"MAS ALLÁ DE LA VIDA" (Post de fenómenos paranormales)


Queridos amigos, luego de pasar unas bellísimas, reparadoras y reflexivas vacaciones Zéfiro está de vuelta de muy buen humor y con baterías recargadísimas para servirles e intentar que con este blog hallen lucecitas para vivir mejor.

Lo que queda del mes no puedo postear tan seguido, pero lo haré por lo menos 2 veces por semana, espero su comprensión y paciencia porque tengo anotado todos su pedidos.

Este año me voy a atrever a tocar temas que antes podían darme cierto reparo, pero he decidido abordarlos porque considero que servirán a muchos y también por pedido de un porcentaje importante de personas que me lo han solicitado, así que desde hoy voy a complacerlos.

El tema hoy es “Más allá de la Vida” y va dedicado con mucho cariño para mis amigas Thany, Pochi, Luisa , Manolo, Adrián , Lady y en especial para mi querida Carito o Carochin como suelo llamarla.

Muchas personas se preguntan ¿qué ocurre luego de la muerte? Y otras se preguntan si aquellos seres que amamos y partieron permanecen a nuestro lado. Se han hecho una serie de investigaciones al respecto y las versiones e historias son interminables. La bibliografía sobre el tema es abundante y varios científicos premios nobel se han visto involucrados en las mismas.

Luego de ver la película “Más allá de la Vida” dirigida por el maravilloso actor y profundo hombre de fe Clint Eastwood decidí impactadísima con la cinta, y bajo pedido de mi amiga Carochin y grupo de amigos mencionados hacer este post.

Lo que leerán puede causarles sorpresa o dejarlos pensando, pero sabrán que jamás estamos solos y los seres que partieron siempre están con nosotros, son los ángeles más cercanos y fieles que tenemos.

Voy a contarles varias historias reales de la forma en que los seres que partieron se comunican con nosotros y si aprenden a desarrollar la paz interna y la espiritualidad recibirán mensajes maravillosos de ellos, así como protección.

No todas las personas poseen la capacidad de percibir lo que no se ve. Las razones son diversas, pero básicamente tiene que ver con la carencia de espiritualidad e introspección.

Para este post he seleccionado historias particulares y más adelante les iré brindando otros temas que estoy segura serán de su interés.

Historias Reales Sobre Contactos con Seres que Partieron

1.- La historia de Carochin: Carito fue mi alumna el año 2002 en la Universidad San Martín de Porres y al culminar su carrera dejamos de vernos. El año pasado ella buscaba unos diplomados empresariales en internet y vio mi nombre como docente en uno de ellos y decidió matricularse en él. Grata fue mi sorpresa al verla toda una profesional talentosa y con profunda bondad como siempre la recordé. Esto ocurrió en abril del año pasado. Ella estaba comprometida y próxima a casarse muy feliz con un hombre maravilloso y noble.

La última clase del curso ella faltó y me pareció muy extraño, pero cuando iba por mitad de la clase Carito se comunicó al centro de estudios. Me pidieron que bajara urgente a contestar la llamada de mi alumna. Ella hablaba muy bajito y super triste controlando el llanto me dijo: “Profesora mi novio ha fallecido, por eso no pude ir, estoy fuera de Lima, el ha muerto en el Norte”. Me quedé muy impresionada y triste, la consolé todo lo que pude y al volver al aula tuve que decirles a los chicos que tanto preguntaban por ella lo sucedido.

Luego de la tragedia, Carito entró en una fuerte depresión, pero a ello se unió el hecho de sentir que su novio no descansaba en paz. Ella y su madre, así como su hermano escuchaban ruidos en el cuarto, las luces se prendían y Carito no podía dormir porque a veces movían la cama y otras su hermano veía espantado que encendían su computador apagado. Al parecer, su novio no se resignaba a estar en otra dimensión

Carito me pidió ayuda y así lo hice, intenté sacarla de la crisis depresiva y algunos domingos salíamos a pasear y charlar por horas para disiparnos. Ella organizó misas para su novio y poco a poco sintió que las cosas iban calmándose, los ruidos y sentir su presencia iba cesando. Y nada ocurre porque si. Por ese entonces Carito también me apoyó en temas personales y fue un nexo importante para apoyar a muchas personas que lo necesitaban. Ella me dice que sino hubiese visto mi nombre en la web y no hubiese estado cerca cuando su novio partió todo hubiese sido más complicado.

No tengo hermanas, pero ella siempre fue una chica que vi como hermanita menor. Tras orar mucho juntas y buscar ayuda profesional para ella con amigos estupendos que tengo, Carito hoy ha renacido, supera el dolor y sabe que el hombre que tanto amó está con ella siempre y si se pone triste llega a sentir hasta su perfume.

No todas las personas pueden vivir esto, son distraídas y otros escépticos, pero sigan leyendo y piensen.

2.- La historia de Lipi: Elizabeth, conocida como “Lipi” fue una gran e inolvidable amiga personal que en vida estuvo dedicada al mundo de la televisión, era productora de importantes programas periodísticos. Era parte de mi grupo de amigas personales y con ella pasamos experiencias inolvidables. Su bondad y calidad humana era amplia, así como su maravilloso sentido del humor. Ella falleció de una enfermedad inesperada hace algunos años. La conexión que tiene con el grupo de sus intimas, (así nos solíamos decir) así como con su madre es impresionante.

Su madre se llama Pochita y es una señora muy especial y profunda. Cuando su hija partió quedó devastada y tras todo el apoyo que pudimos darle ella decidió hacer un viaje a España, viaje que había quedado de hacer en vida con su querida Lipi, así que en su honor lo hizo con su esposo.

Estando ya en Madrid, Pochita recorrió galerías de pintura que tanto le gustan y grande fue su sorpresa cuando en un folleto que recibió decía con letras muy grandes la palabra “Lipi”, pero lo más extraño fue que junto a esas letras la imagen de 2 ángeles figuraban al lado del nombre. Pochi se estremeció y oró en silencio, sentía que su hija iba con ella como lo habían planeado.

Al día siguiente Pochi fue a comprar útiles de baño a un bazar madrileño y escogió unas toallas bordadas sin ver la marca. Al llegar casa y sacarlas vio las etiquetas , las leyó y decían “Lipi Pool” y no resistió el impacto porque recordó que su hija le había dicho que abriría un negocio con ese nombre; al reconocer la coincidencia rompió en llanto sin cesar acurrucada en el piso del dormitorio.

Luego miró a su alrededor y vio que cerca a sus pies algo brillaba, se acercó y notó que se trataba de un sticker , lo recogió y era el símbolo de un emoticón que sonreía. Pasó a calmarse y supo que su hija quería verla reír y su presencia estaba con ella y su padre en ese viaje.

Pochi tiene más historias sobre Lipi , las anota y me pide que también lo haga, pero hoy accedió a que compartiera estas con ustedes.

Dentro del grupo de amigos personales de Lipi, todos recibimos mensajes de ella antes de su muerte y después.

Puedo contarles que la madrugada en que ella moría en el hospital yo soñé que ella me sonreía y me pedía que la peinara para viajar linda. Desperté super triste y escuché a una paloma agitar mucho las alas posada en la ventana del departamento donde vivía. Al mirar, era una paloma muy delgadita y blanca, salí inquieta de casa y luego de tres horas recibí la llamada donde me decían que se había ido, pero no me sorprendí, desde mi sueño supe que mi amiga se había despedido de mi.

Años antes de su muerte viví experiencias super especiales al lado de mi querida Lipi y como se lo he prometido a su madre, a su tiempo lo escribiré para que le ayude a muchos.

Mi amiga Thany también recibió mensajes de Lipi impactantes y cuando visitaba su casa de campo en Pachacamac la luz se apagaba alguna vez, pero no nos daba miedo, sabíamos que ella era feliz de que pisáramos el lugar y era su manera de decirnos que nos extrañaba y nos quería.

3.- La Historia de Nahum: Nahum o Nami, como todos llamábamos a mi querido amigo es también impactante. Falleció en Europa de manera repentina y sus restos fueron traídos a Lima para su sepultura. Antes de ello, su familia recibió sus pertenencias, entre las que figuraban su equipo de radio Nextel y su laptop. Todo estaba desconectado y embalado en cajas.

Su padre había destinado un timbre especial en su celular para identificar las llamadas de su hijo cuando lo hacía de Europa. El día que llegó el cuerpo de su hijo y mientras se oficiaba las oraciones por el velatorio en su casa, grande y asombrosa fue su sorpresa cuando su celular sonó con la melodía que anunciaba la llamada de su hijo. Al mirar el celular decía “Nami” y no hallaba explicación.

Entre nervios y sollozos abrieron la caja con sus pertenencias y el equipo de telefonía de radio y celular de su hijo estaba sin batería y desconectado por completo. Nami siempre fue super juguetón y divertido pensaba su madre y sabía que era su manera de decirle a su padre que se calmara y que lo amaba.

Puedo contarles que Nami me llamó por teléfono un día antes de su muerte y aquella fecha charlamos cerca de una hora y media de todos los proyectos que continuaríamos haciendo juntos a nivel laboral , era como un hermano mayor que siempre estaba pendiente de mí para apoyarme, protegerme o reñirme con dulzura, su nivel de profundidad y sabiduría, así como su bondad era admirable.

Ese día me hizo muchas bromas y también me dio varios consejos, así como yo a él, me dijo que llegaría Lima unos días antes de mi cumpleaños para celebrarlo y me pidió que rezara mucho por él porque no se sentía bien. Jamás olvidaré que hablamos sobre las investigaciones que existen sobre los ángeles y me comentaba los libros que había leído últimamente sobre el tema.

Al día siguiente tuve una clase de verano en la universidad, cosa que era inusual, pero ese verano accedí. Y al llegar a clases muy temprano ingresé a mi aula y los alumnos aún no llegaban. Eran las 7 y 45 de la mañana y mientras revisaba mi material de trabajo sentí un ruido raro. Alcé la cabeza y vi que una paloma blanca y grande se metió a mi salón y correteaba por todos lados, pero en especial se quedaba parada junto a mi escritorio, justo frente a mí, me dio escalofríos, supe que era un mensaje para mí .

Cuando tres de mis alumnos llegaron me dijeron: “profe profe nosotros sacaremos a la paloma, pero yo no quería que la saquen, no sabía cómo explicarles la razón y les pedí que la sacaran sin que yo viera, y mientras tanto salí del aula por un té. Sentí mucho desasosiego, angustia y no sabía por qué, así como un dolor en el pecho muy fuerte y pena, pero logré concentrarme y dictar mi clase sin hacerlo notar

Al salir del aula sonó mi celular y me avisaban la terrible noticia de que mi amigo tan querido había fallecido mientras dormía en presencia de su novia, la cual quedó en shock por varias semanas. No salía del asombro, no pude ni hablar con la persona que me llamó porque no me salían las palabras.

Solo atiné a salir a caminar sola sin poder controlar el llanto por mucho rato, supe que esa paloma que estuvo en mi aula era la manera en que Nami me decía que seguiría a mi lado apoyándome en todo lo que habíamos planeado hacer por tanta gente, así como velar por mí . Pero que me dejaba la posta en todo lo hecho antes.

Nami logró hacerse notar luego a su madre en varias ocasiones y puedo decirles que cada que me falta creatividad recuerdo sus locuras y velocidad para resolver problemas, oro y la creatividad vuelve a mí como si me dictara. Hoy intento llevar a cabo todos los proyectos que planeamos juntos y cuando pienso que las cosas declinan mágicamente salen con bien.

3.- Algunas de mis historias: La conexión que tengo con mis abuelos que en paz descansen es especial, demasiado, y una bendición que siempre diré que no merezco.

a) La historia con mi abuelo materno: Mi abuelo materno se llamaba “Helí” y de él escuché las primeras historias policiales que años después investigué, gracias a él aprendí a conservar periódicos y a caminar por lugares extraños para relajarme. Siempre me dijo que debería escribir porque lo hacía bien, pero no le hacía mucho caso y si lo hacía jamás pensé publicar.

Jamás falté a la universidad como estudiante, así estuviese enferma iba porque detestaba atrasarme. Pero aquel 28 de octubre fui a clases y a eso de las 11 de la mañana me comencé a sentir muy mal, me estallaba la cabeza del dolor y de pronto el cuerpo me pesaba, pensé que me iba a resfriar y al sentir que me ponía peor y no podía atender al profesor me fui sin culminar las clases.

Muy fastidiada y adolorida me fui a casa a descansar. Al llegar, mi abuelita materna me dijo “hijita tengo que salir un ratito, tus hermanos están en la universidad, te quedas sola con tu abuelo, dale una miradita”. Mis padres tampoco estaban por labores y luego de intentar dormir algo y no lograrlo, me duché y luego de ver que mi abuelito dormía me puse a leer.

Tenía examen de economía al día siguiente, pero no lograba concentrarme, cosa que es poco frecuente. Dieron las 3 de la tarde y al ver que no podía leer nada de nada, encendí la radio y jamás olvidaré que escuché la melodía de la procesión del señor de los Milagros que ese día salía por las calles de Lima. Pese a ser religiosa, escuchar esa melodía no me gusto nada.

Fui a ver a mi abuelito y espantosa fue mi sorpresa al encontrarlo al borde de la cama desmayado. Noté que lloraba un poco, le hablaba, pero no me podía responder, cogí los teléfonos y llamé a mi madre, pero nadie me contestaba, nadie. Llamé a una ambulancia y pude notar que mi abuelo agonizaba, me apretaba las manos con fuerza, pero iba bajando la intensidad y mientras rezaba en voz alta por él, él lloraba más y así lo vi apagarse muy lentamente.

Fue el instante más largo de mi vida y dolorosamente interminable. Nadie llegaba a tiempo, la ambulancia tampoco, nadie.

Cuando todos llegaron el abuelito ya descansaba en paz. Yo tenía 17 años y ahora sé que ese día el destino y Dios eligió que yo estuviera a su lado en sus últimos instantes. Si me hubiese quedado en la universidad no habría estado, era según él su nieta engreída y desde entonces puedo decirles que mi abuelo jamás deja de cuidarme, si lo sueño puede ser tan preciso en cosas que me comunica, y si hago proyectos y me desespero cuando las cosas no van bien miro su foto y me calmo.

Y bueno, le di gusto, escribo ya hace muchos años profesionalmente como me decía y pueden creerlo o no , pero luego de su muerte, exactamente a las dos semanas mientras leía en mi cuarto sentí que me abrazó por la espalda y me acarició los cabellos como lo hacía desde pequeña. Me estremecí y le rogué que jamás lo vuelva a hacer porque me ponía fatal de pena y me escuchó, pero siempre sueño con él o me manda mensajitos a donde voy muy a su estilo, diarios y revistas con noticias, es el mejor cartero celestial.

Mi madre y una de sus hijas también han tenido experiencias especiales luego de su partida.

b) La historia con mi abuela paterna: Mi abuela paterna se llamaba Rosa y fue y es mi adoración. Juguetona, dulce, noble en extremo, creativa y sobre todo mágicamente especial y sabia. Por ser mi padre su único hijo varón fue su engreído y sus nietos igual. Mis tías le reclamaban que solo parecía querer a los hijos de su hijo, pero ella reía y decía “a todos los quiero, solo que los hijos de mi hijo heredaron lo mío”

De mi abuela aprendí valores, fortaleza y sobre todo a ser prudente y cultivar la fuerza interior, así como a vivir cerca del mundo de la magia espiritual y el contacto con los ángeles y me divertía muchísimo con ella porque era chistosísima como papá y super osada.

Saliendo de clases como estudiante universitaria iba a visitarla casi 4 o 5 veces por semana. Y cuando se fue haciendo muy viejita y enfermó hice de todo por estar muy cerca de ella pese a mis labores , siempre la incluí en mi agenda. No tuvo enfermedad triste ni nada de eso, solo fue envejeciendo y debilitándose día a día. Los médicos decían que era un roble, pero aquel año que falleció yo la sentía cada vez más lejana, apagarse muy lento.

Una mañana de abril iba en un auto y al mirar las calles, vi a una monjita vestida toda de blanco entrar a un velatorio.

Lo extraño fue que cuando vi la cara de la monjita noté que se parecía demasiado a mi abuelita, se me erizaron los cabellos y me dije “Dios mio, ¿dime si será mi abuela o mi tía primero?. Y pensé en mi tía Felicita, la hermana de mi padre que en paz descanse también porque por entonces ella estaba muy enferma y con mal pronóstico por parte de los médicos. Esto ocurrió un día jueves por la tarde.

El día sábado en la madrugada soñé con mi abuelita. La vi sentada en su silla de ruedas y me decía triste: “Hijita ven ¡Te necesito!”. Desperté con un resfrío atroz y con malestar, pero igual me dije : "iré como sea a ver a mi abuelita". Le conté mi sueño a papá y muy asustado me dijo que él también había soñado con su madre y no le había gustado nada el sueño. Llamamos a su casa y mis tías nos dijeron que estaba bien, pero que comía muy poco. Mi padre y yo igual inquietos decidimos ir a verla por la tarde.

Mientras me alistaba para salir sonó el teléfono en casa y mi padre contestó: Lo escuché gritar con un sollozo y corrí, mamá le quitó el fono y papá me dijo lloroso “hijita vamos, mi mamá está muriendo, le está dando un infarto. Yo no le dije nada, pero sabía que mi tía le había mentido, mi abuelita acababa de fallecer y le decía que corriera a su casa.

Y así fue, pese a mi sueño no pude llegar a tiempo, mi abuela falleció en brazos de mi prima hermana que ese día la visitó. Y quizá fue lo mejor, mi prima necesitó ese sacudón para hacer el cambio de vida que luego hizo para bien.

Y jamás imaginé que mi abuelita iba a ser velada en aquel velatorio donde vi entrar a la monjita tres días antes, de esos trámites se encargaban mi padre y sus hermanas. Mi abuelita falleció en abril y mi tía en junio del mismo año, ambas fueron veladas en el mismo lugar donde vi ingresar a la monjita de blanco. Y al contárselo a papá me dijo : “Teníamos previsto ese lugar hace años, pero nunca te lo dije hijita”.

¿Por qué vi la monjita antes?. Sencillamente la explicación que hallé es que Dios nos prepara con bondad para vivir ciertos episodios y así logremos salir del dolor con mayor fortaleza, solo es preciso fijarse, ser observador.

Contarles la cantidad de veces que mi abuelita se ha conectado conmigo para advertirme de peligros, para darme mensajes y develarme verdades que necesitaba conocer , así como lo hace con algunos de mis familiares, en especial con mi padre me daría para un libro, así como otras situaciones que viví y vivo, pero la idea de contarles estas historias es para que sepan que como verán en la película que mencioné no están solos.

Dios se encarga de ponernos ángeles en el camino y muchas veces nos ayudan y advierten de peligros. Algunos podemos sentirlos más por alguna razón en especial, la vida no es fácil y quienes nos quedamos por estas tierras de paso necesitamos luz , esa que llega con la fe y el amor de los que amamos.

Muchas personas sienten mucho temor de pasar este tipo de experiencias, pero no hay porque temer. Si los que partieron eligen estar cerca de nosotros en momentos especiales es una bendición que deben valorar y aprender a decodificar con paciencia.

Gracias a mis abuelos elegí dedicarme en una de mis facetas de profesión a la investigación y a escribir. Sin sus riños y apoyo no me animaba, pero sin duda sus palabras y sabios consejos me sirven para apoyar a muchos de mis alumnos. Lo recibido debe compartirse.

Si jamás les pasó algo como lo que leyeron, solo abran su corazón más a Dios y verán. Y si a algunos les pasan cosas más extrañas, queda asumirlo con humildad , prudencia , tino y con la certeza que nacimos para servir y para dar.

No siempre podremos hablar, ni decir todo lo vivido, no siempre podremos explicar tantas cosas, pero tengan la certeza de que nada ocurre por azar , nada.

Algunos, al igual que el personaje que hace el actor Matt Damon en la cinta nacieron para misiones especiales, las mismas que no todos son capaces de comprender y eligen juzgar. Y como decía mi abuela jamás olviden que valen por lo que son, por lo que tienen por dentro y por su honestidad, lo que opine el resto debe pasar como los malos vientos.

Sé que para muchos lo leído les parecerá irreal, pero las personas que lo vivieron junto a mi son de profunda fe y honestidad . No esperamos que lo crean, no esperamos que lo entiendan, esperamos que aprendan a conectarse con sus primeros ángeles, que son los seres queridos que partieron.

Les dejo el triler de la cinta y estoy segura que les agradará mucho y si quieren saber más de estas historias lean el libro “Extraños fenómenos paranormales” de la investigadora Silvie Simon. En este texto encontrarán capítulos dedicados al sincronismo, historias reales de conexiones con seres que partieron, investigaciones sobre facultades paranormales debidamente detalladas y con base científica, entre otros. Lo hallan en librerías locales o pídanlo por web. Luego les brindaré mayor bibliografía sobre el tema.



Que tengan un bello día y el amor de sus seres que partieron los inunde por completo para darles la fuerza que necesitan para resolver cualquier mal momento que pasen.

Manjarí (Bendiciones)

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Profeeee por fin de vuelta con el blog, la extrañamos un montón =), espero que le haya ido excelente en sus vacaciones, su post me ha dado mucha pena y nervios. yo h psado alguna csa parecida con mi tia
muchos besitos y espero verla prontito
Carmen campos

Mrs.Costello dijo...

Bienvenida :)
Me fascino tu post, yo eh tenido unas cuantas experiencias asi con mi abuelo materno y una compañera de colegio que fallecio. Ahora donde trabajo siento constantemente pasitos, veo sombras, no se como explicarlo, al comienzo me daban miedo, creo que ahora si no siento la bulla no me siento acompañada hahaha.
un beso que estes bien wapa

Marilyn Carolina dijo...

Rosita, muchisimas gracias por dedicarme este post y por considerarme tu hermanita menor, y es que somos igualitas jejeje...
Te comento que también vi la película, y me sentí sumamente identificada y no sólo por la conexión que tenemos con nuestros nuevos ángeles, sino también por la similitud de esta historia con la vida de una gran amiga mia.
Aquel día no fue un día mas de cine, ese día estuvo lleno de mensajes y la cinta fue uno de ellos. Se que mi gordo será siempre mi ángel protector, y como tu lo comentas, cuando estoy triste aún puedo sentir su perfume rondandome,de vez en cuando vuelve a prender la luz, o se sienta al lado mio, y entiendo que es su forma de decirme: "aqui estoy, y estaré siempre, pero sonrie, como solías hacerlo para mi".
Gracias por compartir el tema con tus lectores, es importante saber que no hay porque temerles, muy por el contrario debemos tenerlos presentes siempre con mucha paz y amor, es necesario entender los mensajes que nos da el Señor a través de ellos y es importante valorar a las personas que vuelven o llegan a nuestras vidas para ayudarnos a entenderlo. Gracias mi Tabatita querida, por ayudarme tanto en este proceso, por ser mi hermana mayor, por ser una amiga incondicional para mi, por ser los brazos que me sostuvieron con mucha fuerza en nombre del Señor.

Marilyn Carolina dijo...

Me olvidaba...Me encanta tenerte de regreso, Chispitas de Luz para ti. Nos vemos en estos dias. Besitos. Carito.

Marilyn Carolina dijo...

Me olvidaba...Me encanta tenerte de regreso, Chispitas de Luz para ti. Nos vemos en estos dias. Besitos. Carito.

Jeans dijo...

Profe, usted dice que no todas las personas tienen la capacidad de percibir lo que no se ve. Y que esto es por varias razonez pero que básicamente se debe a la carencia de espiritualidad e introspección... Lo que no entiendo es cuál es el problema de las personas que tienen estas carencias. Tienen algún problema?
Porque, por ejemplo, yo nunca he tenido conexiones similares a las suyas. En el 2000 falleció mi abuelito cuando yo tenía 13 años pero nunca me ha sucedido algo "raro"...

Zéfiro dijo...

hola Jeans. Ser introspectivo significa saber mirarse y poder asumir los errores y siempre apelar a la fe para vivir
sino has visto nada como lo leído en el post no te aflijas. Es posible que tu nivel de percepción sea bajo y como te dije con fe, orando y sobre todo haciendo lo correcto recibirás mensajes del cosmos; todo tiene su proceso, prepara el tuyo
luz para tí

Anónimo dijo...

Ramia :
Hola amiga...me ha fascinado tu blog y el tema que haz tratado me ha parecido interesante. Personalmente no he recibido o percibido mensajes de mis abuelos maternos, a los cuales vi morir hace mucho tiempo, pero lo que si creo es que ellos me cuidan y me colocan a las personas adecuadas en mi vida..y eso lo he podido notar desde que estoy viviendo fuera del Peru, ya que aqui encontre la paz y tranquilidad que necesitaba en mi vida...mis abuelos fueron un gran apoyo y se que de alguna manera lo siguen siendo.
Un fuerte abrazo amiga y muchos exitos para este 2011.
Monica

rinconesdetucerebro dijo...

hola, yo he tenido varias esperiencias, para muestra un botón mirar mi blog. un saludo

Anónimo dijo...

A mi me pasaron cosas raras,pero me da pudor contarlas porque temo que la gente crea que estoy loca.
Yo vivía con mi padre y mi madre.A mi padre hacia tres meses le habían diagnosticado cáncer.Un día temprano ,estaba durmiendo y senti que alguien me acariciaba el brazo.Enseguida fui a ver a mi padre y el con la mano hizo un gesto de despedida y murió.
Mi madre falleció muchos años despues,pero yo siento su presencia.