¿CUÁNDO LLEGARÁ LA MUJER CORRECTA? (POST 327 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


¿CUANDO LLEGARÁ LA MUJER CORRECTA?

Queridos Zeferinos. Arrancamos este 2016 con temas nuevos e intentando complacer los incontables pedidos que he anotado. Y en la lista toca darles paso hoy a los caballeros. Luego de escuchar y recibir tanta consulta al respecto, el tema de hoy es ¿Cuándo llegará la mujer correcta?. Y va dedicado a Mario, César, Luiggi y Walter, quienes esperan este post.

No es extraño escuchar que cada día más gente se queje de nos sentirse en paz ni feliz con la persona que tienen de pareja o manifestar que hasta ahora no han encontrado la persona adecuada. Hoy nos ocuparemos de los varones y esos pensamientos tan nocivos que al parecer los llenan de hartazgo, angustia y desesperanza.
Como siempre he reiterado en mis libros, medios de comunicación,  post de fanpage, conferencias y terapias de coach a mis pacientes, amar es un aprendizaje que depende en primera instancia de las bases emocionales que se han forjado en la infancia, del entorno, de valores esenciales y claro está, del innatismo de cada quien.

Sin embargo, los estilos de vida aprendidos por alienación, contagio psíquico de masas y en este siglo liderado por el hedonismo, narcisismo y la consigna de que todo posee fecha de caducidad, notamos como el varón que no posee convicción de quién es en realidad, hacia dónde camina y sabe para qué existe en tierras de paso, ingresa a estados existenciales plagados de dudas y temores.

Y considero que llegar a tal nivel de madurez emocional requiere de realizar un  esfuerzo personal, trabajar en sí mismo para conocerse y si no se decide a tiempo, todo parece ir de fracaso en fracaso. Y el amor es un sentimiento tan libre, tan puro, tan divino que lo que menos tolera son las ambigüedades, la agüita tibia como dicen mis queridos amigos colombianos por ejemplo.

Hoy, si un investigador o investigadora junta a varones jóvenes y adultos para preguntarles qué tipo de mujer es aquella con la que sueñan, el 95% dirá que muy trabajadora, exitosa, pero eso sí, hermosa y para lucir. Y está bien, cada quien puede anhelar lo que le plazca, pero lo que también pueden decirnos en porcentaje alto que se aburren pronto de la dama, les cansa y a los pocos meses o al año de relación conocen otra mejor y desean cambiarla. No soportan los naturales vaivenes de una relación y cuando encuentran otra cómplice no necesariamente de sus aficiones más sanas ni maduras, saz, todo se termina y dicen: “la fregué, me interesa otra”.

Incluso existen caballeros profesionales y de economía estable que poseen amigas muy guapas, independientes, divertidas y dispuestas a darles todo el amor del mundo, pero no les va, no les calza ninguna. Y bueno, tal situación recae en algo vital: “No puedes amar a quien no admiras emocionalmente y mucho menos si no puedes conversar sin aburrirte con esta persona”.

Por ello, uno debe tener su grupo de amigos y almas afines importantes. Imagínense qué se hace un varón muy preparado y exitoso en su profesión saliendo con una chica bellísima, pero que habla en tonos light, no lee ni el periódico y quizá solo le interesa salir a bailar o ver películas en casa juntitos.

Y no es que sea malo que cada quien tenga sus gustos, pero sin duda es mucho más complicado enganchar con alguien que tenga una diferencia cultural abismal, porque cuando les baja la calentura pasional, los dos se aburren y no conectan en nada. Y sin chispa mental, energética y pasional no hay ni una gota de amor que pueda crecer.

Incontables cantidades de  varones  de hoy  intentan imitar actores de películas y caminan como galán de novela turca o mexicana con el mentón levantado, hacen muequitas en la boca dis que seductoras y ponen fotos de perfil tan raras en sus redes como solo de sus músculos o del auto que poseen. Este tipo de hombres que compiten entre ellos, se mienten en los gimnasios sobre las mujeres que llevan a la cama para venderse como altamente viriles, estos hombres son los que de pronto consiguen con sus frasecitas hechas o detalles románticos de moda a damas que en realidad desean tener un buen hombre al lado, pero la imagen de cuento los atrapa sin conocerlos bien y viceversa.

Y en estas relaciones modernas, de amores reciclados, todo empieza muy rápido, incluido las discusiones y peleas de campeonato. Y es lógico,  porque si por ejemplo se juntan dos personas superficiales, aunque tengan  cartón universitario (este no es garantía de la profundidad emocional ni espiritual) la parejita termina más pronto de lo esperado o peor aún, siguen juntos, pero se engañan mutuamente.

Y en la era de las relaciones ambiguas, donde las frases predilectas de la gente light es : “deja que fluya, no etiquetes la relación, no seas intenso (o), yo no quiero nada con nadie, solo quiero divertirme, dame mi espacio, déjame ser, salimos, pero no estamos, ojo, no te enamores, yo no lo haré, tengo un rollo por dentro no resuelto flaca, nadie ha podido llegar al fondo de mi ser” y bla bla bla”. En esta era del disfuerzo y conductas de masa no pensante es lógico que tanto varón se pregunte ¿cuándo llegará la mujer indicada?.

Y posiblemente muchos no la hayan logrado ver cuando llegó porque eran ciegos de alma y brutos de mente. Y otros, jamás están contentos con nada, les encanta rasgarse el alma y decir “Lo hice todo, lo di todo y ella no es, me destrozó, tengo mala suerte”.
Hay caballeros que se fijan mucho en damas maltratadoras. Los que no lo hicieron aún pueden leer mis libros “Cómo aman ellos” y “Cómo aman ellas”; pero también existen aquellos que aman la apariencia más que a cualquier cosa y en el fondo se sienten feítos y son capaces de sacrificar la paz y el amor real con tal de tener al lado una mujer para mostrar, como si se tratase de un trofeo. Cuando esto ocurre y pasa el tiempo, estos suelen ser los varones casados que se buscan amantes para ahogar las penas, para buscar lo que en el fondo su alma quiere; claro está egoístas y totalmente incongruentes con lo que el amor real significa.

Y cuando varón como mujer no sabe estar solo consigo mismo, el sufrimiento absurdo es inevitable. Y quién los entiende a ellos también, porque si por ejemplo ven a la dama independiente, que les da su espacio y no se hace líos por no verlo mucho o porque los tiempos no coincidan, se ponen como niños a decir “tú no me quieres, eres más fría que un hielo y bla bla bla”. O sea, ni frío ni caliente les va bien.

Me pregunto si estos varones que se viven quejando de que no llega o no llegó nunca la indicada se ha preguntado esto ¿te lo mereces? ¿has obrado bien con las anteriores? ¿has obrado bien con la que realmente te importa? ¿has dañado corazones sabiéndolo? ¿eres humilde para mirarte?. Auch, veo sangre salir de los ojos de mis Zeferinos y una que otra lagrimita de cocodrilo bebé. Perdón, pero como dice la cantante Gloria Trevi en una canción muy curiosa que se llama “El recuento de los daños”, yo invito a estos caballeros que se lamentan tanto de no hallar un amor real,  que se miren y contesten las preguntitas que dejé.

Y si tú caballero que me lees, miras al cielo y dices que has obrado siempre lo mejor posible, quizá en tu caso debes preguntarte ¿tan poquita es tu fe que crees que Dios se olvidará de ti?, ¿no crees que todo tiene su tiempo y su momento?, ¿no será que te fascina escoger los casos perdidos y jugártela por quienes no se aman ni a sí mismas? ¿no será que te falta recuperar la dignidad con la que fuiste creado?. Auch otra vez.  Estos sí que lloran de verdad.

Y cuando veo a mis estudiantes universitarios que son de diversa edad, pero en especial a los más jovencitos (entre 22 y 26) y los observo perdidos, eufóricos, sin identidad y sin cultivarse por dentro (no a todos, pero a la mayoría) no me sorprende que pasados dos o tres años me cuenten que cambiaron de enamorada unas siete veces, que están deprimidos y que se mueren de miedo de quedarse solos.

Por otro lado, recibo en consultorio a varones que poco falta para que se maten con la esposa, llenos de rabia y expresiones que jamás le dijeron y lo primero que les pregunto es ¿usted le ha dicho a su esposa todo esto que lo hiere?, ¿cuánto tiempo calla esto?, ¿por qué lo calla?, ¿qué ha hecho ud para que su relación mejore? ¿admiró emocionalmente a la señora?. Muchos me dicen que no, otros se quedan lelos y pensando, balbucean y me dicen “admirar emocionalmente la verdad, no”.

Y si bien el matrimonio es una conexión emocional, no siempre con el enlace, ambos logran o uno de los dos asumir el rol con madurez, fuerza y buena comunicación. Ni la convivencia, ni absolutamente nada garantiza que una unión será para siempre con paz; hay sus baches, pero también hay situaciones que solo no se soportan más, matan todo sentimiento y no queda más que retirarse por salud mental, emocional y espiritual.

Y a los hombres que han decidido quedarse con la pareja que tienen, al menos tengan la decencia de no vivir quejándose de ella todo el tiempo o usar la infidelidad para aplacar sus penas, eligiendo víctimas para ilusionar, maltratar y dañar. Y si son de los que dicen que toda mujer que decide ser amante sabe a lo que se atiene les digo: “esa mujer amante puede ser en muchos casos una enferma de dependencia afectiva que solo un miserable mira para desecharla cuando le provoca y eso no se hace, el cielo te ve y nada de lo hecho queda sin consecuencias”.

Así que caballero que hoy lees este post, recuerda que en estos tiempos no anda nada sencillo la cosa, las mujeres pese a la de moda lo místico y el apego a líderes espirituales, muchas no son profundas y son también light porque no se miran, no confundas pose con lo genuino. Pero existen, no lo dudes, buenas y bellas mujeres con madurez emocional, profundas, cultas y dignas, pero quizá por ser como son no aguantan ni invierten tiempo en remedos de hombre que no saben quién son ni lo que quieren, y no se hacen problemas de andar solas o eligen a otro con quien si disfrutan totalmente de la conexión emocional que los une.

No basta querer amar, no basta soñar, no basta ni la palabra esperanza. Como decía una de mis escritoras preferidas Marguerite Duras: “El amor no es para cobardes, requiere de actos fuertes y precisos”.  Y en la era del vacío, es y será lógico que a los hombres sin profundidad no les quede más remedio que mirar al cielo, contemplar la luna y preguntarle ¿Cuándo llegará la indicada?. Quizá nunca si no trabajan en el alma, porque les cuento que la luna rige el alma y quien no se mira sin miedo, no se queje de su suerte.

Y a los caballeros de buen corazón, lindo espíritu que saben amar como enseña el creador que quizá han sido traicionados, tratados como no lo merecen les digo: El creador es tan justo y tan bueno que jamás se queda en tu vida quien te mancha, no te calza y no lo merece. Y la estrella que tu corazón merece quizá ya está en tu vida y andas distraído; o si sigues caminando aparezca en el momento preciso porque es tu alma sincrónica.

Que tengan una linda semana de reyes. A cuidarse del sol los que van a la playa, usen bloqueador solar de factor alto, cuidado con los excesos y ojo con las comunicaciones, este 6 de enero el planeta Mercurio retrograda hasta el 26 de enero (No comprar cosas importantes como autos, artefactos, pc, paciencia con los sistemas lentos, colas más largas y congestión en aeropuerto. Época maravillosa para escritores (que maravilla), docente, conferencistas y para planificar proyectos laborales importantes para lanzarlos desde el 27 de enero. 

Ahora les dejo este hermoso clásico para conocedores que va a pelo con este post. La interpreta Morrissey cuando integraba el grupo “The smiths”, inigualable Moz en sus canciones, como siempre porque por algo estudió literatura y además escribía y escribe las letras. Escuchen esta composición,  y quizá descubran que todo pasa, menos la mano de Dios cuando decides que ingrese dentro de ti.

Linda semana para todos, ángeles para el camino, chispitas de luz para sus sueños
Manjari (Bendiciones)