CÓMO VENCER EL MIEDO E INSEGURIDADES PARA ENTABLAR UNA NUEVA RELACIÓN AFECTIVA (POST 355 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)



Queridos amigos, el tema de hoy es “Cómo vencer el miedo a entablar una nueva relación afectiva” y va dedicado a Luciana, Alessandra, Federico y Oscar, quienes esperan este post:
Amar de modo saludable es una aprendizaje y una decisión que implica aprender a desarrollar valores esenciales, inteligencia emocional, cultivo intelectual y espiritual. Por tanto, no resulta sencillo en tiempos modernos donde los estilos de vida superficiales y el culto al hedonismo (placer) son parte de la personalidad de millones de personas.

Por ello, desde Zéfiro explicaremos en primer lugar ¿por qué razones existen personas que temen entablar una relación afectiva? y luego cómo vencer tal forma de pensar.

RAZONES COMUNES DEL MIEDO A ENTABLAR UNA RELACIÓN AFECTIVA

1.- Experiencias negativas que se han vivido en anteriores relaciones o alguna en especial: Luego de la culminación de una relación afectiva, si esta se cortó por elementos como infidelidad, maltrato físico y otros agentes traumáticos a muchas personas les cuesta olvidar tal situación, quedan vulnerables, sensibles y aterrados (as) ante el sexo opuesto y deciden creer que vivirán mejor y en paz renunciando a la posibilidad de volver a amar.

2.- Aversión a la figura masculina o femenina: Si por ejemplo, se tuvo madre o padre rígido (maltratador psicológico) y la pareja fue algo parecido, es posible que una de las consecuencias sea con el tiempo desarrollar rabia, ira y aversión hacia la figura del sexo opuesto; por tanto no se soporta la idea de pensar en volver a tener una relación afectiva y si algo empieza, esa persona pasa a maltratar a quien le ofrece algo nuevo, se venga de su ayer, sus niveles de ansiedad son altos y su intolerancia algo que solo daña a quien se le cruza.

3.- Búsqueda de perfeccionismo: Ocurre cuando se tiene un patrón especial establecido sobre el tipo de pareja que se cree sería la ideal. Y si bien existen elementos claros como valores y cierta afinidad esencial para una relación, el perfeccionista nunca está contento con nadie, no le da ni chance de conocerlo (a) porque en el fondo evade hacerlo por miedo y apatía en la vida afectiva.

Y si bien nadie puede forzar a nadie a tan solo entablar una charla, el perfeccionista coloca mil y un pretextos para que ello no ocurra y detrás de ello puede existir intolerancia y rigidez en los pensamientos. Por lo general el perfeccionista afectivo tiene pocas amistades y escasa vida social, ya que suele trasladar sus patrones rígidos a las diversas aristas de su vida.

4.- Miedo al compromiso por ego: En estos tiempos donde cuando dos personas se tratan como enamorados pero solo “salen” la idea de compromiso al sentimiento aterra a muchos de ellos (ellas) porque se sienten emocionalmente presos (as). Han aprendido que su ego no puede padecer y si dicen que “tienen pareja” no podrán seguir conquistando más y mucho menos buscar agradar a alguien.

Es el pretexto que toma el ego para alimentarse y de este modo vivir en constante actitud de conquista, de seducción. Pueden leer mucho al respecto en el fabuloso libro “La era del vacío” del humanista Gilles Lipovetsky, que además sabiamente explica que existe hoy una apatía en el dar, en la reciprocidad, el aumento del egoísmo y los deseos de control arruinan las posibilidades de amor genuino.

5.- Decisión de no ser auténtico por miedo al rechazo o competitividad: Con ello me refiero a las personas sumergidas en el estilo de vida superficial, presas del culto al hedonismo que sienten que una vez que empiezan algo afectivo se aburren pronto, es la llamada generación “de lo reciclado” porque han creado convicciones equivocadas sobre las relaciones afectivas. Son personas que se dicen así mismos que nunca es suficiente y que todo tiene fecha de caducidad, incluso los sentimientos.

Cuando pasan los años, estas personas no saben cómo vivir, se lamentan de sus errores a veces tarde y les cuesta mucho mirarse con humildad porque viven a la defensiva y creen que sentir amor genuino es una especie de peligro que deben evitar.

CÓMO VENCER EL MIEDO A ENTABLAR RELACIONES AFECTIVAS

1.- Fortaleciendo la personalidad segura y la autoafirmación: Quien no sabe colocar límites ante el inicio de una relación dañina, no sabe decir “No” y teme reclamar por miedo al abandono cae con facilidad en apego y dependencia afectiva.
Por tanto es necesario que cada quien desarrolle una introspección y recordar lo siguiente:
-       La pareja es un complemento, pero naces y mures solo y sino desarrollas mundo propio y eres independiente psico profesionalmente y emocionalmente, el amor solo te causará dolor absurdo, ansiedad, depresión y miedo.

-       Tiene derecho de elegir con quien salir a conocerte, pero sin que nadie intente manipularte y ponerte reglas de socialización  insanas, amorales, que dañen tu interior y ataquen tus valores.

-       Si conoces a alguien vencer “la expectativa” siendo realista y valorando el proceder, porque la forma en que alguien actúa dice mucho de su interior e intenciones. Y si lo que ves no es claro, no es honesto y es evidente, debes recordar esto: “Nadie tiene derecho de elegirte para jugar contigo, probarte, dañarte, usarte y manipularte” y solo tú decides como quieres vivir.


-       Una persona sana emocionalmente es frontal y de correcta comunicación y si comete errores como todos, no va por la vida evadiéndolos o intentando trasladártelos a ti. Por tanto, si abres los ojos podrás notar que este tipo de personas no convienen para una relación y negarte a ver la verdad solo es por miedo a la soledad y apego.

-       Quien mejor disfruta de la vida en pareja es quien sabe estar solo consigo mismo porque tiene planes de vida, motivos para crecer, sueños para cumplir.

2.- Dándote la oportunidad de conocer más a personas que admires emocionalmente: De nada te sirve pensar que tal hombre o dama que te atrae físicamente es el ideal para conocer si al observar su proceder, te queda claro que es caótico emocionalmente.
El error que cometen muchas personas es tener etiquetas de aspecto instaladas en la mente y quieren una pareja para la compañía, para no sentirse solos un fin de semana, pero cuando la conocen resulta que no son empáticos y se la pasan discutiendo.

¿Cómo te das cuenta que admiras a alguien emocionalmente?

-       Cuando notas que es auténtico y transparente en la comunicación, cuando la charla es fluida, no intenta disfrazar su actitud con ego o poses de la masa, cuando sientes paz al conversar con él y ella porque te permite ser tú mismo, sientes confianza.

-       Cuando observas que posee valores esenciales mínimos necesarios como el respeto y la honestidad, que hacen de cualquier persona alguien digno de conocerse, de regalarle un tiempo que elijas para “ver más allá”.

-       Cuando observas que esa persona intenta mejorar su nivel de intelecto y sobre todo a nivel emocional, cuando busca cultivarse sin imitar a nadie, sabe tomar sus propias decisiones.
-       Cuando se expresa de modo profundo y amoroso de sus afectos, cuando es agradecido por lo que tuvo, se le dio y es leal a su sangre.

-       Cuando habita fe e intención de agradar al creador

-       Cuando pese a los defectos naturales de todos, sabe reconocer sus errores con sencillez y humildad.

-       Cuando lo (a) observas y te da paz y podrías escucharlo (a) mucho rato sin aburrirte porque tienen mucho por compartir.

3.- Dejando atrás  pensamientos, personas y situaciones  que te paralizan emocionalmente.
Me refiero con ello a decidir avanzar si algo terminó con alguien, dejar de lamentarte por el pasado, dejar de lamer tus heridas y no aceptar lo vivido porque con ello te robas tiempo útil para renacer, madurar y ser feliz.

Miles de personas insisten en mantener relaciones afectivas dañinas, masoquistas, viven sin paz, peleando, exigiendo “cambio” y simplemente son necios para reconocer que si piden total cambio en alguien simplemente no admiran, por tanto no aman y mantienen la relación por ego, miedo a la soledad o culto a las apariencias
.
Si al lado de una pareja no logras crecer como persona, comprenderte y todo son desacuerdos, queda avanzar y dejar que el ayer pase para ser uno mismo y con el tiempo poder si se desea conocer alguien distinto (a) que sea lo que se conoce como alma afín, que no es otra cosa que alguien que respetes y admires por el don de gente y profundidad.

4.- Desterrando la idea de que alguien que te interesa es “demasiado para ti” porque con ello te minimizas y olvidas que Dios no hace basura y cada quien es especial, único e irrepetible.
Muchos varones y damas se sienten menos que otros, se comparan, pero olvidan que lo más importante en lo afectivo es “conectar”, es decir, ser empáticos emocionalmente y eso nada tiene que ver con los cartones de cada uno o cierto estilo de vida.

Si puedes conversar de modo profundo con quien sea  y buscas ser mejor cada día, el amor es algo que hará de ti un mejor ser humano si lo decides con humildad.

5.- No aceptando relaciones por soledad o miedo a estar solo contigo mismo: Ingresar a una relación afectiva es una oportunidad que llega; incluso podrías tener varias personas interesadas en ti, pero ello no significa que debas elegir una si no sientes que la admiras y estás dispuesto a ser una persona limpia en el proceder. Sin embargo, solo aprender a pensar de modo correcto y engranar valores con actitud hacen de las relaciones afectivas algo especial.

6.- No proyectando jamás un proyecto de vida con alguien que no esté dispuesto a lo mismo contigo o que pidas que sea “distinto” (a) porque el dolor absurdo suele llegar cuando se espera un “todo” de alguien que es como es y solo puede hacer mejoras en el interior si le nace por sí mismo (a).

¿Cómo haces para no proyectar?: Simplemente observa el proceder, porque cuando una persona tiene amor por dentro genuino, puede cometer muchos errores, pero siempre estará a tu lado en momentos específicos, y si falla lo reconocerá, desea verte crecer y no busca hacerte sentir mal de cosas que no eres culpable, como por ejemplo que otras personas sientan aprecio o un sentimiento por ti, cosa que no depende de nadie, solo de esa persona.

No proyectas cuando te concentras en tus sueños, cuando tu mundo propio para ser feliz es sólido, cuando una relación afectiva es algo importante para ti, pero no el centro de tu existencia porque de ser así no permitiría que tus talentos afloren, que el amor que sientes por tu sangre y tus pasiones se desarrollen en sueños concretos.

Y si descubres que la persona que dice amarte no sabe conversar, busca desatar tu inestabilidad, ansiedad y solo sabe ser conflictivo (a), nada bueno crecerá, solo llegará el absoluto desencanto, hartazgo y la extinción completa del sentimiento.

Y si eres de los que está sin pareja hace mucho tiempo, no tienes que dar explicaciones a nadie al respecto si te sientes en paz contigo. Nadie te obliga a fingir o teatrizar el estilo de vida de los demás, porque es terrible ir por la vida eligiendo una relación por no estar solo, porque pasan los años, porque existe conformidad  “a nada” o porque la lástima de ata a alguien.

La soledad es incluso una decisión que si es madura no tiene absolutamente nada de malo, pero ello no implica que cuando menos lo imagines “conectes” emocionalmente con alguien especial y cuando ocurra actives la capacidad de amar con que todo ser fue creado.

Por tanto sugiero queridos lectores que busquen sanar sus lesiones emocionales, aprendan a ser más seguros, sean felices con todo lo que hacen y sobre todo sean auténticos, porque es el camino para hallar paz por dentro. Y sepan que existen personas especiales y maravillosas dispuestas a compartir su esencia y corazón si miran más allá de las etiquetas que impone la sociedad.

Y si en la vida te encuentras con alguien que te hace mejor persona y a su lado muy motivado a crecer, lucha por aquella oportunidad como un sueño más que puedes concretar con ayuda divina.
Y si ya tienes una pareja especial, cuídalo (a) siempre, porque el amor se cuida, se cultiva, como las plantitas y la ignorancia emocional, valores incorrectos y soberbia solo logran extinguirlo y que lo pierdas y pase como el viento, sin que puedas a veces recuperarlo para aprender que hay regalos del cielo que solo llegan “una vez”.

Y jamás temas ni te importe que te llamen o crean “idealista” porque el amor genuino ocurre para gente que se lo merece y solo debes mirar a parejas tan bellas que se llevan estupendo y tienen muchos años juntos y se comprenden hasta con los mínimos silencios, es cuestión de abrir más los ojos y observar.

Ahora les dejo esta bellísima canción cuya letra cuenta como son las personas que llevan al creador  en el interior, luminosas, especiales, capaces de amar con honestidad, bondad y respeto. Y sin embargo, es una decisión y aprendizaje.


Que tengan una bellísima semana, ángeles para el camino y chispitas de luz para sus proyectos.
Manjari (bendiciones)