¿QUÉ HAY DETRÁS DE LAS PAREJAS QUE SOLO SABEN CRITICAR? (POST 341 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)




Queridos amigos, el tema de hoy es “¿Qué hay detrás de las parejas que solo saben criticar? y va dedicado a Juliana, Mauricio, Hilda y Max, quienes esperan este post.

Cada persona posee una personalidad particular que según lo vivido puede ir cambiando. Y según el nivel cultural, de manejo de emociones e influencia de entorno suele proceder y demostrar actitudes específicas, unido a esto a sus niveles de salud mental y manejo o no de lesiones emocionales. 


En estos tiempos se han agudizado los conflictos de pareja por incompatibilidades, distancias abismales en valores y desequilibrios en grados de madurez. Sin embargo, una de las situaciones que terminan espantando y enfermando a uno de los miembros de la pareja es ser blanco de críticas y correcciones constantes por parte de la persona que afirma amarlo (a).

Por ello, desde Zéfiro veamos porqué ocurre, los grados y en qué puntos deja de ser normal. 
Atentos gente: 


1.- Traumas por relaciones anteriores y venganzas trasladadas: Una causa muy frecuente de que uno de los miembros de la pareja no pueda controlar criticar y corregir al otro es porque en el pasado fue criticado (a) de la misma manera por la figura paterna o materna, quienes le enseñaron a descalificar, a estar insatisfecho siempre con cada cosa que se hace.

Lamentablemente padres ignorantes emocionalmente son la causa de males terribles en sus hijos, y para ir desapareciendo estas actitudes sería maravilloso que el Estado y profesionales osados preparen programas especiales de psico educación para tutores; la sociedad estaría más sana y recobraría valores esenciales.

Otra razón puede ser que la pareja anterior le hizo un daño terrible y hay situaciones que no desea volver a vivir, o le tomó tirria a ciertas conductas y actitudes que lo (a) enervan y cuando las ve en la nueva pareja, se desata ira, rabia y se expresan críticas mordaces en tonos altamente crueles, hasta el extremo de humillar. 


Cabe resaltar que cuando esta conducta es constante, los tonos altos, o los estados de enojo y resentimiento extraños, prolongados y plagados de caprichos, la persona conflictiva está demostrando su alta insania emocional porque no se puede controlar, no para. En estos casos queda que visite a los especialistas respectivos porque serían síntomas de la denominada ansiedad generalizada y en los caso donde las subidas y bajada de ánimo son frecuentes, unido a cambios de personalidad asombrosos, de posibles estados de bipolaridad.


He podido apreciar en terapias de coach de parejas cómo la dama o el varón no pueden dejar de criticar con ira, odio, furia y cuando los haces mirarse caer en estados de llanto y culpa terribles porque sencillamente no lo habían hecho y no sabían pensar. 


2.- Venganza eterna por infidelidad: Resulta muy curioso escuchar que alguien que fue traicionado por su pareja diga que lo (a) perdonó de corazón, cuando cada que puede se lo saca en cara, o en nuevas peleas arma los gritos a rabiar y no hace más que maldecir aquellos tiempos de deslealtad.

Por ello es más frecuente por ejemplo ver mujeres que permanecen casadas por comodidad económica, ego (se moriría antes de aceptar que el esposo las deja por otra), por apariencias (el qué dirán), etc. Este tipo de personas en el fondo no perdonan y el resto de años que su pareja pase a su lado le harán pagar día a día su traición. ¿cómo?: Criticando todo el tiempo a la pareja, demostrándole que nada de lo que hace le agrada, diciéndole que todo lo hace mal y algo mucho peor, colocándole trampas para que sin que la pareja lo note esta vuelva a cometer errores que luego serán castigados terriblemente con más maltrato emocional.

¿horrorizados? ¿identificados? Seguro que muchos de ustedes si y sobre estas trampas que coloca una pareja enferma emocionalmente y solo critica es: 


Por ejemplo:

La dama fue engañada por su pareja en el pasado, decidió perdonar la infidelidad, pero en realidad jamás lo hizo y hoy hace cosas como esta:

Le  pide a su novio salir a un almuerzo a una hora fija, el novio accede y el día del evento ella se alista antes de tiempo, lo llama ansiosa y le dice que en cinco minutos pasa por él. Él  había llegado de madrugada de un vuelo de trabajo, ella lo sabía, él había dormido poquísimo y cuando lo llama le contesta que en 15 minutos estaría listo, que estaba entrando a la ducha. Ella grita, se altera, es totalmente intolerante y le dice por teléfono celular: “Me voy sola, estoy harta de que no pienses en lo que necesito, vuelves a fallar, me tienes harta”, iré a dejarte el perro, me voy sola”. Él novio intenta explicarle sobre los horarios y le dice que aún es temprano, pero ella no escucha razones y sigue quejándose.


Cuando la chica llega al departamento de su novio había tardado media hora más de lo que previsto, encuentra  listo y arreglado a su pareja, lo mira con cólera y le dice ella “Ah si ya estás listo, dejemos el perro en casa de tu mamá y vamos a la reunión”. Él le dice que no, que no soportará más sus actitudes agresivas e inmaduras, pero ella jamás reconoce el error, insiste en seguir acusándolo para hacerlos sentir culpable.

Si analizan el caso, la chica enferma emocionalmente y mentalmente, planifica ponerle vallas altas al novio para luego acusarlo, necesita castigar. ¿la razón? Le hace pagar la antigua infidelidad y además de ello necesita castigar la figura masculina que en una relación anterior a ella la maltrató emocionalmente y físicamente; pasó de ser dependiente afectiva a ansiosa generalizada, depresiva e histérica por frustración y ausencia de aprendizaje de sus pasajes de vida.   


 Cabe resaltar que este tipo de actitudes también la presentan los varones, muchos de ellos gritan, critican e insultan a sus parejas femeninas porque la madre lo hizo con ellos o porque alguna mujer de su pasado les arruinó el autoestima, los llenó de inseguridades, de dolor y enfermó entonces su espíritu y la mente. 


En otro ejemplo, un varón dañado emocionalmente porque en el pasado fue traicionado por su pareja, que además lo dejó, ha trasladado toda su ira y frustración  sobre su actual pareja exigiéndole que sea totalmente leal, perfecta, sin ningún indicio de deslealtad posible. Y un día se pone a revisar todo el muro de su Facebook, y de pronto encuentra que ella tiene tres amigos en común con su ex pareja, él estalla en ira, la cita y la insulta, le grita que es una cualquiera, que le falta el respeto, que no sabe pensar, que es bruta, que él jamás le haría eso. La novia le explica que no hace nada malo, que son amistades comunes, pero que ella los conoció antes en la universidad, pero él no para de criticar, de cerrarse y humillarla. Luego decide cortar la relación, ella dependiente, se arrastra y le llora sin culpa real alguna, solo miedo a sentirse abandonada, pierde todo sentido de la dignidad y el juicio.

Sin embargo este muchacho, envenenado por sus lesiones usa lo ocurrido de pretexto psicológico para serle infiel, pensando que esto es lo que ella merece, aunque no lo sepa, pero así se adelanta a si ella lo intenta engañar, él ya lo hizo antes. ¿terrible estilo de vida verdad?

Como este caso, existen millones, pero hace falta reflexión, observación, cultura, inteligencia y sobre todo convicciones y valores claros para darse cuenta del tipo de persona que posees por pareja.  


3.- Búsqueda de perfeccionismo en la pareja: Algunas personas no logran tener la pareja que realmente anhelarían, y terminan aceptando personas como pareja que no admiran emocionalmente, o como dice la expresión criolla “es lo que hay a mano para no estar solo (a)”. Se involucran en relaciones al principio basadas solo en el gusto, eufóricas, pasionales y sin que en el fondo se conozcan mucho ninguno de los dos. Y con el tiempo, uno de los miembros de la pareja o los dos descubren que la otra parte no es como realmente lo haría feliz, que sus actitudes, modales, formas y criterio no es compatible, que incluso no soporta muchas cosas de él o ella.


Entonces surge esta crítica feroz hacia la pareja, donde le dice en malos tonos que está harto o harta de hasta como se peina. La pareja nunca hace nada bien, él o ella jamás está conforme con su proceder. Y sin embargo quien critica es incapaz de culminar la relación, pese a sentirse tan infeliz y solo dañar al otro.

La pregunta es ¿por qué decides permanecer con una pareja que no soportas, no admiras emocionalmente, no puedes charlar de modo profundo y cada actitud suya solo te llena de fastidio?.

Algunas mujeres dicen que porque esperan que ellos cambien, y siempre diré que cada quien debe reconocer errores en una relación, pero si a la pareja no le nace o no siente que debe modificar actitudes porque se siente bien consigo mismo (a) y la otra parte no lo acepta, entonces es absurdo vivir dañando con críticas, pasando mal rato, porque insanamente se condenan ambos a ser presos de su necedad y cobardía para no asumir que no existe amor, que son infelices.


Y es que en la  vida queridos lectores, hay que tener agallas y ser decididos para vivir como corresponde sanamente, a nivel emocional, espiritual. Lamentablemente, por propia decisión miles de parejas viven atadas a sus miedos, rencores, prejuicios, intereses, opiniones ajenas, etc y pasan sus mejores años condenados por propia decisión al dolor absurdo.

En estos tiempos cada vez resulta más frecuente observar chicas engreídas, disforzadas y varones patanes, altaneros, ambos tipos solo saben hacer pasar malos ratos, criticar, mortificar, siempre haciendo caras, muecas, siempre insatisfechos. Consejo: “Nadie te obliga a estar con una persona que te roba la paz y con quien no te puedes comunicar y cada día te roba brillo a la mirada y alegría a tus días y si no lo aceptas, no te quejes y asume las consecuencias” 


Con los años el hombre que busca ser maduro (a) emocionalmente descubre con esfuerzo y dedicación aquello que le otorga paz y todo lo que realmente busca en una pareja. No existe lo perfecto, pero si es necesario que cada quien tenga la madurez para poder elegir a una persona que admire emocionalmente, con la que se sienta en confianza, segura y sobre todo de valores esenciales, porque solo desde ellos podrá respetarte y actuar de manera bondadosa y justa contigo.


Y las personas que solo saben criticar y realmente pasan por una enfermedad del espíritu y la mente, deben asumirlo con humildad, buscar ayuda profesional para sanar sus heridas y renacer, porque las personas inteligentes se ocupan de lo importante y es vital poder desarrollar una personalidad lo más equilibrada posible.

Recuerden que el amor profundo es un sentimiento profundo que implica madurez, inteligencia y voluntad, todo lo contrario no es amor, ni siquiera un remedo de él, pero hay quienes solo saben dañar, dañarse y ser caóticos porque así lo deciden. Y con los años, perder, perderse y asumir que se absolutamente infeliz no sirve de nada, acaso para volverse un ermitaño consejero o para sumirse en la depresión sin remedio. 


Ya lo saben Zeferinos, no es para nada normal tener una pareja que solo viva criticándote, analiza con este post las posibles razones y si eres de lo que critica y no puedes controlarte, tu mente se fastidia todo el tiempo y no logras parar, busca ayuda profesional, porque cada día destruyes tu relación y si para variar eres padre o madre, tu necesidad de criticar con dureza daña y dañará a tus hijos hasta enfermarlos, hasta destruirles el autoestima y convertirlos en personas inseguras, ansiosas, depresivas y con futuros lamentables.


Ahora les dejo esta canción que va acorde con esta post, espero les agrade y acompañe. 





Que tengan una bellísima semana, ángeles para el camino, sus proyectos y no olviden orar, darse y compartir con quienes aman.


Manjari (bendiciones)