LA IGNORANCIA EMOCIONAL COMO ACTITUD (POST 323 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “La ignorancia emocional como actitud” y va dedicado con mucho cariño para Leonor, Evelyn, Roger y Orlando, quienes esperan este post.
Si bien los tiempos han cambiado notablemente y en muchos rubros, los niveles de mejoría en cuanto a ciencia, tecnología y herramientas para solucionar problemas es elevado, también es notable y lamentable el darnos cuenta que la comunicación interpersonal en hogares, grupos y entorno se ha visto severamente dañada.
Y si bien nadie nació sabiendo cómo ser padre, varias décadas atrás, existían en altos porcentajes de hogares, mayor conexión y vínculo emocionales que contribuía a que las personas desarrollaran valores esenciales y manejaran los problemas con mayor honestidad y criterio.

Y desde Zéfiro, hoy los invito a reflexionar juntos sobre  la ignorancia emocional como actitud.

¿Quién es un ignorante emocional?

-       Aquella persona que vive el día a día sin intentar conocerse ni pulir aspectos de su personalidad que le traen complicaciones para sí mismo y para su relación con los demás. Por ejemplo

a)    Personas que suelen tener conflictos recurrentes en donde pisan y son susceptibles a todo, se sienten constantemente víctimas de otros.

b)    Personas que no indagan las causas ni buscan solución al porqué postergan todo tipo de decisiones y viven en angustia y estrés constante, así como mintiendo para esconder lo caótico de sus días.

c)    Personas que se dejan maltratar en toda esfera de vida: a nivel laboral, afectivo, social, porque temen profundamente el conflicto con los demás.

d)    Personas que consideran que solo el poder económico los hará respetables y no les importa método ni si se llevan gente por delante.

e)    Personas que serán incapaces de asumir errores de algún tipo, porque por dentro el egoísmo y ego están muy arraigados.

f)     Personas que van por la vida usando a gente débil desde cualquier aspecto por satisfacer sus requerimientos y por algún plan en específico.

g)    Personas con altos niveles de envidia hacia gente talentosa y con necesidad de criticar para destruir sin reparos, porque viven en constante frustración.

h)   Progenitores, padre o madre que usan a los hijos para vengarse de la pareja o para sacarle dinero todo el tiempo.

i)     Personas que no saben decir “NO” por necesidad de complacer a todos y así evitar quedar mal y ser juzgados.

j)      Personas de doble moral y máscaras según la ocasión que proceden sin escrúpulos, ética y sin valores porque no solo los ignoran, no creen en ellos, no sienten que los necesitan y les importa muy poco dañar al prójimo así como faltarle el respeto.

k)    Personas que no quieren su cuerpo ni su alma, se exhiben a todo momento  por narcisismo sin importar su procedencia y para competir con los demás para demostrar superioridad.

l)     Personas que solo piensan en gastar, comprar compulsivamente objetos para lucir y demostrar un estilo de vida alto porque consideran que solo ello les dará la felicidad, sin detenerse a contemplar la forma en que ganan el dinero ni las consecuencias de ello.

m)  Personas que solo saben proceder con cobardía, al punto que esta ya es parte de su esencia. La cobardía es una actitud que brota cuando en el interior existe deshonestidad y profundo ego arraigado; el cobarde siempre justifica sus actos incorrectos, encuentra respuesta para todo, menos para admitir que camina dañando porque necesita dominar y controlar cualquier situación.

La lista es inagotable, pero si la ignorancia es atrevida, considero que la ignorancia emocional consciente es colocarse el traje de la oscuridad y necedad, darle la espalda a la gratitud que se le debe al creador por existir cada día.

Sin embargo, hoy en día también vemos que existen mayor cantidad de movimientos orientados en apariencia al cultivo de valores y desarrollo emocional, Pero como todo en la vida tiene su opuesto, hay grupos y falsos lideres altruistas que si los observan son el reflejo de la ignorancia emocional en su máxima expresión porque aún insertos en supuestamente difundir valores, proceden como todo lo que mencioné en la lista

¿Cuál es el precio de la ignorancia emocional?

-       Cometer errores sin remedio repetidamente dañándose a sí mismo y al prójimo
-       Perder completamente el respeto y la confianza de personas valiosas en la vida, desde el rubro que sea: familiar, laboral, afectivo.

-       Generar traumas irreparables en personas que se maltratan psicológicamente: Por ejemplo, la madre o padre perfeccionista que todo el tiempo vive criticando a su hijo (a) con furia y jamás nada de lo que hace le parece correcto. En el fondo existe ansiedad no tratada, rencor que se traslada al menor porque se le pudo tratar del mismo modo en la infancia o por vengarse de la ex pareja.

-       Perder oportunidades importantes a todo nivel que implican crecer por dentro, tener una vida más sana y ejercer un trabajo que realmente cause alegría, pasión y deseos de servir.

-       Perder la dignidad y con ello olvidar que se trata de un regalo del creador tras asumir un estilo de vida y tratos que no se merecen.

-       Enfermar física  y emocionalmente tras el surgimiento de las consecuencias del incorrecto proceder por males de conciencia e impotencia.

-       Aumento de problemas para comunicarse de modo adecuado
-       Dañar a personas que jamás lo han merecido sin tener explicación adecuada ni excusas porque no existe respuesta para acciones deplorables como por ejemplo: usar personas a todo nivel bajo cualquier fin.

-       Labrarse un futuro repetitivo, sin paz ni plenitud emocional, quejándose siempre cuando todo carece de sentido.

-       Impulsividad, vacío interior y miedo elevado de tomar decisiones.

¿Cómo vencer la ignorancia emocional?

a)    Mirarse con humildad y reconocer los errores ante sí mismo en primera instancia y ante Dios.

b)    Buscar ayuda espiritual profunda para reconocer los valores esenciales que no se asumen ni practican como: respeto, honestidad, bondad, generosidad, justicia, valor.

c)    Leer con sentido reflexivo textos donde la temática implique mejorar emocionalmente y aprender a reordenar pensamientos.

d)    Llevar terapia emocional para vencer actitudes insanas, baja autoestima, inseguridad.

e)    Orar con fervor y hacer de la fe un bastión para fortalecer el interior ante las pruebas del camino.

f)     Desarrollar voluntad para aprender a ser mejor persona cada día, intentando no cometer los mismos errores nuevamente.

g)    Perdonarse por los errores cometidos y si bien lo ideal es pedir perdón  a quienes se daña, no todas las personas poseen ese don y capacidad. Pero queda al menos no insistir en dañar al prójimo y mucho menos faltarle el respeto.

h)   Apartarse de grupos nocivos con estilos de vida incorrectos donde solo prima la superficialidad y autodestrucción.

i)     Ejercer los talentos otorgados por el creador partiendo del servicio y generosidad con la comunidad.

j)      Aceptar las esencias de cada quien y entender que la ignorancia emocional es también una decisión, una actitud y cada quien decide cómo vive y como procede. Por tanto, es un compromiso personal de cada quien elegir como ser ante Dios que nos otorgó el regalo de vivir.

k)    Cortar todo tipo de relación con personas de incorrecto proceder que no solo lo niegan, negarían, sino que además caminan con la vida ejerciendo total cinismo, porque cada quien es libre de elegir con quien sentarse en la mesa y ante quien pasar de largo para no manchar el interior, perder la paz interior y sobre todo, la dignidad.

Existe que madura solo biológicamente porque así lo decide, olvidando que  todo el tiempo el creador nos brinda su apoyo, misericordia y herramientas para lograr aspirar a la limpieza de corazón, pero sin duda, cada quien elige como desea vivir y existen batallas perdidas que el ignorante emocional marco como tal desde que prefirió darle la espalda a la luminosidad.

El dolor inmerecido es un gran maestro y el merecido quizá aún más, si quien lo experimenta abre los ojos y permite que la humildad colme su espíritu. Sin embargo, aquello es menester de cada quien y nos queda aceptar las esencias sin juzgar y mantener con firmeza la lealtad al cielo y a la dignidad que nos otorgó.

Y recuerden Zeferinos, que cada día se nos brinda la oportunidad de ser mejores y quien decide repetir errores y ser ignorante emocional, no ha de quejarse porque las consecuencias solo son su responsabilidad.

Ahora les dejo este divina canción para los aficionados al buen flamenco como su servidora. Un clásico para conocedores. Espero les agrade y acompañe.


Que tengan una linda semana, no olviden orar, ser cada día mejor y amar como enseña el creador
Manjari (Bendiciones)