GENTE QUE SALE DE TU VIDA (POST 350 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)




Queridos amigos, el tema de hoy es “Gente que sale de tu vida” y va dedicado con mucho cariño para Jaime, Carmen, Mirna, y Jeferson, quienes esperan este post.
A lo largo del transcurrir de la existencia cada quien se relaciona con personas diversas (familia, escuela, vecindario, club, labores, comunidad, etc) y según existan afinidades emocionales, culturales y circunstancias, cada quien entabla relaciones humanas específicas como por ejemplo la amistad profunda.

Cuando algunas personas culminan la escuela no siempre han cultivado amigos entrañables, los dejan de ver, salen de sus vidas y en ello, en miles de casos, no existe nostalgia ni pesar, sencillamente porque existe gente que no le hizo mucha gracia la vida académica escolar y no veía cuando culminarla, porque tenían otras motivaciones, sueños y metas.

Cada quien es libre de tomar decisiones y entre millones de vagones, existen personas que verás por siempre, que serán parte de los pasajes de tu existir, mientras que otras (por diversas razones), irán en vagones distintos. Sin embargo, existen personas que no pueden manejar tal situación, no lo aceptan, ni comprenden. Por ello, desde ´Zéfiro te invito a reflexionar. 

  ¿Por qué razones las personas salen de tu vida?
1.- Por estilos de vida distintos y proyectos de existencia específicos: Le ha ocurrido por ejemplo a las amigas (os) más entrañables desde la infancia y por estudios y carreras especificas se tuvieron que dejar de ver. Algunas de estas personas siempre mantuvieron contacto y ni el tiempo ni distancias quebraron la profundidad de la amistad. En otros casos, cada quien se concentró en planes de vida particulares y se rompió el contacto; sin que por ello existiera nostalgia o pesar, lo cual depende del nivel de profundidad de la relación humana.

2.- Por necesidad de eliminar conflictos y recobrar la tranquilidad: Un ejemplo frecuente suele ocurrir cuando alguien siente que su jefe en el trabajo es tirano, se mortifica con su presencia porque este solo sabe criticar, dañar y desencadenar estrés y ansiedad.
Hemos escuchado con frecuencia cuando miles de personas cuentan con lamento y queja constante que reciben pésimos tratos de sus jefes, pero pocos buscan resolver el problema, soportan, se enferman y solo si los cambian de áreas o les llega un nuevo empleo cortan el contacto con perfiles maltratadores de personalidad.
Mientras que otras personas se respetan, luchan por su dignidad y son determinantes a la hora de hacer valer sus derechos laborales, expresan sus quejas a quien corresponda y rompen la socialización con personas que consideran tóxicas para sus existencias.

3.- Por envidia y antipatía gratuita: Si bien nadie es moneda de oro para caer bien a todo el mundo, a veces toca toparse con personas que desde que te conocen te miran mal, demuestran envidia, celos y mala voluntad hacia ti; toca entonces evitar tenerlos cerca porque suelen sabotear proyectos, proceder de modo indebido y hacer daño profundo a quienes no lo merecen; la envidia no discrimina, el solo hecho de ser carismático desata odio en espíritus insanos.

4.- Por decidir proteger tu dignidad y necesidad de crecer a todo nivel: En toda relación humana, cada quien es libre de decidir mantener educación, diplomacia, amistad o relación humana profunda.

5.- Porque valoras la luz de tu interior, la resguardas y con ello, el precioso tiempo para ser, servir, trascender y amar:   Si cultivas mirarte con humildad, vencer el ego que solo es el máximo adversario saboteador de la luz con la que fuiste creado, hallarás los propósitos de vida que te hacen dichoso,  descubrirás tus dones y talentos y harás del tiempo un aliado. Por tanto, reconocer que eres el único director de tus días, de tus decisiones y que no puedes ir malgastando el tiempo relacionándote con personas complicadas, cubiertas de máscaras y poses por sus temores, te hará ser determinante y firme para decidir cerrar la puerta, salir por otra y compadecer con gratitud por la enseñanza de vida.

Las relaciones humanas nocivas quiebran tu posibilidad de ser feliz, dejando de lado que puedes elegir darle oportunidad de compartir lo mejor de sí a personas de tu misma sintonía emocional, espiritual. Recuerda que todos somos distintos, pero que hermoso es compartir proyectos, ideales, tiempo y propósitos con gente de mente abierta, sencilla, clara, bondadosa y respetuosa de tu esencia porque en su interior habita el creador. Y no es utopía ni perfeccionismo, solo un trabajo de conocimiento sobre el interior que menester de cada quien lograr.

Miles de personas se mantienen enfrascadas en relaciones humanas infelices a todo nivel (laboral, sentimental, amistoso, familiar) por miedo, culpa, apariencias, frustración, emociones que crea al que los místicos llamamos “el adversario” interno, que no es otra cosa que un ángel de conciencia opuesta a la luz para que el hombre aprenda a luchar por lo que merece, porque nada llega fácil y los hombres de éxito son guerreros espirituales, siempre avanzando para ser y servir.

5.- Por evitar herir: A veces es necesario apartarse de personas a las que les hace daño tu presencia, daño porque de repente les genera ira, porque han desarrollado aversión o porque mantienen un sentimiento afectivo que no es correspondido. Sin embargo, quienes son egoístas e incapaces de pensar le piden a la persona que le afecta que se mantenga cerca, dañándolo (a) conscientemente.

Un muchacho de casi treinta años me preguntaba afligido  ¿Por qué la mujer  que amaba y decía no corresponderle ni darle esperanzas se enojaba cuando él se apartaba para intentar rehacer su vida y lo acosaba con llamadas?
Le contesté que generalmente detrás de ese tipo de actitudes existe ego, psicopatía pura y egoísmo profundo, así como carencia total de madurez y espiritualidad. Hoy casos como este ocurren mucho: Damas o varones que buscan poder sobre víctimas de baja autoestima necesitan sentir que son lo más importante, que son amados, necesitados con dependencia.
Así hallamos damas y varones que se resisten o enojan mucho cuando la otra parte decide 
sacarlo (a) de su vida, no lo acepta, no lo comprende y no le importa respetar las decisiones de quien dice apreciar.

LO QUE DEBES RECORDAR:

1.- Tienes derecho de elegir a que personas brindarles tu confianza, afecto y en ello suele intervenir la admiración, afinidad emocional y hasta espiritual en cualquier rol humano (familia, amigos, pareja, compañeros laborales, comunidad).
Y si sientes que escuchar, observar y tener cerca personas de un proceder insano o nocivo emocionalmente  te quitan paz, impiden tu crecimiento, dicha y armonía, alejarte de ellas (ellos) es tu derecho, sin tener porque detenerte ante comentarios de ajenos o temor a que te juzguen.

2.- Puedes perdonar y compadecer, pero nadie puede obligarte a dar ni ser lo que no te nace, lo que no brota de ti porque existen energías que sencillamente no se soportan, el interior termina hablándote y sabes ante quien te sientes bien y puedes ser tú mismo y ante quien o quienes, solo te nace callar y ser educado con mucho esfuerzo.
Por ejemplo: Una estudiante me contaba que desde chica no soportaba ver ni dos minutos a la hermana de su madre, no sabía la razón segura, pero algo en su interior le decía que “la vibra de su tía era insoportable”, que odiaba a sus padres y hablaba mal de ellos por envidia. Siempre la juzgaron por su actitud, hasta que al llegar a los 22 años, en un cumpleaños familiar, una amiga de su tía le contó en confidencia todos los comentarios envidiosos y nocivos que hacia su tía materna de su familia. Comprobó entonces que no estaba equivocada y que mantenerse lejos de aquella tía era un acierto.

3.- Existen personas que te roban energía y generan estrés, mal humor y apatía: En diversas culturas se habla del llamado “Mal de ojo”, que no es otra cosa que una energía cargada de mala intención y baja vibración que ataca los chakras (centros energéticos). Poca gente sabe que el tema es más serio de lo que piensan y quienes hemos estudiado todo sobre vibraciones como los reikistas sabemos bien que el llamado “Mal de ojo” existe y si gustan leer del tema de modo profesional pueden leer para empezar a comprender el asunto : “El libro del cordel rojo” del judío Yehuda Berg donde el investigador explica de modo sencillo, didáctico y profundo como las energías mal intencionadas pueden afectar los chakras y brinda consejos prácticos sobre cómo proceder.

Los griegos, egipcios, gitanos, judíos y personas del medio oriente han creado formas de protección y sanación contra tales vibraciones. Y para quienes somos investigadores, el asunto no solo es serio sino vital para vivir de manera saludable. Por ello las abuelas sabias decían cosas como: “Lejos, lejos de tal y x persona porque te quita energía, te roba luz y porque solo son pruebas de fe”.

Y a veces cuando te topas con personas perversas, negativas o sencillamente oscuras como las mencionadas, te comienzas a sentir mal físicamente (pesadez en la cabeza, mareos, apatía total, insomnio, depresión, ansiedad, etc) y es entonces necesario alejarse por completo de tales personas por siempre, además de que luego sugiero pasar pronto a orar a Dios y tus ángeles si eres creyente; buscar alguna terapia energética para desbloquear chakras (reiki, gemoterapia, cromoterapia, magnetoterapia) y baños de aromaterapia energética, en especial con esencias cítricas para equilibrar la energía interior.

Es interesantísimo observar como los niños son tan perceptivos cuando se tratan de energías bajas o elevadas, se enojan o fastidian sin disimularlo cuando alguien negativo se les acerca y solo progenitores observadores, intuitivos y pensantes lo notan sin juzgarlos y comprendiendo; mientras que otros se enojan y hasta los insultan por sus actitudes. Claro está que no es sencillo, pero queda observar siempre mirando a los ojos a quien se tiene frente.
Cada persona aparece en tu camino para aprender algo, para recibir: lo bueno o lo malo, todo es un aprendizaje, una lección de vida que se debe asumir con humildad, sencillez y compasión si has sido víctima de daño inmerecido. Sin embargo es parte de una personalidad sana emocionalmente y madura, avanzar, vivir sin apegos y sin frustración alguna ante situaciones vividas con diversas personas.

Por tanto recuerda hacer uso de tu derecho y libertad de elegir que personas permites sean parte de tu vida, o sencillamente se mantengan lejos por tu paz, salud física, emocional y espiritual. Y jamás aceptes ser cómplice de malas intenciones, de amoralidad, de corrupción y mucho menos que personas inescrupulosas busquen manipularte para bajos fines que jamás combina con los valores y luz de personas limpias y honestas.

No exijas ni esperes que las personas sean distintas o cambien para que tu te sientas “feliz” porque realmente tal necedad comunica que no te sientes bien con tu interior, contigo mismo, que desconoces como ser auténtico, vivir dichoso desde tus creaciones, talentos, grupos afines que elijas y servir. Por tanto, los estados depresivos y ansiosos tienen mucho que ver con lo que explico, pero sin duda cada quien debe realizar un aprendizaje humilde para conocerse y madurar.

Cuando se alcanza madurez emocional, comprensión y compasión sobre como son las diversas personas, vivir con aceptación, pensamientos saludables y decisiones firmes, determinantes permiten que avances sin detenerte. Lo importante es observar tus emociones, aprender a escucharlas, no permitir que personas nocivas te lleven a reacciones que no son parte de tu esencia, que desdibujen tu bello interior; y si eso ocurre es hora de partir, cortar sin pena ni pesar todo contacto con gente de baja vibración  emocional.

Es posible que por ello te llamen indolente, cruel, despiadado o de tachen de proceder con una practicidad que solo es parte de gente fría y sin corazón. Tantas cosas he escuchado al respecto lectores, que solo me queda decirles que la gente puede opinar lo que le provoque, pero si tú decides alejarte de ciertas personas por motivos que solo tú conoces,  y aquello te da paz, no hay que explicar  ni nada que escuchar; deja que los comentarios resbalen como aceite sobre muros. Si tu conciencia tiene paz, el creador está dentro de ti, es lo único que cuenta.

Lo importante es no guardar rencor a nadie, dejar que la divinidad se haga cargo del espíritu de cada quien, de sus lecciones de vida y buscar escuchar siempre la conciencia consejera y avanzar hacia tus sueños con humildad, fuerza y fe.

Ahora les dejo esta canción que habla precisamente de la importancia que puede significar para muchas personas liberarse se actitudes hipócritas por presión ajena, perdiendo así no solo el tiempo sino la autenticidad. Nunca es tarde para despertar zeferinos, escuchen la letra y sean lo que les nace, caminen con luz y busquen que la belleza con la que fueron creados en el interior permita que todo lo que hacen y tocan crezca, madure y sea verdadero.


Que tengan una bellísima semana, ángeles para el camino y proyectos.

Manjari (bendiciones)