lo necesitan.

Manjarí (Bendiciones)