DECISIONES Y CAMINO A LA FELICIDAD (POST 330 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Decisiones y camino a la felicidad” y va dedicado con mucho cariño para Noelia, Virginia, Osmar y Michael, quienes esperan este post
Tomar decisiones en la vida es un asunto en primera instancia de esencia, temperamento y con los años, aprendizaje, hacer conciencia y búsqueda humilde de la madurez emocional. Y no resulta nada fácil para millones de personas en el mundo porque en algunos casos, nacieron con predisposición alta a padecer miedo paralizante y en los hogares donde crecieron, la cosa pudo empeorar por el trato de los progenitores o tutores.
Por ello, desde Zéfiro abordaré una serie de reflexiones sobre cómo dar los primeros pasos para aprender  a ser decididos.

1.- Detrás de toda indecisión existe el espantoso “miedo al fracaso”, “sentirse incapaz de afrontar algo”, “creencia de que si se falla, los demás pasarán a condenarte” y ante ello, lo primero que debes repasar dentro de tu vida será:
- ¿Quién desde pequeño te hizo sentir incapaz ante algo? ¿Quién te repitió tus errores de modo tosco y en lugar de incentivarte te hacía pensar que no tenías talentos?.
Todo esto pudo ocurrir en casa con uno de tus padres, con los dos, con hermanos, docentes, entorno, etc y lo que debes tener claro será que aceptes que cada quien posee un temperamento, un nivel cultural y solo de ti depende hasta donde llegarás en esta vida, porque es menester que develes tus talentos y dones para trabajar en ellos.

A millones de personas sus padres los trataron de modo rígido, sobre protector y otros incluso fueron abandonados en todo sentido. Y debes adormecer el recuerdo, perdonar y asumir que quizá esos tratos incorrectos que recibiste fueron por ignorancia y te corresponde investigar en qué actividades y con qué pasos de vida posees paz. Por tanto, tu primera decisión radicará en tener la voluntad de querer ser feliz sin vivir atrapado en tu pasado y si bien no lo lograrás de la noche a la mañana, empieza por escribir en una agenda o libreta metas cortas que has de cumplir para renacer.

Por ejemplo: Tanto estudiante no tiene idea qué estudiar como carrera, se deja guiar por los consejos de amigos, por presión de los padres, etc, pero en poco porcentaje se les ocurre mirar la malla curricular (nombres de cursos y tipo de contenidos), acudir a clases modelo, pisar los campus de estudios, ver vídeos, analizar campos de trabajo. Quizá no se les ocurre porque no les enseñaron a pensar, a investigar, a mirarse y por ello, quienes trabajamos en apoyo emocional tenemos por ejemplo un blog como este, para ser un granito de ayuda y luz a los ojos.

2.- Si asumes que no tomas decisiones importantes y en el recuento de tu vida notas que sientes dolor profundo por un sin fín de cosas  que no has hecho por evadir luchar, por el qué dirán, por comodidad, por pereza alta, por apatía, por mentirte para no empezar tarde, etc, entonces debes asumir con humildad que necesitas ayuda terapéutica.
El hecho de ir  a un terapeuta es búsqueda de madurez emocional y toda persona inteligente necesita guía adecuado en algún momento. No vas a una terapia porque estás loco, vas porque precisamente necesitas conocerte mejor, comprender ciertos episodios, aprender a manejar emociones, etc.

Puedo compartir con ustedes que desde pequeña tuve amigos terapeutas y en especial una cantidad de bellos seres humanos que fueron maestros, guías y faro para poder encaminar los talentos, dones y siempre recordaré a uno de ellos que en paz descanse. Mi querido doctor y maestro, Carlos P siempre me decía desde muy jovencita, con su divina y contagiosa sonrisa: “La gente inteligente es práctica, veloz, toma decisiones que lo colman de paz y no tiene tiempo para hablar con gente que nada aporta y sobre todo, no sufre por aquello que no vale la pena y no podrá cambiar, porque lo tiene claro, la vida es un suspiro.” Y otra frase suya que me parece maravillosa fue “Si donde pisas sabes lo que eres, lo asumes y lo que vales, todo se iluminará y nada ni nadie podrá robarte el poder de ser tú mismo”.
Y esas palabras entre otras miles que conservo en la mente como si fuese ayer, considero fueron un extraordinario aliciente profesional y emocional. Y claro está que además, leer, cultivarse y salir de las cárceles que forma la ignorancia será esencial para aprender a decidir.

3.- Ante los naturales obstáculos en el camino, ajenos a tus manos, te queda concentrarte en desarrollar otras pequeñas metas, hasta que la que más anhelas encuentre la puerta abierta o quizá reconozcas que no se da porque no te corresponde vivir aquello o el creador te tiene algo distinto preparado que espera leas y captes.
Tanta gente necia se niega a cambiar de rumbo, de ideas, salir de la obstinación y pasan los años y siguen en las mismas, solo que más amargados, cansados, irritables, en frustración y lamentándose de lo que no tienen, no hicieron, creen les hicieron y buscando culpables a su paralización o rutinas que los matan por dentro.

4.- No podrás tomar decisiones de tipo profesional y académico sin conocimiento profundo, sin ser honesto con tu capacidad, con lo que eres capaz de ofrecer y lo que no. Y hoy está tan de moda estudiar carreras por moda, sin profundidad, sin pasión y por ello vemos en medios de comunicación a tanto dis que profesional caótico que no sabe ni hablar de modo correcto, porque sacó el cartón y dejó de cultivarse, de estudiar, de leer, de informarse y solo hay tiempo para “el parecer” “competir con la gentita”, “mirar por la ventana vidas 
ajenas” y rumiar ante el “no reconocimiento” porque el ego los tiene de los pelos tomados.

5.- Para tomar decisiones de tipo emocional, primero debes mirarte y reconocer si posees valores, convicciones o si solo los sacas a relucir cuando te convienen, o finges tenerlos, pero no crees en ellos o vives para complacer a tu capricho. Y cuando develes que por ejemplo, comparte con los demás te paraliza, te hace revisar tus acciones tantas veces que no avanzas, entonces sabrás que el ego de competencia te devoró y no haces las cosas por genuino, las haces por ganar, por decir “yo soy mejor que el otro”.
Si te mueres de miedo a la soledad y no lo reconoces, no trabajarás en tu apego afectivo a gente que te roba paz, repetirás relaciones caóticas o te quedarás eternamente infeliz en la que estás.

6.- Si esperas que el tiempo solucione tus problemas o mágicamente ocurra algo especial para alcanzar tus soluciones, lo más probable que es solo te hagas más mayor, todo cambie sí, pero la situación es menos propicia para solucionar tus problemas. Recuerda que todo pasa, pero también todo cambia y hay sueños que solo consigue quien posee el aplomo y fuerza para tomar decisiones pensadas sí, pero justas, honestas, claras y sólidas.

7.- No es correcto tomar decisiones a la ligera, sin pensar, por euforia o emociones 
inestables. Debes tomar en cuenta los pro y los contra “reales”, no aquellos pensamiento que se basan en el miedo fatalista. Por ejemplo:

Tres amigas que tienen ahorros, sueñan con el negocio propio y con sus ahorros deciden poner una peluquería. Lo raro es que ninguna es estilista, no han estudiado ni corte de pelo. Una es ama de casa, la otra estudió secretariado y la otra es ingeniero civil.
Se reúnen muchas veces para buscar local, compran revistas, deciden contratar personal y con el tiempo dis que aprender. Se les ocurre poner una peluquería en una zona medio escondida, poco comercial, no han hecho un estudio de mercado, solo han paseado y hablado con uno que otro vecino. Ilusionadas y gastando todos su ahorros ponen la dichosa peluquería y a los dos meses están en angustia total porque no entra gente, las peinadoras se van, están con deudas, no saben si pedir préstamos, etc, etc.

Este sencillo drama le ocurre a miles de personas que no se preparan y no investigan antes de decidir. Lo correcto sería que alguna o dos de las socias sepa del negocio, que ubiquen zona concurrida y que hagan cartera de clientes antes con marketing, pero tanta gente se lanza a cosas sin conocer, sin asumir sus limitaciones y luego se quejan de que Dios no los ayuda. Y la realidad es que no se ayudan a sí mismos.

8.- Si no eres humilde para empezar de cero, de abajo, jamás sabrás como crecer en sostenido y con tino: Tanta gente se da unas ínfulas de las bravas y se pone sellos que dicen “jamás trabajaría en tal cosa”, “jamás iría a ese lugar a trabajar” “jamás estudiaría en x lugar” y no son capaces de asumir aprender donde corresponda para en base a ello ir marcando metas cortas e ir creciendo poco a poco de modo creativo y sostenible.

9.- Nadie nació para ser infeliz eternamente y existen sufrimientos absurdos que el hombre elige por miedo, necedad, etc. Y si es tu caso, no te andes quejando por todos lados de que lo pasas fatal, que te faltan fuerzas y todo el verso dramático, porque lo que no te da la gana es de trabajar en mirarte y asumir tus ataduras emocionales. De modo que recuerda que hay viejos sabios porque vivieron y “decidieron” y hay viejos que dan consejos desde sus episodios desgraciados y porque antes de morirse hacen catarsis, esa que no hicieron para ayudarse en su momento. Y solo la fe en el creador y recordar que la vida es un regalo nos colma de luz para ser mejor cada día.

10.- Tus decisiones no siempre podrán ni tienen porqué ser siempre aceptadas porque existe gente pegada al prejuicio, es dominante, impositiva o rígidos para pensar. Por tanto, ten presente que “Naces y mueres solo, solo de ti depende llegar y hacer lo que tu alma necesita” y si alguien te aprecia de verdad, acepta tu esencia, tus decisiones siempre y cuando no camines dañando adrede a otros. El tiempo se encarga de mostrar la realidad y con oración profunda y humildad en el alma, siempre sabrás qué hacer hasta en el peor de los momentos.

Que importante es Zeferinos que a esta nueva generación y a las anteriores les enseñen a pensar en libertad interior, a luchar, a trabajar la fortaleza emocional, a trabajar los talentos. Hay muchas maneras, no necesitas tener incontables carreras, necesitas aprender de aquello que te genere pasión, paz, alegría y con lo que puedas servir y recordar que jamás es tarde para aprender.

Y modernizarse en los conocimientos es vital para afrontar las decisiones de tu presente. Mientras que socializar sin caer en alienación, pose, imitación de estilos superficiales y vacíos otro gran reto para ser auténtico desde el alma.
Considero que  la felicidad se construye cada día, que por los sueños se trabaja con amor, voluntad, constancia y esmero; que ante aquello que no hay opciones o se abren puertas, queda orar mucho, aceptar con humildad los designios del cielo y recordar que Dios siempre ha de protegerte incluso cerrando ciertas puertas y con el tiempo notarás que fue por tu bien.

En próximas publicaciones seguiré posteando sobre este amplio tema

Ahora les dejo esta linda canción que va muy bien con el post. Espero que los haga reflexionar.

Que tengan una linda semana. Oren con fe y reflexión, amen con el alma, con limpieza y compartan cada día lo mejor de ustedes.
Manjari (Bendiciones)








4 comentarios:

Luis Giancarlo dijo...

Muchas gracias Rosa María, necesitaba esta lectura, un gran abrazo y bendiciones.

anayelli cornejo gracia dijo...

gracias por escribir esto, no se como explicarlo pero senti paz al leerlo .te deseo una bonita semana también .

Anónimo dijo...

He empezado a leerte, es muy bueno !!!
Que libros nos puedes recomendar , gracias.

Mery Tamura dijo...

Gracias mil!! Rosa maría por compartir tus enseñanzas...bendiciones full!!