LA VOCACIÓN PROFESIONAL Y LOS TALENTOS (POST 341 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)




Queridos amigos de Zéfiro, el tema de hoy es “La vocación profesional y los talentos” y va dedicado a todos mis seguidores del fanpage.
Uno de los mayores retos para los jóvenes que culminan el colegio es identificar qué estudiar para poder obtener con el tiempo un oficio útil. Sin embargo, no siempre tienen idea clara y siguen consejos o gustos de sus padres y familiares, amigos, para con el tiempo arrepentirse porque no se conocen emocionalmente.
Por ello, desde Zéfiro veamos los pasos identificar la real vocación profesional.

1.- No confíes plenamente en el test vocacional: Uno de los errores más grandes que he notado como docente es observar como estos extraños test que les hacen a los estudiantes en el colegio arrojan vocaciones tajantes y sin previa terapia emocional y apoyo profesional real, el futuro profesional elige mal y termina en seria crisis tras sentir temprano fracaso.

2.- No tienes una sola vocación profesional, tienes talentos y dones que se unen y debes identificar: Ser abogado, administrador, contador, docente, etc son carreras que brindan oficio sí, pero debes preguntarte si posees las condiciones emocionales y la capacidad verbo lingüística ante ellas. De nada sirve que estudies equis carrera sino sabes comunicarte, si tus emociones te dominan y padeces temores serios, fobia, ansiedad o estados de ira recurrente.
Por tanto, debes ser evaluado emocionalmente por diversas vías antes de decidir qué profesión elegir. Claro que existe gente que sabe desde pequeño lo que le apasiona y va por esa meta con éxito, porque el secreto está en que le pone pasión y voluntad.

3.- Si eliges una profesión por la sola creencia que te “traerá mucho dinero”, pero no te sientes conectado emocionalmente con esa carrera, no dudes que no serás exitoso, porque tu proceder y actitud ante ella será en corto tiempo de aburrimiento y desgano.

4.- No imites estilos de vida ni te inventes estados de felicidad bajo recetas. Y recuerda que está de moda disfrazarse en look de un tipo de profesional, sin tener suficiente preparación. Por ejemplo: vemos a tantos diseñadores gráficos, gente de audio visuales con aparatos en mano, cabeza, auriculares, lentes de colores lúdicos, ropa deportiva y porte extraño al caminar que notamos que se crean personajes y las carreras no tienen un personaje, deben tener a un profesional que ame lo que hace.

5.- Busca siempre asistir a clases modelos de temas que llamen tu atención, revisa la malla curricular de las carreras que te agradan y ve al campus donde las imparten. Y jamás creas del todo las experiencias de estudiantes novatos porque no han laborado en estas aún.

6.- Se honesto contigo mismo y has una lista de tus deficiencias académicas sobre las cuales debes trabajar. Por ejemplo: mira qué tal redactas (persona profesional que no sabe escribir correos, ni ser empático tiene problemas siempre con los demás), revisa tu lenguaje corporal (mira tú porte, tono de voz y dicción). Es interesante observar como gente con estupendos cartones de universidades importantes no logran crecer ni tener un trabajo donde se sientan cómodos y que disfruten cuando estas personas poseen serios problemas de comunicación. Y si notas estas deficiencias, toma terapia, lleva cursos de dicción, oratoria y redacción.
La comunicación es la base del éxito profesional. Quien maneja conocimiento, sabe transmitirlo, maneja bien el tiempo y sabe socializar, puede abrir siempre puertas, crear, compartir, aprender y servir con esmero y de modo constante.

9.- Los profesionales exitosos son personas que estudian siempre, se renuevan y tienen poco tiempo para el ocio inútil. Mientras veo a gente postear cada aspecto de su vida, desde tomar una foto del postre que toman, de la cinta que verán en el cine, etc, etc, siempre pienso y cotejo en consultorio que son los grandes procastinadores de sueños y metas por narcisismo, ego, contagio de grupo y miedo a ser alguien de éxito.
¡Gente!, está de moda ser ocioso y andar en la charla sonsa, en el chisme barato y la gente realmente inteligente pasa de eso, no tiene  tiempo para ello. Pero corresponde que lo asuman con humildad y pisen tierra y tengan agenda en orden para cada día planificar pasos específicos de vida.

10.- Considera seriamente diversas formas de trabajo porque tienes talentos y dones. Hay gente que realiza labores de venta estupenda, cocina, hace manualidades, posee habilidades para animar, realizar terapias místicas, etc y teme ejercer estos talentos y siempre les diré que es un grave error porque es parte de algo que vibra por dentro, que los hace felices y puede ser fuente de servicio a los demás.
Y nunca se sientan mal si alguien cuestiona o los critica por lo que estudian, en las cosas que laboran, porque los que critican a menudo no se atreven a nada, son cobardes, quejosos y carecen de aplomo y constancia para llegar a sus sueños.

Puedo contarles que siempre quise ser escritora desde pequeña, pero como estudiar literatura era tema tenso en casa, miré la malla de periodismo y noté que llevaría diez cursos de redacción y me dije “Dios es un hit y a esta entro y de allí a escribir será un paso”. Y elegí como primera carrera el periodismo, la ejercí y trabajo en ella cuando aporto en medios de comunicación sobre diversos temas de tipo político, social y policial, jamás me desligo de esta. Sin embargo, los temas emocionales y de tipo místico siempre fueron parte de mi existencia y me gradué de Coach Ontológico y ya desde adolescente había estudiado tantas cosas místicas en mis vacaciones y viajes que hoy además soy astróloga en salud emocional y predictiva, estudié lectura de rostro y tengo una especialidad en lenguaje no verbal y seguridad. Y bueno, logré con favor de Dios ser escritora y sigo estudiando otra especialidad en el exterior que complementa mis labores como terapeuta y coach empresarial en el país y en el exterior. Y si alguien o muchos opinan o me critican por estudiar, ser intelectual o que adoro leer, los ignoro, no son gente parte de mi vida porque qué pereza lidiar con ignorantes emocionales cuando hay tanta gente linda por dentro, así no tengan carreras ni cartones, los amigos del alma valen por sus valores y calidad humana. Ya lo saben.
Y para divertirme he llevado cursos super interesantes y útiles que van desde preparación de tragos especiales (pese a que no bebo), a metafísica y control de pensamiento, así como escena de crimen . De modo que a mí nadie puede decirme que me quede quieta o no haga lo que me de la gana con los talentos y dones que el creador me ha dado y mi consejo es “sean constantes en lo que los hace felices”, pero recuerden que sin esfuerzo y compromiso nunca llegarán a nada.

11.- El tiempo es oro y el orden esencial: Si desean ser buenos profesionales, consideren los plazos como vitales para llevar a cabo estudios, investigaciones e intenten ser independientes pronto.
Recuerden que de jovencitos hay que sacarle el jugo al intelecto y ganar tiempo y mientras hay gente divagando o tomando eternos años sabáticos, el buen profesional se entrena constantemente a fondo, no a medias y de este modo puede alcanzar seriedad, claridad de ideas y mayor habilidad para manejar problemas.

12.- El buen profesional lee y reflexiona: Si bien está de moda solo ver vídeos, que importante es desarrollar el maravilloso hábito de la lectura. Y cuando les cuesta a los jovencitos de hoy pegados al Play, redes sociales y estilos de vida donde “no hacer nada” es la consigna. Y si te cuesta leer, arranca por leer dos hojas diarias de algo que te importe y verás cómo poco a poco crece la necesidad de leer y aprender, nunca es tarde.  

13.- Puedes crear tu propia empresa, pero ello requiere tiempo, preparación y real convicción: Por tanto, si piensas solo en la plata rápida fracasarás. Si pones una empresa necesitas saber de marketing, estrategias y tener claramente público objetivo y la parte administrativa en orden y control.
Hay gente que estudió administración y no maneja para nada bien los negocios, ¿la razón?: no saben tener orden, comunicarse ni dar órdenes ni cumplir metas.

14.- Revisa tu salud emocional y física. Un buen profesional no puede ir a estudiar con grado elevado de ansiedad, dependencia afectiva sin tratar, adicciones, intolerancia a la frustración, depresión, desórdenes alimenticios ni fobia social, etc. Tanta gente posee males sin diagnóstico y va por la vida fracasando porque está enferma sin tratamiento y por ignorancia no ven lo que ocurre ni tomas cartas en el asunto.

15.- Que una carrera te parezca buena, no significa que te apasionará. Debes antes de elegir “investigar” y luchar con fuerza por tus sueños. He visto estudiantes que por ejemplo me dicen “solo se dibujar bonito y me gusta hablar con gente”. He realizado sus cartas natales (permite conocer vocación profesional y talentos. Y en diversas sesiones con jovencitos se han reído mucho cuando les digo cosas como: “Ah mira, te encanta coleccionar cosas antiguas y visitar museos. ¿no has pensado mirar la malla de las carreras de historia del arte o arquitectura? o ¿te encanta cocinar postres y dibujar en tela?. Y muchos de estos jovencitos me contestan que sus padres se burlan de sus aficiones y pasiones. Sin embargo, eso es agresión emocional e ignorancia.
Los padres deben recordar que sus hijos deben prepararse para ser independientes, trabajar con dignidad y ser luchadores. Sin embargo, con temores, prejuicios y pegados tantos al chisme barato y pésimos grupos sociales, sus pobres hijos padecen las consecuencias. Corresponde entonces que estos también sigan leyendo, tomando medidas para guiarlos mejor y ser comprensivos.

16.- El centro de estudio no debe ser motivo de pelea ni frustración: Hay gente que no nació para ir a la universidad ni llevar carreras académicas, posee otros talentos que son importantes y valiosos; no siempre estudiar en un centro superior de costo elevado permitirá que alguien sea el mejor sino se prepara con esmero y compromiso.
Hay lugares donde uno estudia temas tan lindos y no son costosos, pero imparten las clases gente que comparte saber sin escatimar en un ambiente cálido, amable y con mucho entusiasmo. De modo gente que nada de estereotipos y mucho menos “pose”.

17.- El buen profesional no se compara con nadie ni vive del ego, vive para servir y compartir: De modo que si se comparan con los demás y hacen metas para competir y se obsesionan en ello, solo irán de mal en peor. Trabajen tranquilos, estudien en calma y con alegría, elijan mejor a sus amistades y no permitan que nada los desconcentre de esas metas de fe.
Los dejo pensando y reflexionando. Recuerden que corto es el camino para perder el tiempo.

Les dejo esta cancioncita para que los acompañe. Espero les agrade. Ya saben que Zéfiro colecciona música de la buena y siempre la comparto con mis lectores muy feliz.


Que tengan un bello fin de semana. Luz para sus corazones, ángeles para el camino.
Manjari (Bendiciones)