DEPENDENCIA AFECTIVA CRÓNICA (POST 344 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)



Queridos amigos, el tema de hoy es “Dependencia afectiva crónica” y va dedicado a Jaime, Moisés, Jessica, Silvana y William, quienes esperan este post.
La dependencia afectiva es una enfermedad que ha sido considerada por muchos especialistas exactamente como una adicción a una persona, por tanto incluye estados emocionales y químicos que requiere tratamiento combinado.

Desde Zéfiro abordaremos hoy la dependencia afectiva crónica y daremos algunas pautas para reconocerla.
Dentro de mis asesorías y terapias de coach ontológico (emocional) tengo a varias personas que padecen este problema y si bien muchos han salido de ella y cambiado sus estilos de vida y forma de pensar para bien, a otros les cuesta mucho más por los elevados índices de dependencia afectiva que padecen.

Síntomas de la dependencia afectiva crónica

a)    Perdida de la dignidad consciente: Varones y mujeres que la padecen son humillados, utilizados y manipulados por sus parejas, son conscientes de ello, pero pese a sufrir demasiado, no poseen fuerzas ni capacidad para romper con la insania.
Por ejemplo: Cuando un muchacho le paga todos los gastos y caprichos a la enamorada, ella se lo exige, se enoja si él no tiene tiempo o puede complacerla en algo. Vive tenso y afligido de que ella corte la relación y la parte maltratadora tiene la habilidad de hacerle creer que es culpable de los conflictos, aunque no sea así.
Otros varones o damas permanecen ocultos, las personas que son en apariencia sus parejas no salen con ellos (ellas) por ejemplo los sábados, no son reconocidos como enamorados y pese a saber que no merecen un trato así, vivir ansiosos y deprimidos, no rompen aquella situación.

Un dependiente crónico es susceptible en extremo a la crítica, la parte maltratadora de la relación logra sumirlo en estados terribles de ansiedad con peleas telefónicas, mensajes, situaciones de tensión.

b)    Terror de aceptar la realidad: Un dependiente crónico teme pensar distinto, asumir la verdad con humildad, no soporta la idea de un nuevo fracaso amoroso, no admira ni ama a la persona con la que sale, es consciente de ello, lo expresa y lo dice harto y agotado (a), pero prefiere creer que aquella persona cambiará y algún día lo valorará y le dará el amor sano que espera.

c)    Elevada necesidad de satisfacer el ego: Pensar en la idea de que la pareja lo abandonará por otro (a) es algo que no podrían soportar ni aceptar porque el perder, la intolerancia a la frustración es alta.
Por ello vemos a por ejemplo muchas mujeres engañadas que saben que sus parejas o esposos incluso tienen hijos con la amante, jamás dejarían la relación porque compiten con la amante, jamás le darían pase para que destruyan sus hogares. Y a cambio prefieren vivir sin paz, con insomnio, con elevados índice de celotipia (celos enfermizos) y fuerte depresión.

d)    Miedo de madurar: Un dependiente crónico se cierra en su forma de pensar porque sus niveles de obsesión, ansiedad y apego a la persona insana lo han trastornado. Sin tratamiento son incapaces de pensar que pueden tener un futuro mejor, renacer y con el tiempo hallar una persona mejor y experimentar un amor real y sano, una persona a la que elegirán por que la admiran emocionalmente.

e)    Perder los papeles en estados de crisis: La pareja de un dependiente crónico suele ser ególatra, manipuladora,  egoísta, deshonesta, terca, mitómana y sobre todo sin valores. Por lo general la parte maltratadora se venga de lo vivido en una relación anterior, ha sido sobreprotegido (a) por los padres y por ello es caprichoso (a), no soporta que le hagan ver sus errores, jamás pedirá perdón y siempre intentará hacerle ver a su pareja que él o ella es culpable de todo.

Por ejemplo:
Un novio dependiente crónico le dice a su enamorada (rol maltratador) que no puede llevarla a las playas del sur porque la semana pasada tuvo un choque que ella presenció, que su auto no está en buen estado y prefiere llevarla en taxi, la novia arma el berrinche de la vida y le dice que es un desconsiderado por no haber arreglado el auto teniendo una semana para hacerlo. Cuando llegan al lugar en el auto que él consigue prestado de su hermana, la novia bebe en extremo y cuando él busca sacarla de la reunión ella lo insulta, le grita que siempre le friega las noches, le pide que la lleve a su casa, se baja del auto enojada sin despedirse ni decir gracias y mucho menos reconoce su error al día siguiente. Se inicia la discusión y la parte maltratadora insulta y agrede verbalmente a su víctima hasta llevarlo a reaccionar del mismo modo, para al día siguiente acusarlo (a) de terribles errores que solo habría cometido la real víctima.

Muchos de ustedes dirán que quien aguanta esto simplemente es tonto (a), no se ama, etc, pero en realidad es el cuadro de una persona dependiente crónica, atado a una relación que lo hace infeliz y le roba la paz por miedo a la soledad, por no saber estar solo (a) consigo mismo, no ama ni admira a su maltratador (maltratadora), pero su mente adicta a la situación no soporta los estados de distancia de aquella persona.

Quienes desean ahondar en el tema de manera clínica pueden comprar el libro “Por qué nos enamoramos de quien no debemos” del psiquiatra Ivan Mayor, que sin duda es de mucha utilidad para las personas que padecen tal enfermedad. No lo consiguen en Lima, pero pueden pedirlo por Internet y encargarlo a España o  Argentina y en una semana que tarda el envío  podrán leerlo.
Me ha tocado comprobar que cuando un dependiente afectivo crónico decide pedir ayuda profesional, no solo se debe actuar de inmediato sino que la familia debe colaborar mucho. Luego de buscar la atención además del campo psiquiátrico, emocional y espiritual, quien decide cortar esta relación enfermiza para avanzar pasará por un estado de “abstinencia”, idéntico al de consumo de drogas, el mismo que es super peligroso por las recaídas posibles sobre todo el primer mes de iniciado el tratamiento.

Les puedo compartir que por ejemplo hace un tiempo  tuve a una mujer que había sido víctima de violencia física por parte de su pareja, la atendí y un grupo de profesionales que colabora conmigo la atendió en el campo químico, pero por razones laborales tuve que viajar y pensé de inmediato que la chica recaería con facilidad. En efecto, al volver, sus padres me llamaron desconsolados y volví a verla cuando no pudo más y aquella pareja volvió a agredirla y con mucho esfuerzo de su parte y apoyo de tres disciplinas distintas hoy aquella chica se la liberado de aquella relación insana, pero ella tuvo posibilidades de irse del país por dos meses con su familia, continuó terapias sugeridas y al volver trabajamos en sus formas de pensar, autoestima, aceptación, manejo de emociones y rol de la autoafirmación para ser madura.

Muchas personas por ignorancia se burlan de personas dependientes, las llaman desquiciadas, pero en realidad los porcentajes de casos son altísimos en el país. He podido contabilizar que de diez chicas, por lo menos 7 son dependientes afectivas y 4 de ellas crónicas y he cruzado información con otros especialistas.

Es allí que además como docente considero que en colegios y universidades se hace necesario de manera profunda los cursos y asesorías de tipo emocional porque detrás de cada dependiente hay historias, lesiones emocionales en la infancia que los han marcado y de ells se desprenden las reacciones y actitudes actuales.

Pasos para cortar con la relación dependiente

a)    Decidir cortar la relación por completo, asumiendo con humildad la enfermedad, el fracaso en la elección de la pareja por ignorancia emocional.
b)    Cambiar de número de celular y si es posible el fijo.
c)    Eliminar todo contacto virtual con la ex pareja. Sacarlo de redes sociales.
d)    Elaborar un listado de todos los motivos reales por los cuales la relación es insana y llevarlo en la billetera, bolso, etc y cuando surjan pensamientos anhelantes sacar esta lista (sugiero colocarla en una mica) y leerla detenida y reflexivamente. En esta misma mica colocar los beneficios de no estar más sumido en una relación enferma.
e)    Comer sano y practicar deporte (el que más te agrade)
f)     Ser constante en las terapias respectivas.
g)    No abandonar la medicación que ordene el psiquiatra sin su prescripción.
h)   Cambiar de rutas y ambientes donde pasaste tiempo con la pareja maltratadora para lograr que la mente se limpie, restablezca y desarrolle nuevo estilo de vida.
i)     No ver por un tiempo películas románticas  de corte dependiente
j)      No escuchar música relacionada con la ex pareja.
k)    Orar de manera profunda y constante para fortalecer el espíritu.

Si al leer esto te sientes identificado (a) notas que eres un dependiente crónico afectivo, ya sabes que estás muy enfermo (a) y necesitas ayuda profesional y si lo postergas con los años solo tendrás el mismo tipo de relaciones insanas y cuando reacciones habrás perdido años, tiempo y sobre todo habrás visto morir muchos proyectos porque no podrás concentrarte mas que en el motivo de tu adicción sentimental.

Recuerden queridos lectores que el amor sano implica respeto, admiración mutua, pertinencia, valores, buena comunicación. Un buen amor no te humilla ni busca manipularte y solo depende de ti hacerte respetar porque en la vida te toparás con personas incorrectas, poco profundas e impulsivas que van por la vida dañando, pero puede elegir decirles “No” con firmeza y rodearte de personas distintas, porque si temes a la soledad, olvidas que naces solo y mueres solo; la pareja es un lindo complemento si existe afinidad en valores y sobre todo a nivel emocional.

A miles de personas les toma años y pérdidas aprender a ser mejor, a renacer, la madurez no llega para todos al mismo tiempo, pero nadie te obliga a lidiar con una pareja que no amas y mucho menos que impide tu desarrollo interior y felicidad.
Ahora les dejo esta canción de una cantante que ha contado en varias entrevistas acerca de la dependencia afectiva crónica por la que pasado por mucho tiempo y creo que muchos de mis lectores podrán hacer sana catarsis al escuchar y meditar la letra. Espero les agrade y acompañe.

Que tengan una linda semana, ángeles para el camino y sus proyectos. No olviden valorarse y amarse como lo enseña el creador.
Manjari (bendiciones)