MIS JEFES ME EXPLOTAN (POST 202 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Mis jefes me explotan” y va dedicado a Jorge, Felipe, Rodrigo, Ernesto y David, quienes esperan y necesitan este post.
Cuando una persona da inicio a su vida laboral suele hacerlo como practicante, luego según sus talentos y aciertos va ascendiendo, salvo que por recomendación ingrese del arranque a un puesto especial.

Sin embargo, es bastante conocido que a los practicantes los jefes les sacan el jugo, es decir, los recargan de mil cosas para librarse ellos de trabajo y son pocos los casos donde los practicante son tratados con bondad y se les enseña y valora para verlos crecer.

Por otro lado, existen trabajadores que ya perteneciendo a un puesto particular siguen siendo tratados como practicantes. Me explico, atentan contra sus derechos laborales y reciben maltrato psicológico que los invito a leer con detalles.

¿Qué tipo de explotación es la más frecuente a nivel laboral?

-       Tus jefes son desordenados y no respetan tu horario de salida, te presionan y manipulan para amanecerte.
-       Te encargan trabajos que no eran parte de tu contrato y puesto y si no te quejas y ven que puedes con todo, te dan más y más porque de ese modo pagan menos, evitan contratar a otra persona y ellos se enriquecen con tu trabajo.
-       No se preocupan por tu salud y si te ven enfermo te piden que trabajes al menos horas o que avances desde casa, pero no piensan que puedes tener un estrés que te está enfermando y puede darte gastritis, cefaleas, dolor de columna, etc.
-       Cuando hay reuniones se dan el lujo de criticar tu trabajo con dureza sin apreciar que haces chamba extra, que no son comprensivos y son incapaces de coordinar contigo lo que les parece o no les parece y lo principal, te faltan el respeto.
-       Te pagan con retraso y para eso siempre tienen cien buenas excusas que te harán llegar con los contadores o jefes de personal porque de pagos, ellos no hablan.
-       Si pides un aumento justo nunca es tiempo y solo cuando ven que tienes el pie casi fuera de la chamba te dicen ok, lo hemos meditado y te aumentaremos algo y ese algo es mínimo y a esperar ocho años más para un crecimiento.
-       Si te quejas de hostilidad laboral o de laborar con compañeros conflictivos, nunca lo resuelven, dejan que el problema crezca y te queda ver solo (a) arreglártelas.

Seguro que muchos que leen esto dirán : ah yo vivo eso, ¡que horrible! Y es la historia de millones que pasan malos momentos en el trabajo siempre.

Veamos desde Zéfiro qué hacer al respecto.

1.- Desarrolla actitud y personalidad: Me refiero a la buena autoestima, dice el dicho: Como te ven te tratan y así es, por tanto esa gente que acude a trabajar cabecita gacha, asustada, nerviosa en extremos y que habla tan bajito que apenas se escuchan ellos ¡DESPIERTEN Y VALORENSE! Y se me van urgente al psicólogo o hacen meditación o lo que sea para desarrollar otra actitud y hacerse respetar.
Miren sus gestos, no teman mirar de frente, saludar con seguridad y hablar sin agachar la cabeza porque si lo ve tu empleador, sabrá de inmediato que tonto (a) no eres y te sabes todos tus derechos laborales.

2.- Conversa y pregunta los detalles sobre tu puesto: Cuando te contraten anota todo lo que te han mandado hacer y pide si es preciso un documento con las indicaciones,  sellito y firma del jefecito. Recuerden que papelito manda y ese papelito es super valioso ante el Ministerio de Trabajo.

3.- Lees sobre tus derechos laborales: Sino tuviste la suerte de llevar un cursito de relaciones industriales, compra un libro con todos tus derechos laborales, los venden en librerías, universidades. Yo se me las leyes laborales de memoria porque mis padres me las enseñaron por años y en la universidad tuve la suerte de llevar ese cursito tan valioso que es relaciones industriales. ¿Para que sirve? . Obviamente para que sepas los límites de tus jefes y ante abusos sepas a qué atenerte en lo laboral y evites maltratos, despidos arbitrarios, etc, etc
Hay cosas esenciales que debes aprender si laboras. Es insólito que millones de personas no sepan ni leer su boleta de pagos, y no les interesa aprender y no saben si hay errores en su pagos porque confían del todo en su empleador. Como dice mi padre: Naranjas, naranjas, no confíes en nada que sea empresa porque de todo hay y la gente maltratada es muchas veces gente desinformada.

4.- Aprende a tener autoafirmación: Esto significa aprender a expresar tus reclamos y quejas justas con criterio, seguridad, por escrito o a nivel verbal. Miles de trabajadores super nerviosos, inseguros y explotados se quejan por detrás, lloriquean por los rincones y a la hora de la queja esperan que vaya un líder, su pata que si se atreve, pero él jamás se queja y sufre y se enferma en silencio. El que no llora no mama dice otro refrán y todo en la vida es dialogar, si lo olvidamos, no evolucionamos Zeferinos,
Y si en esa queja tu jefe te grita, insulta, o ataca tu dignidad, recuerda que tienes la ley que te ampara y el ministerio de trabajo manda peritos en el acto porque les fascina el lío, es su chamba. Y verás cómo se le ponen los ojos a ese jefe (a) maltratador en minutos y como deja de molestar porque no le queda otra.

5.- Si tienes compañeros que son tus jefes y ellos son los explotadores: Habla con ellos, no permitas que te den su chamba y si la cosa no funciona, habla con tus jefes superiores y demuestra con papeles, emails y todo lo que tengas a mano toda la chamba extra que te recarga tu jefe y es su trabajo y por viveza y maldad te la manda a ti.

6.- Busca la cordialidad y el respeto y si hablan de ti por detrás por tu personalidad, no cambies ni una pizca: Recuerda que esos que se quejan y hablan mal de ti por ser como eres, en el fondo sienten envidia, que no es otra cosa que una secreta admiración de los talentos que tú posees y a ellos les falta o no se atreven a desarrollar.

7.- Prepárate siempre a cambiar, a crecer: Prepárate mucho en lo que puedas y suelo recomendar tener dominio de varias disciplinas y oficios para cuando no soportes más, cambies de rubro cuando te de la gana y tu alma te lo pida por paz. En eso debes ser como el gitano, listo siempre para salir de donde estés y quedarte en otro lado donde te sientas dichoso y sientas pasión por tu oficio. Y si eres talentoso, empeñoso (a), responsable siempre te llamarán de todos lados y recomendarán, pero es preciso que seas sociable, pilas y siempre muy creativo. La gente que anda de malas siempre y lamiendo la herida con quejas no avanza, no crece.

Y a esos jefes crueles, injustos, avaros que leyeron este post recuerden este dicho muy antiguo y especial que dice: Por donde pecas, pagas y tal vez no quisieras que algún día tus hijos sean maltratados como tú lo haces con gente noble y trabajadora y todo el dinero que ganas de manera injusta puedes perderlo de la noche a la mañana para aprender a ser mejor persona. Así que decide cambios de vida, limpia el corazón y recuerda que hay un ser supremo que todo lo ve y nada de lo que hagas queda sin una consecuencia. 

Ya lo saben Zeferinos, trabajar es algo digno, no permitas que se vuelva una esclavitud y mucho menos algo que te enferme y deprima porque así no solo eres infeliz sino que te nublas y podrás cometer errores constantemente.

No olviden prender sus velitas a San Juditas que es lo máximo para el trabajo, recen una novena para él y verán como es el super aliado del trabajo. Carguen su estampita en la billetera, oren y pidan a los ángeles toda la luz para que los talentos broten sin parar por siempre y las cosas más maravillosas y ayuda extra que urge siempre llegará para ti.

Ahora les dejo esta melodía para que les alegre la mañana y los ponga pilas.


Que tengan un bello día y los ángeles los llene de luz para renacer

Manjarí (bendiciones)


2 comentarios:

Mario dijo...

sin palabras rosita.. muy buen post
gracias por todo lo que compartes
saludos desde Chiclayo

VampireϟSugar dijo...

Excelente post. Esos jefes explotadores nunca faltan. Lindo eso de que: por eso tienes que ser como gitano y aprender mucho mas cosas ;)