El PRECIO DE SER COMUNICADOR SOCIAL (POST 50 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “El Precio de Ser Comunicador Social” y va dedicado con muchísimo cariño a todos mis colegas, amigos entrañables y alumnos que como yo eligieron esta noble y cuestionada profesión.

Sobre mi carrera se dice y se ha dicho de todo, desde que es la profesión donde anidan los corruptos hasta que es la carrera donde la gente “Se Pierde”.

Por ello desde Zéfiro quiero compartir con ustedes y sobre todo para los que no conocen mucho o nada de esta carrera, lo que vivimos y cómo vivimos los profesionales con ética que amamos esta profesión.

¿Cómo Vive un Real Comunicador Social?

Muchos creen que ser comunicador, periodista y todo lo ligado a los medios de comunicación es jolgorio, es perdición y no existe idea más absurda.

Dentro de esta carrera hay rubros y disciplinas: radio, prensa, televisión, cine investigación, medios on line, publicidad y Relaciones Públicas. Hallar un espacio en cada una de ellas a nivel laboral es complicado y los que tenemos la bendición del señor de poder trabajar en alguno de los rubros antes mencionados, hemos tenido que prepararnos mucho y sobre todo mantener cierta disciplina que en otras carreras no es tan agobiante.

Cuando escucho comentarios como aquellos que dicen que la mayoría de la gente que trabaja en la televisión se juerguea, anda en vicios y vida loca prefiero callar, no discutir, pero hoy rompo mi silencio.

Y a la gente que piensa eso le digo que la gente que suele ir de juerga no pertenece al rubro profesional de esta noble carrera, por lo general son gente que no tiene estudios en comunicaciones, gente que fue captada porque tiene una buena imagen y algunos de ellos eligieron vivir alocadamente, pero no por ello se debe creer que todos los comunicadores son así.

Soy testigo de que mis queridos amigos que trabajan en televisión se sacrifican mucho, se amanecen, son gente empeñosa, dedicada, paciente y sobre todo solidaria. Es gente que vive creando todo el día, corriendo para servir, para dar, para ayudar a la comunidad.

Muchos camarógrafos, reporteros, locutores, etc viven los días más sanos que muchos, libres de vicios y tienen familias maravillosas, esas por las que luchan ser mejor.

Y si de prensa se trata, la cosa es también admirable. Los comunicadores que aman este oficio leen muchísimo, observan, caminan con los 5 y todos los sentidos extras alertas para poder hallar aquello que necesite la masa

En el campo de la investigación que es donde se ubica esta servidora se halla la gente más increíble que he conocido, la gente que tiene la paciencia y ahínco más fuerte que las rocas.

Los investigadores somos tachados de ratones de biblioteca, de orates, de raros, de impenetrables y hemos aprendido a reírnos de ello y a seguir en nuestra santa paz haciendo lo que mejor sabemos hacer, que es servir. Un investigador puede abordar todo tipo de temas, cada año puede embarcarse en un proyecto nuevo porque su misión es abrir caminos, descubrir y dejar en estas tierras regalos para que los demás vivan mejor.

Y si bien es el área que menos especialistas tiene, es una de las más valoradas, de las más apreciadas y por ello un brindis con anis caliente para mis colegas y amigos investigadores de Lima y del continente.

Y claro que los comunicadores nos divertimos, somos solidarios y entre nuestras mayores afinidades está el viajar, el ir por rincones extraños, esos que no pisa la mayoría, esos donde no hace falta el lujo, solo la naturaleza y el cariño de los que amamos. Somos gente de mochila, buscamos calidez, almas para conocer e historias para compartir, corazones que consolar.

Y cuando tenemos que viajar en primera clase también lo hacemos, tenemos derecho, pero solemos ser tan solidarios, tan unidos, que los viajes terminan siendo como con la familia. Pero pocos saben eso, nos imaginan ebrios en discotecas y salones inmersos en vidas bohemias, pues esa no es la realidad de la mayoría, esa es la realidad de gente que lo elige y es de cualquier carrera.

Los comunicadores no solemos marearnos con un flash, con los halagos, lo que hacemos es parte de, parte del oficio y muchos optan por buscar el mayor anonimato posible.

Puedo compartir que desde los 18 años me ofrecieron narrar noticias en la televisión y siempre me dije, eso no me va porque prefiero la investigación. Hoy acudo de vez en cuando a programas de televisión porque los dirigen amigos serios, porque los temas son importantes para servir y todo lo que implique ayudar a la gente mejor me hace feliz, pero no soy de la farándula, mi mundo es como Zéfiro, y todo lo que hago como este blog es porque me nace y porque es un bracito del ser investigadora. Así que invito a mis amigos investigadores y profesionales a asistir de panelistas a programas especiales cada que se les convoque si con ello ayudan a la comunidad.

Y admiro mucho a mis amigos locutores porque la verdad tienen un aplomo y paciencia para el mundo de las cámaras que no todos poseen y escuchan, escuchan siempre antes de salir al aire, antes de dar su mejor cara para la opinión pública.

Amigos comunicadores, investigadores, continuemos caminando sin detenernos por nadie, muchos menos por los pre juiciosos y bailemos, bailemos, pero la danza de la honestidad porque nosotros damos la cara, no solemos escondernos para hablar, para expresarnos como mucha gente de terno y camisa que finge seriedad, pero que es capaz de manipular, de mentir, de usar y de vivir ahogado y encerrado entre las verdades que no es capaz de develar porque le pesa el alma, porque no sabe vivir y eligió el mundo de la farsa y soñar con lo que jamás podrá tener.

Y desde aquí un abrazo super especial a mis amigos (as) maravillosas productoras de televisión: Thany, Cachito, Natali y Enrique. Gente como ustedes con el alma y el corazón puestos para servir a los demás valen demasiado. Chicos, Dios sabe que sus amanecidas, su correras y sus ganas de ver mejorar a la gente desde el programa que dirigen los hace especiales, por eso siempre estaré para apoyarlos como me lo piden. Luz para ustedes mis pequeños ángeles de la pantalla, mis pequeños guerreros que nunca se rinden.

Que tengan un lindo día y los ángeles bendigan hoy más que nunca a los comunicadores de todo el país.

Y a coro con todos mis amigos de la tv le envío esta canción a esos seres que se atreven a criticar lo que no conocen.


http://www.youtube.com/watch?v=qtjKAybWibo


Manjarí (Bendiciones)

2 comentarios:

cabeza de pulga dijo...

"Con el ojo con que mides, serás medido" Eso pasa todo comunicador, pero nos "surramos" en lo que piense la gente. JA! Lindo día.

Ghiovani Hinojosa dijo...

Gracias por sus palabras tan humanistas, profesora. Estemos en contacto :)