PENSAMIENTOS NEGATIVOS Y QUEJAS INTERMINABLES (POST 219 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Pensamientos negativos y quejas interminables” y va dedicado a Julia, Rocío, Patricia, Alfonso y Mario, quienes esperan este post.
Quejarse de lo que se vive, de los demás y de uno mismo  todo el tiempo suele ser lo más frecuente cuando las personas carecen de ecuanimidad. Por frustración, impotencia, sistema nervioso alterado, estrés y también por lesiones emocionales millones de personas no se fijan que solo piensan en negativo y hablan cosas negativas. Por ello, desde Zéfiro veamos cuáles son las causas, consecuencias  y como evitarlo.

¿POR QUÉ MILES VIVEN SOLO QUEJÁNDOSE?

1.- Por frustración e ira: Si bien puede resultar catártico en algún momento expresar algo que molesta e incómoda, existen personas que solo pueden hablar de aquello que les disgusta en todos los escenarios donde acuden, siendo la razón la frustración que produce no ver cambios ante el problema.

Sin embargo, la gente que solo sabe quejarse no decide hacer cambios de vida para vivir mejor. Si les molesta un empleo, no se mueven para buscar otra, sino se sienten felices ni aman a la pareja, no lo admiten, esperan que sea como no será y no asumen que no son compatibles ni afines. Otros se lamentan de cómo se sienten, ven a sí mismos y demás, pero no mueven un dedo por mejorar y si manifiestan intención de cambio, solo queda en fantasías.

2.- Por necesidad de herir y por rencor: Cuando los individuos sienten que alguien les ha causado solo problemas, dolor o malos ratos y no sabe pasar la página, comprender y busca explicaciones ante lo evidente, decide quedarse paralizada en la queja absurda y no avanza para generar cambios de vida. Por ejemplo:
- Si una mujer dice que perdonó una infidelidad a su pareja no debería sacarlo en cara en cada discusión, pero lo vuelve a hacer y así solo daña la relación.
- Cuando un hijo comete un error, muchos padres solo saben recordárselos de mala manera, dañando así el autoestima de los chicos.
- Cuando en el fondo no se acepta ni se admira a la persona que es pareja solo se le sabe criticar, acusar por rabia y frustración, pero no se es capaz de admitir que el amor murió y que la relación es insostenible por miedo a la soledad o comodidad.

3.- Por ansiedad sin tratamiento: Son aquellas personas super tensas, nerviosas, no pueden estar quietas y mucho menos parar de pensar en negativo. Saben que solo saben quejarse sobre lo malo, pero no buscan ayuda profesional. Algunos tienen unos ataques de ira espantosos, gritos y no saben conversar sin herir, pero creen que hacen lo correcto.

La ansiedad nace por emociones no controladas, por pensamientos irracionales, por actitud de vida negativa y por razones biológicas en miles de personas, así como por malos hábitos de vida. Aprender a pensar contribuye a eliminar la ansiedad, pero es una decisión, un aprendizaje y requiere esfuerzo que por ignorancia y soberbia muchos no desean asumir.

4.- Por imitación y aprendizaje observacional:  Si solo viste a tu madre o padre vivir quejándose de todo y por todo, es posible que sino lees, meditas y buscas ser culto a nivel emocional lo repitas. Los malos hábitos, así como los malos consejos se repiten si las personas no son lo suficientemente cautos para observar el proceder incorrecto.
En muchos hogares por ejemplo solo se sabe hablar gritando, en otros nadie se habla y en los más terribles, las agresiones suelen ser psicológicas y físicas en varios de los miembros.

5.- Por falta de humildad para reconocer errores y por soberbia: A personas soberbias, ególatras y necias siempre les resultará más sencillo acusar y decir que lo (la o los) demás siempre son culpables de un problema o conflicto porque mirarse y admitir sus fallas no es posible. Otros son así porque reconocer un error implicaría sentir que no se tiene el control, sentirse menos y no aprendieron a pedir perdón y fallar ante otros es un precio que prefieren eludir acusando, trasladando los errores al otro.

A veces este tipo de gente logra manipular y hacer creer a quien en el fondo no falló que si lo hizo; por ello es tan importante ser pensante, firme en los valores y convicciones y tener claro que con gente así nada se gana conversando porque carecen de honestidad consigo mismos y por tanto, solo sabrán quejarse de lo que en el fondo temen.

CONSECUENCIAS DE VIVIR QUEJÁNDOSE.

1.- Gasta energía, tiempo y que no exista absolutamente ningún cambio frente al problema.

2.- Que las personas que escuchan las eternas quejas sientan que no soportan estar cerca de ti porque tu charla nunca es productiva y solo causas malestar.

3.- Que tu rostro y aspecto siempre se vea mal. No olvides que proyectas en el rostro lo que llevas por dentro.

4.- Que a nivel profesional no quieran tomarte en cuenta 
por pesimista, poco creativo y desidioso para cumplir metas.

5.- Dar mal ejemplo a tus amigos, familiares e hijos si los tienes acerca de una actitud inútil.

6.- Alimentar a ansiedad y permanecer estancado en diversas aristas de tu vida.

¿QUÉ HACER EN LUGAR DE QUEJARSE?

1.- Evaluar todo aquello que no tenga solución y no dependa de ti para asumirlo con humildad y elegir cerrar capítulos en la vida.

2.- Aceptar a las personas como son, no esperando nada de ellas, bajo el precepto claro: Nadie da lo que no tiene ni aprendió. Y recordar que esperar algo de personas sin ecuanimidad y paz interior es un auto sabotaje para la mente y el alma.

3.- Decidir con firmeza cambios de vida que te otorguen paz, alegría y permitan hacer uso de tus talentos con pasión  y la posibilidad de servir.

4.- Reconocer la importancia del tiempo y asumir que es inteligente usarlo con pertinencia y juicio; reconocer que vivir quejándose implica decidir perder un tiempo que puede ser productivo y maravilloso para ver sueños y metas de todo tipo hechos realidad.

Ya lo saben Zeferinos, a reaccionar porque “se les va la vida” y todos podemos ser felices si aprendemos a construir esa dicha que necesitamos con amor a uno mismo, a los demás, con fe, voluntad, honestidad y  sobre todo con humildad porque nunca es tarde para aprender.

Ahora les dejo esta cancioncita que me pidieron colocar en este post dos buenas amigas. Ahí les va chicas, pedido concedido.


Que tengan un hermoso fin de semana y los ángeles guíen sus caminos para dar los pasos correctos
Manjarí (bendiciones)





2 comentarios:

James dijo...

Muchas gracias por tan valioso aporte.
Un beso grande

ana marenco dijo...

http://anamundoutopico.blogspot.mx/2014/02/alas.html escribi esto estaba pasando por un bache de esos de solo señalar lo malo y olvidarme de lo bueno :) me gusto tu aportacion y me gustaria comparti lo q escirbo