LOS AMIGOS INCONDICIONALES (POST 72 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Los amigos incondicionales” y va dedicado con mucho cariño a Diego, Thany y Beli, con quienes charlé sobre el tema y recomendaron el post.

La amistad es un regalo de la vida cuando está basada en valores y sobre todo en honestidad. No es fácil hallar amigos incondicionales, por ello, desde Zéfiro quiero abordar las cualidades que debe tener uno:

1.- Saber escuchar: Un amigo verdadero sabe escucharte, toma atención a lo que le cuentas porque sabe que necesitas expresarte, hacer catarsis, compartir lo bueno y lo malo.

Hallar esta cualidad no es fácil porque algunas personas son intolerantes y si por ejemplo un amigo les cuenta algo duro que viven se incomodad, prefieren no saber porque piensan que los involucran en problemas

De uno depende saber cómo asimilar la información que nos de aquel amigo (a) para comprenderlo (a) y sobre todo no juzgar.

2.- Ser Tolerante: La paciencia y la empatía implican ponerse en el lugar del otro, comprender lo que vive y siente sin juzgar. Y un amigo incondicional lo sabe y es tolerante sin tener que sentir que es un sacrificio, todo lo contrario, lo hace gustoso (a) y sabe que con estos valores la amistad se refuerza y es madura.

3.- No Apaña Mentiras Ni Conductas Incorrectas: Si bien un amigo (a) incondicional puede ser tu cómplice en asuntos de toda índole que lo permitas, ello no implica que si tu amigo (a) te pide hacer algo deshonesto lo hagas y mucho menos que permitas que te manipule para que logre los fines que persigue.

Un real amigo incondicional le haría ver sus errores y si por ejemplo te pide mentir o hacer algo indebido, lo correcto sería no aceptar y fundamentarle las razones y si tu amigo (a) te chantajea porque te ayudó en algo en el pasado, no tienes porque devolverle el favor apelando a las mentiras y caprichos que él (ella ) tenga

Cuando realmente se aprecia y valora a un amigo (a) se mantienen los valores en pie, no existe un rol de amigo que manda y otro que es sumiso (a), porque entonces esa amistad sería “instrumentalizada”, es decir, para beneficio de una de las partes y la amistad no busca ganar o conseguir cosas indebidas usando a alguien.

4.- Apela a la Espiritualidad: Un amigo (a) espiritual es aquel que logra transmitir su fe en Dios y en la vida sin fanatismos, ese que te arranca la sonrisa y te hace ver que no todo en la vida es malo con un ejemplo, con una idea creativa, ese ese que te devuelve la calma en segundos porque irradia paz y alegría, se toma la vida con optimismo y seguridad. Y que un espíritu fuerte sabe convivir cuando tenga que ser con el dolor y sabe siempre hallar una enseñanza de él y no se deja hundir por los reveses de la vida constantemente.

5.- Hace concesiones por ti : Un amigo (a) que te valora y al cual le importa tu bienestar sabrá estar a tu lado en las buenas para celebrar y en las malas para ser tu consuelo y hasta ayudarte a salir de los líos de manera genuina, sin que espere se lo retribuyas.

6.- Es gentil, amable y educado contigo y los que amas: Quien te respeta y valora tu amistad no discrimina a tus amigos (as) ni te dice que apartes a una u otra amistad porque le cae mal. Tu amigo (a) incondicional respeta tus espacios y tus afectos, comprende y reconoce la importancia que tienen tus seres queridos y familiares para ti, no es posesivo (a) y siempre es gentil, sabe desde saludar con amabilidad y despedirse igual contigo y los tuyos.

7.- Sabe Callar : Quien confía en ti y te conoce sabe cuándo debe callar algo, cuando debe respetar tu silencio y tu mutismo sin juzgarte, sabe que necesitas tus momentos de meditación, de reflexión y que hay cosas que quizá no decida contarte porque así lo prefiere.

8.- Saben Perdonar las Ofensas: Comprender los temperamentos es más sencillo analizando el tipo de personalidad de los amigos. Y es que solo cuando se conocen las debilidades, los miedos y nivel de autoestima de la gente se puede comprender sin juzgar.

Y un amigo incondicional sabe cuando su amigo puede ofenderlo (a) sin quererlo, aunque recuerden zeferinos que cuando uno quiere obtener un perdón sincero de debe decir “Perdóname”, la palabra “Discúlpame” no significa los mismo, no suena a verdad, suena a lo digo, pero en el fondo no quiero reconocer mi error. Evocando mis lecturas del filósofo Medrano y de Savater, concuerdo con ellos que quien no sabe pedir perdón es porque lleva puesto el traje de la soberbia.

Mi abuela siempre decía “se pide disculpas porque te pisan un pie o un cayo, pero si te ofenden, la palabra mágica es “Perdón” y quien puede decirlo mirando a los ojos es maduro (a) y auténtico (a), así que los que no pueden aún trabajen en ello, que cuando lo logren serán más luminosos.

9.- No es egoista: Tu real amigo (a) celebra tus logros, comparte lo que puede contigo y es tu aliado en las causas que lo ameriten.

No busca colgarse de ti para obtener beneficios, no es interesado (a) y brinda lo mejor de si para servirte y verte contento cada que tenga la oportunidad.

En estos tiempos modernos, hallar amigos incondicionales no es fácil, pero también es preciso comprender que la gente se comporta según su nivel de madurez, según como ha asimilado sus fracasos, sus logros y sus dolores; por tanto, no somos nadie para juzgar, cada quien da lo que puede y no debemos esperar antes de dar. La vida es corta y dar es la única manera de ser más libre y ser más fuerte para lograr pasar días en paz y armonía por dentro.

Y desde aquí hago un alto para enviar un abrazo grande a todos mis amigos y amigas incondicionales que el señor me regaló. Ustedes saben quienes son porque comparten mi mesa, mi casa y todo lo que puedo ser y sin ustedes la vida no sería tan linda y divertida, todos ustedes son maravillosamente mágicos y únicos (as) y ninguno de ustedes está en mi vida por azar. Eso, ya lo saben.

Ya sabes lectores, a cuidar esos amigos (as) incondicionales porque son un regalo de Dios y del cosmos, nada ocurre por azar, estarán en tu vida el tiempo que necesites para tu mayor bien.

Y les dejo esta canción que les cuento le encanta a muchos de mis mejores amigos y amigas así como a mis hermanos. Ahí les va y espero les alegre el día.

Que tengan un día en el que hallen lo que necesitan para hoy, para caminar en paz, para trabajar con ahínco, para servir con alegría y para amar con esmero, que nada los turbe y la luz de los ángeles recaiga sobre sus almas.

Manjarí (Bendiciones)