PENSAMIENTOS SOBRE EL OLVIDO Y LA ACEPTACIÓN (POST 364 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)





Queridos amigos el tema de hoy es “Pensamientos sobre el olvido y la aceptación” y va dedicado con mucho cariño para Jaime, Julian, Zarela y Vivian, quienes esperan este post.
La forma en que cada quien tiene de pensar sobre un problema o situación específica depende de su nivel cultural, valores, convicciones, personalidad y nivel de madurez. Sin embargo, para miles de personas es complejo y duro aprender a manejar situaciones como el miedo a ser olvidado, quedar mal con los demás y aceptar la forma de ser de cada quien.
Por ello, desde Zéfiro, los invito a reflexionar sobre ello.

Existen diversas aristas sobre las que ocurre lo que menciono, pero una que me llama poderosamente la atención y vengo observando, escuchando y anotando estadísticamente, radica en como algunos tipos de personas ingresan a cuadros ansiosos terribles, depresivos y tensos cuando rompen contacto de comunicación con personas, sea en el ámbito amistoso, afectivo, familiar. Por ejemplo:

1.- Miedo a ser olvidado y ser recordado de modo negativo: Cuando una persona posee la conciencia limpia, resulta ilógico y absurdo que sienta culpa si por ejemplo otra persona piensa que se es nocivo, cruel o mala persona. Nadie puede obligar a nadie a sentir aprecio, buena impresión ni ningún tipo de afectividad si no le nace o si la otra persona considera que solo quiere avanzar y dejar todo contacto, es decir, dejar ir la situación.
Sin embargo, he escuchado a muchas personas decirme que no soportan ni manejan el hecho por ejemplo de romper contacto o comunicación con una ex pareja, una amistad o un familiar, así la relación de comunicación sea tirante, mortificante para ambas partes o una de ellas lo sienta así. ¿la razón?: problemas para aceptar las decisiones de los demás por miedo al olvido, quedar mal y apego.

En el fondo, detrás de este tipo de pensamientos existe carencia de humildad, ego puro y profundo, porque nadie puede obligar a otra persona a querer ser parte de su vida, desde el rol que sea. Si alguien decide que se siente en paz y bien dejando de mantener contacto con equis personas, es su derecho, posee libertad absoluta para tomar decisiones y resulta egoísta y repito, problema de carencia de humildad y aceptación el hecho de no aceptarlo.

¿Cómo se puede olvidar y porque se decide?

Cuando una persona tiene proyecto de vida, metas y posee madurez emocional, saber dejar atrás situaciones pasadas e incluso personas es lo frecuente, no le pesa, no le aflige y mucho menos le causa dolor, porque como mencioné antes, quien limpia posee la conciencia, camina ligero de equipaje en el interior.

Y si la otra parte siente culpa o necesidad de complacer siempre, pero en el fondo no soporta salir de la vida de una persona, significa que padece de apegos insanos, porque en la vida hay situaciones que pueden cambiar en segundos y si por ejemplo se dejó de ver a compañeros de colegio porque la vida de cada quien gira, aquello es normal, es un proceso de la existencia.

Lo que ocurre con las personas que padecen de apego insano y pensamientos obsesivos es que no soportan ser recordados de mala manera, o dejar de tener contacto con alguien en especial, algunos porque sienten que esa persona es valiosa e importante en su existencia y otros, porque pese a desavenencias insalvables, no soporta ser olvidado y esto los sume en crisis depresivas recurrentes.
Sin duda, existen personas proclives a este tipo de formas incorrectas de pensar por ansiedad, baja autoestima y miedo a sentir que reviven rechazo, sensación de abandono o evasión vivida en la infancia.

Olvidar una situación desagradable, sea cual fuese el contexto, es salud emocional, madurez y dignidad. Se logra de manera sencilla para quienes repito, además de tener conciencia limpia, viven una vida rica interiormente, poseen convicciones saludables y aceptan con humildad la esencia y proceder de los demás.

Cuando las personas no logran concentrarse, apasionarse por sus metas, sueños,  no poseen vínculos afectivos sanos y ricos que les brinden afectividad sana, es posible que ocurran de modo más fuerte este tipo de pensamientos insanos.

Una persona que ubica el amor en sus diversos contextos como algo esencial en su interior, sabe darlo, recibirlo y socializa con sus afectos de modo saludable, lleva sus días de un modo positivo, organizado y valora el tiempo que necesita invertir para ser, aprender, servir, compartir, recibir, escuchar, crear, amar, comprender y asimilar. Mientras que una persona que no tiene mundo propio, vive paralizada en sus pensamientos sobre “no soporto”, “no quisiera” “él o ella no debería, etc”, ha elegido sufrir y encadenarse hasta enfermar cada día más a nivel emocional y físico.

Por ejemplo: Si un jefe comete una injusticia consciente con un trabajador, este último es libre de no solo defenderse a nivel laboral con gestiones, también es libre de pensar que ese jefe no es correcto, no es buena persona y prefiere no volver a tener contacto con él, son decisiones.

En el caso de quienes fueron pareja, si la relación se termina, ambos o uno de los dos, es libre de decidir romper todo contacto, porque sencillamente quiere otra vida, tendrá otros vínculos humanos y no por ello puede ser juzgado, incomprendido o sancionado.
Otro de los comunes pensamientos, directamente vinculados al ego son cuando alguien se queja y dice cosas como: “Fulanita (o) me dejó de hablar, no le importa, no le afecta y encima se le ve o le va super bien”.

Este tipo de expresión me parece de un vacío y ego profundo en quien lo expresa, así como egoísmo. Y es que nadie puede impedirle a otra persona que viva y proceda como cree, como siente y como necesita en el tiempo que transcurre su existencia.
Lo que ocurre es que la parte que se siente afectada considera que el destino es injusto, que la otra persona debería sufrir mucho mucho como él (ella). Y en ese entrampamiento mental se desgastan, se quejan, se fastidian y dejan de crecer en todo sentido.
Y si quien se siente en falta o culpable ante una persona o grupo de personas,  cree no poder superar la etapa y olvidar, le queda trabajarlo a nivel espiritual, que implica perdonarse a sí mismo, pedir perdón al creador y avanzar con humildad con la férrea convicción de ser mejor persona para su presente y para su futuro. Y si en un conflicto, la otra u otras personas han elegido no mantener más contacto, aceptar es respetar la esencia de cada quien.

Por otro lado, noten como la mente y el interior crea pretextos psicológicos para evadir madurar, avanzar y posterga sus metas. En algunos casos ocurre porque existe depresión fuerte acompañada de ansiedad, pero sino se aprende a pensar, sino se reeducan valores, sufrir será algo que ocurra por propia decisión.

2.- Quedar mal con los demás o alguien: El qué dirán y el miedo de ser uno mismo por prejuicios y temor a la descalificación es otro pensamiento insano que le roba la calma a miles de personas.
Por ejemplo: He visto quejarse a mucha gente sobre sus empleados en empresas, pero siempre colocan la pena como pretexto para no reemplazarlos y si bien lo correcto es hacerle ver al trabajador su error, si este persiste, es lógico y saludable para una empresa hacer cambios, porque cada quien es responsable de sus actos y debe aprender incluso de perder para madurar.

Sin embargo, el miedo de quedar mal, de ser criticado por una decisión, mal visto y condenado les impide tomar decisiones y dejan el tiempo correr, viven irritados, fastidiados y sin mejoras. Entonces cada quien labra su destino sino es seguro sobre sus valores y lo que implica ser correcto.

Si bien es sano y parte de la vida espiritual perdonar a quienes dañan u ofenden, ello no implica en todos los casos tener que dejar de ser uno mismo o sacrificarse lidiando con personas por ejemplo de temperamento violento o de personalidad conflictiva, porque no solo roba la paz, sino que cada quien decide como desea ver transcurrir sus días.
Existen otros casos, donde por miedo a ser juzgado o criticado, personas que pasan situaciones incómodas no reclaman, callan y ese miedo al qué dirán les impide hallar el equilibrio.

Cuando se decide madurar se valora mucho más el tiempo como aliado, como regalo y se elige renacer, ser feliz y ello implica avanzar y hacer del olvido consciente de aquello que no sea saludable parte del camino, sin peso y sin lamentos, pero como todo en la vida es un aprendizaje que implica desarrollar la fe, amor propio y deseo de hacer sueños realidad.
Existen muchos caminos, y en cada uno, una maravillosa oportunidad para crecer en todos los sentidos, solo se requiere decidirlo, liberarse de las prisiones que crea el miedo y ausencia de valor para ver la vida como un regalo divino que busca hacer de cada quien alguien especial.

Hago un alto queridos lectores para invitarlos cordialmente a la presentación conferencia de mi nuevo libro titulado “Presencias” (fenómenos paranormales en el Perú, editorial Planeta) el día viernes 24 de octubre a las 7pm en el local de Isil ( Av Benavides 778, 4to piso), cruce de la vía expresa con la av Benavides; el ingreso es libre, hasta agotar las butacas. El libro estará en librerías unos días antes de la presentación.

Este libro es muy especial para mí como investigadora y escritora porque conozco de fenómenos paranormales desde niña y me ha tocado en la vida  aprender a lidiar con ellos con la mayor responsabilidad y  preparación posible día a día, y no ha sido nada fácil decidir animarme a escribir sobre ello, pero todo tiene su momento. En este libro intento que conozcan y comprendan  a través de historias reales y evidencias, qué son fenómenos paranormales, porqué ocurren y hacia donde apuntan. Podrán hallar los siguientes campos del mundo paranormal: sincronismos (coincidencias), personas sensitivas (conocidos como psíquicos, carismáticos), casas con presencias o entidades, rol de los ángeles, lucha contra el mal (casos de liberaciones y exorcismos), antecedentes y bases de los fenómenos paranormales, teleplastías o fenómenos ópticos paranormales.

Todo lo escrito tiene como fuente situaciones reales y en la presentación estaré acompañada de especialistas y mostraremos fotografías, videos y casos especiales de la investigación para este libro. Y si bien existen personas escépticas, sé que después de esta publicación, mucha gente podrá reconocer hechos vividos y otros aprenderán que el creador busca que el hombre viva protegido y si logra abrir los ojos y ser humilde de corazón, conectarse con aquello que más necesita para renacer.

“Presencias” es una primera entrega sobre fenómenos paranormales, abriendo así una nueva arista dentro de mis libros. Los espero y estaré gustosa de firmar el libro a quienes lo soliciten.
Mis libros de tema emocional se reeditarán en verano y ya me encuentro escribiendo la nueva saga sobre ellos  para cada lector que necesita sanar emociones, esperen con paciencia que mientras el creador me lo permita, siempre habrá algo para mis lectores con mucho cariño; y desde Zéfiro la ayuda para quien más lo necesite porque pese a recibir miles de consultas vía fanpage, espero comprendan que me resulta complicado responder todas, pero anoto todos los temas y voy cumpliendo desde aquí con la guía que me piden.

Ahora les dejo esta canción para que les alegre el corazón y les haga recordar que quien es libre por dentro siempre irá y procederá como su espíritu y el creador lo guie. Espero les agrade y acompañe. Me encanta la letra, sobre todo porque resume la capacidad del ser humano de ser auténtico, escúchenla completa.


Que tengan una linda semana, ángeles para el camino y luz para sus proyectos.
Manjari (Bendiciones)