ASPECTOS DEL LENGUAJE NO VERBAL Y VERBAL QUE DAÑAN TU IMAGEN EN LA ENTREVISTA LABORAL (POST 335 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Aspectos del lenguaje no verbal y verbal que dañan tu imagen en la entrevista laboral” y va dedicado para Melissa, Zamuel, Paula y Jefferson, quienes esperan este post.
Si bien los tiempos son modernos y la era de las nuevas tecnologías no cesa en su avance, las entrevistas de trabajo han cambiado, mas algunos aspectos esenciales para ser reconocido como una persona idónea para equis puesto, depende de muchos factores que les iré mencionando.

Como coach ontológico y empresarial les comento que suelo acudir a muchas empresas  del país, transnacionales y del exterior donde me acerco hacia las dos entrevistas finales con los candidatos (as) que los directivos esperan ubicar; y a la hora de dictaminar he visto de todo y con mucha pena, en varias oportunidades personas con estudios importantes y algo de experiencia no han calificado por varios de los puntos que les hago llegar.

SOBRE EL LENGUAJE

1.- Fíjate como te expresas hoy, mírate con humildad  y respeta el correcto castellano y tono de voz. Y va la anécdota: Una dama de 29 años postulaba para un cargo de gerente de marketing en una empresa privada; la señorita tenía estudios de post grado, dominaba el inglés y tenía experiencia media en el rubro.
Sin embargo, al presentarse en las dos últimas entrevistas con los directivos y quien les escribe, la dama dio inicio a responder cómo trabajaría en el área indicada. Al oírla, los dos gerentes y la dueña de la empresa se miraban y me miraban incómodos. Todos le hicimos varias preguntas, la escuchamos con atención y al salir de la entrevista, la dueña de la empresa dijo: “¡Dios mío, que horrible habla esta mujer!, de ninguna manera podemos contratarla, que atroz.

Los gerentes sonrieron y expusieron que sus expresiones eran gaseosas y yo indiqué que en efecto, la dama no podía evitar hacer uso de las muletillas “como que, tipo qué, en verdad” y sus tonos de voz (paralenguaje) parecían de adolescente de programa de canto. Abría la boca y hacia muecas imparables para llamar la atención, como lo hacen seguramente en su entorno social.
El punto es entonces que si se expresan sin dar oraciones completas: sujeto, verbo, predicado, el candidato (a) se ve inestable, sin dominio del tema, banal, inseguro (a) y nadie desea contratar alguien así.

Y dictando un curso de oratoria, aún recuerdo a las modelos que tuve de alumnas y una de ellas lloró frente a los alumnos señalando que no podía evitar hablar en tonos cantados y con muletillas. Y le indiqué a la señorita que había dejado de ser ella misma.
Y ni que decir de los varones que usan esos tonos y frases sin completar, como: “Oe, habla compadre, así como los alargamientos de frases de modo banal, tonto y absurdo, como por ejemplo: “Este café está demasiado bueno”, demasiado, demasiado, me digo yo, demasiada banalidad y mascarita en la mente y el alma. Hoy todo es “demasiado”. Así que Zeferino (a) no saltes de la silla y mira tú lenguaje y revisa tu identidad, si aún crees que la posees.

Evita también los tonitos de voz “aniñados”. Que terrible es escuchar candidatas que hablan con un tono de “dibujo animado”, fingiendo y sacando su lado que no maduró para impresionar, pero solo logran que digan: “Que chica más inestable e inmadura que no sabe ser dama”.

2.- La moda si incomoda: Y esto depende del lugar donde postulas para un empleo.
Muchas chicas que por ejemplo han imaginado ingresar a trabajar en líneas aéreas, no han podido hacerlo porque “tienen tatuajes” en los brazos y o se los borran con laser o pasan la pena de escuchar que no son admitidas. Y aquí no hay temas de discriminación antes que salten al leer esto, cada empresa posee su política, su visión de sus metas y pone las reglas guste a quien le guste.

Una chica de Argentina me contaba que había perdidos 3 ofertas de empleo importantes porque le hicieron exámenes médicos cuando ya estaba casi contratada y al ver que tenía tatuajes en ciertas zonas, de inmediato le dijeron que no ingresaría a la empresa porque para el equipo de área psicológica de las mismas, ello denotaba carencia de identidad, peligro de alienación, conducta irreverente y querían personas de otro perfil. Se une a esto las pruebas grafológicas que se hacen hace muchos años, las de test psicológico, entre otras. De modo que toca trabajar en el interior para ser una persona equilibrada y más centrada.

No puedes acudir a una entrevista laboral con micro faldas como si fueses a una discoteca, ni con el traje sin planchar o sin peinarte o peor aún, con tu ganchito de plástico de colorinches que no van con la ropa formal que quizá elegiste.
No puedes aparecerte con tu CV en un folder de manila como de clase universitaria. Lo ideal es que compres un lindo maletín para esas ocasiones y uses una carpeta oscura, las hay preciosas y tengas varias para que las intercales en las entrevistas. Tus zapatos debes estar ¡lustrados!, todo tú impecable siempre, no solo para tu entrevista, porque como te ven te tratan y evita echarte agua al pelo seco porque en 30 min ¡apesta!, si zeferinos, ¡apesta! y ya desde ahí sabemos lo dejado (a) que eres contigo mismo y como serías con tu trabajo.
Hoy he visto chicos que se juran animadores de tv y van a las entrevistas con jean, zapatillas y con chicle en la boca, masticando como niños. De arranque se les observa como “poseritos (as)” y se les dice “No” en empresas importantes, porque aunque les duela lo que leen, dejen el look de cine moderno, el look de barba grande y pinta hippie para cuando hagan trabajo de campo si tienes tu negocio propio.

Han visto como hoy muchos jóvenes dis que desean ser fotógrafos arman su look y se pone: gorro de lana, barba grandota, ropa negra con marrón, polos con letras o de un solo color, reloj grandote de plástico, zapatillas sucias, cueritos en la muñeca, etc, y listo el traje de “fotógrafo” o productor de cine. Y yo me pregunto, ¿acaso alguien distinto no puede serlo?.

Evita los moñitos de casa si eres dama, y si posee el cabello largo, vas a la peluquería o te haces un peinadito, pero que se te vea ordenada. No uses ese flequillo que tapa tus ojos porque denota baja autoestima, que no te gustas y que te escondes del mundo porque temes el rechazo. Deja tu look de Cleopatra para tu fiesta de año nuevo o la que sea, menos para tu día a día.

En la era de la pose y narcisismo, cada gente inventa su look laboral en base a los estereotipos que traen en la cabeza o imitan de ídolos de medios de comunicación. Y lo peor que puedes hacer si deseas trabajar en una compañía importante es dejar de ser tú.
3.- Cuida esa mirada: Está de moda “barrer con la mirada” a quien tienes por entrevistarte y eso es desde ya “atroz”, porque te anulan.

Aquí el llamado de atención va para las damas que por sus caprichos a veces no controlan la forma de mirar y esas muecas de infante en la boca. De modo que controlen las emociones y no pueden torcer la boca para un lado si saludan y alguien los asusta o les da nervios por su cargo. Me lo hizo una candidata  en una entrevista y al gerente comercial terminó mirándolo como si lo odiara. Al evaluar su CV, mirar su letra y observarla, le pregunté muy calmada : ¿te han separado de más de una empresa antes?. La chica bajó la cabeza, tartamudeó y me dijo bajito: “No, yo me fui”, pero lo dijo sin mirarme y sabía que me mentía. Llamamos a las empresas donde laboró y nos dijeron que era una chica muy conflictiva y la sacaron de tres empresas, no había error en el análisis. Y solo fue para confirmar lo que habíamos evaluado, porque el lenguaje corporal jamás falla, leer el rostro esencial y  mucho menos falla la prueba grafológica.

Y en una selección de damas para una empresa textil, el gerente comentaba que las chicas a veces no sabían ni contestar bien el teléfono, que era un gasto extra entrenarlas y que buscaba excelencia en la expresión verbal. Como leen Zeferinos (as), “excelencia” que es en cristiano, alguien eficiente y de buen lenguaje.
Y espero los padres lean este artículo para que estén más pendientes de cómo hablan sus hijos y se los hagan ver. Y que en casa se lea más, se hable de temas importantes y no vivan separados por la tecnología.

El orden, la puntualidad, criterio y seguridad en tus conocimientos son la clave para dar una buena entrevista laboral y si sufres de los nervios, busca ayuda emocional, lleva cursos de oratoria y trabaja en tu interior.

Pronto les daré otro post con el tema. Es amplio, pero con este primer llamado de atención, creo a muchos se les abrirán las explicaciones de porque no fueron contratados.
Ahora les dejo este enlace para reflexionar sobre el consumismo, cultura light y vacío existencial. Y mucha gente lo expone en la entrevista laboral, porque cuando alguien desea servir es auténtico (a) y se aprecia en su personalidad y proceder. Espero les agrade y lo compartan


Que tengan una linda semana, luz para sus proyectos, ángeles para el camino
Manjari (Bendiciones)