“El Drama del Examen de Ingreso al Colegio Para los Niños” (post 66 de inteligencia emocional)


Queridos amigos el tema de hoy es “El Drama del Examen de Ingreso al Colegio Para los Niños” y va dedicado con mucho cariño para todas mis amigas que han tenido y tienen este problema, en especial para Giovanna, Cecilia y Carmen y también para mi hermano Sergio. Todos ellos han pasado por este drama que desde zéfiro paso a explicar.

Cuando llega la hora en que los padres deben escoger colegio para sus niños, comienza la titánica búsqueda de opciones por costo, metodología y calidad de enseñanza. Muchos padres anhelan que sus hijos estudien donde ellos se formaron, pero no siempre es la mejor opción porque es preciso analizar el perfil del pequeño (a)

Y es que para todos los padres sus hijos deben ser los mejores, pero es necesario ser realista y darse cuenta del tipo de temperamento que tiene la criatura, de su nivel de comunicación y empatía con los demás y en base a ellos analizar opciones claras y saludables. Siempre recomiendo como educadora pedir en los colegios los sílabos de los cursos y sobre todo conocer a los profesores porque hoy los hay por docenas, pero no todos con la capacidad de servir con amabilidad y calidez, tan necesarias para formar a un niño.

Cuando está cerca la dichosa fecha del examen a los colegios, las madres suelen desesperarse y algunos padres igual. Por ello, desde Zéfiro quiero exponer lo peligrosa de algunas actitudes:

1.- Presionar al niño a aprender rápido: La desesperación ante la premura de perder un cupo en los colegios hace que muchas madres busquen enseñar por su cuenta a sus hijos (as) con el fin de prepararlos para el examen, pero sino son pacientes y no tienen empatía con el menor solo logran trasmitirle miedo y que la criatura desarrolle ansiedad, la misma que lo conducirá al fracaso a la hora de dar la prueba

Los padres deben analizar que todos los niños no son iguales y hay madres que por ejemplo dicen frases hirientes a la criatura que solo la agobian y generan pánico como: “Sino entras al colegio, no de dejaré ver más televisión, mira como otros niños estudian y tú te vas a quedar bruta (o)”. No analizan que esas frases hirientes no son el camino para llegar a que una criatura se interese por el estudio, todo lo contrario, solo lograrán asustarlo

Sugiero comprar mucho material didáctico, hablar con los pequeños e incentivarlos a jugar y aprender. Muchas veces se consigue mucho con el cariño, eso sí, con disciplina.

Puedo contar como ejemplo que mi hermano tuvo mucho tiempo problemas con su niña menor para que aprendiera porque mi linda sobrina es algo tímida, nerviosa y poco sociable, pero la familia tomó medidas urgentes, ya que vimos que la pequeña no lograba aprender con ayuda de su madre, a la cual parece solo temía.

Con mucha paciencia, videos, lecturas y premiándola por sus logros la pequeña avanzó como la espuma en un mes y medio de entrenamiento. Mi madre la visitaba y le contaba por horas cuentos y la hacía leer y yo hacía lo mismo desde un perfil más pedagógico y la pequeña siempre estaba contenta, con paciencia , ha perdido los nervios e ingreso contra todo pronóstico a un colegio donde ahora igual batalla por lo introvertida que es, pero ya nos cuenta lo que le molesta, a aprendido a expresarse y de ese modo se le puede ayudar y va feliz al colegio, ha dejado de ser tortuoso

Cabe resaltar que si el niño (a) no logra concentrarse y atender por más esfuerzos que se haga con ellos, es necesario visitar entonces a un neurólogo para descartar un posible Deficit de Atención, problema muy común que muchos padres se resisten a admitir por vergüenza y prejuicios absurdos. Algunos pequeños (as) tendrán que ser medicados, pero es parte del proceso y con esmero esos niños serán muy capaces de jovencitos

Yo he tenido alumnos extraordinarios en la universidad y en los post grados y me contaban que de niños padecieron Trastorno de Atención, que fueron medicados, pero con terapia adecuada y medicación salieron adelante y hoy son exitosos cuando nadie apostaba por ellos en la infancia.

Les recomiendo mucho visitar la librería “Paulinas”, hay dos locales, uno frente a la iglesia virgen del Pilar en San Isidro y otra en la cda 3 de la av Camaná, en el centro de Lima. Allí podrán encontrar libros, videos y todo tipo de material que los ayudará a aprender como tratar a los pequeños.

2.- Escoger colegios con profesores frívolos y robotizados: Muchos padres miran locales, el tamaño, si es bonito, si tiene tecnología, etc, etc, pero no ven lo primordial que es el nivel cultural y tipo de personas que son los docentes.

Mi sobrinos me cuentan cosas insólitas sobre algunos maestros y me quedo perpleja, me cuentan como a veces humillan a algunos niños . Y es que en un colegio habrá de todo, no existe lo perfecto, pero es preciso analizar si esos docentes tienen calidad humana y sobre todo tienen paciencia

Es preciso que les inculquen a los pequeños a que les cuenten todo desde pequeñitos para enseñarles a defenderse de lo injusto y sobre todo para que no almacenen temores que los vuelven inseguros. Hay docentes que amenazan, se burlan, critican y usan tonos discriminatorios y ojo que es vital que impongan disciplina, pero ella no es sinónimo de maltrato.

Así que padres, busquen colegios como le llamo con alma y donde sus hijos aprendan no solo conocimientos sino valores , los mismos que deben reforzarse en casa con mucho diálogo con los pequeños (as)

3.- Gritar y Llorar Delante del Niño (a) Sino Ingresa a la Primera a un colegio: Madres, madres; es necesario que controlen sus emociones y no hagan shows de dramas y gritos que solo espantan más a la criatura. Algunas mamás pelean con el esposo delante del nene porque no ingresó al colegio y otras le dicen cosas espantosas a la criatura.

Quizá como exliqué antes el niño (a) tiene problemas por resolver y humillándolo (a) solo conseguirán que fracase otras veces, así como también es dañino que los engrían al extremo sin disciplina porque la criatura manipulará y hará lo que sea por llamar la atención.

4.- Contratar más de un docente particular para que asuma entrenar al niño para el examen: Cuando los padres se sienten incapaces o no del todo hábiles para entrenar a la criatura para el dichoso examen de ingreso o por falta de tiempo contratan docentes particulares para que los apoyen. Y si bien no es una mala medida del todo, si es necesario que monitoreen el asunto porque quizás el pequeño (a) no entra en empatía con el profesor o este no es lo suficientemente paciente. Así que dejarlo a su suerte sin mirar, sin escuchar y evaluar cómo van las clasecitas es un súper error porque creen que pagando ya basta y si luego no ingresan se enfurecen.

Lo más importante con los niños (as), es la paciencia, la comunicación y sobre todo darle mucho afecto, decirles que se les quiere, pero hablarles no como bebes, hablarles como personitas que entienden y deben aprender que crecer y aprender cuesta y necesitan disciplina.

Alguna vez por mis labores de docente, periodista e investigadora, mis alumnos me han preguntado curiosos si de pequeña tuve problemas para aprender y les digo que era tan absorta en mi mundo que volvía loca a mi madre.

Fui rebelde desde enana y sinceramente era feliz cuando me leía mi nana, mi abuela y si bien jamás fui mal estudiante era super hosca con las profesoras y estas le decían a mi madre que yo era rara y no parecía niña sino mayor, que no participaba en muchas cosas y mi madre anhelaba que fuese más sociable y lúdica, pero no fue así, mi abuela paterna la consolaba riendo y haciéndole bromas sobre los genes y la sangre, y creo mamá entendió.

Y con el tiempo mamá dejó de presionarme (Mami, millones de gracias por tu infinitaaaaaa paciencia y amor para conmigo , eres una estrella) , me compraba enciclopedias, videos, libros, todo lo que despertaba mi curiosidad y me volví super independiente para aprender, y con ayuda de mi padre y mis abuelos me dejaron ser, respetaron lo curiosa que era para aprender y escribir lo que me daba la gana , claro con previo chequeo de ellos y pude ser eficiente como estudiante. Y les cuento esto para que sepan que si un niño (a) es distinto a la masa, eso no es malo, solo es temperamento.

Así que ya saben padres, busquen mediten sobre como tratan a sus niños (as) y escojan colegio con cautela, investiguen, no se dejen llevar por consejitos, visiten los colegios, vean esas caras y esos modales de los docentes y a los niños solo deben darles mucha dedicación , paciencia, disciplina y amor.

Y les dejo esta bella canción que muchos deben recordar. A mi me la cantaban mis abuelos y mi nada de pequeña junto con otras para ponerme pilas si me veían tristona o aburrida.


Que tengan un día lindo y los ángeles iluminen la mente de sus pequeños. Invoquen al arcángel Uriel, que es el de la sabiduría y hagan una fuerte oración por todos los niños que necesitan amor para aprender y para ser comprendidos.

Manjarí (Bendiciones)