QUEJAS Y RECLAMOS DE LAS TAREAS DEL COLEGIO PARA NIÑOS (POST 70 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Quejas y Reclamos Sobre las Tareas del Colegio Para Niños" y va dedicado a todos los padres y tutores de niños en edad escolar, así como a los docentes

Y quiero comentarles que he escrito este post con la ayuda de mis sobrinos mágicos Piero Alessandro (7 años) y Martín Alonso (6 años), quienes han estado a mi lado indicándome todo lo que querían comunicar a los papas porque aunque son pequeños tienen mucha afición a la lectura y les encanta charlar y ayudar a otros niños.

Por ello, desde Zéfiro, voy a dividir lo que los niños me han sugerido

Lo que más le cuesta aprender en el colegio a un niño es:

1.- El inglés y según me dicen no porque no les guste el idioma sino porque algunos profesores no tienen la paciencia para repetir las cosas y otras veces si el niño levanta la mano no le hacen caso

Mi sobrinito Martín me cuenta que una niña de su salón no sabe nada y que le da pena porque la profesora la riñe y ella se asusta y así aprende menos. Y también me dice que ese curso debe tener más horas porque en una hora o 2 se aprende poco y que él aprueba por empeño, pero a veces le enoja que la profesora no le haga caso cuando pregunta y que lo que ahora aprende es por horas extras de estudio en otro lugar.

Al respecto puedo sugerir a los padres y docentes que no agobien al nene con el tema y que tengan mucha paciencia. No todos los niños logran aprender otro idioma tan rápido y otros sí y muchos colegios ofrecen un inglés intensivo, pero los métodos no necesariamente son los más adecuados.

Con la ayuda de diccionarios, videos y sobre todo jugando con ellos se les hará más sencillo retener las ideas y lograr que les interese el tema.

2.- Las terribles matemáticas son complicadas para muchos niños. Me cuenta mi sobrino Piero, que por los menos 5 niños de su aula tienen problemas para esta materia porque los profesores no repasan, cambian de tema pronto y no todos los niños pueden aprender con la misma velocidad.

Y también me dice algunos profesores de matemáticas no se fijan si ellos entienden o no, solo dejan muchas tareas y sin ayuda de sus padres es difícil hacerlas y les dejan tantos ejercicios que acaban agotados y les quita el tiempo para leer otras cosas que les agrada.

Al respecto puedo decir que está comprobado científicamente que algunos cerebros tienen más inteligencia matemática que otros y a los niños que les cuesta o les desagrada no hay que condenarlos, ni mucho menos tratarlos de brutos porque es seguro que tienen otras habilidades más desarrolladas.

Y de esto pueden dar fe por ejemplo la mayoría de personas del campo de las letras como periodistas, publicistas, abogados, literatos, etc.

Yo recuerdo que de niña las matemáticas me aburrían horrores, me hacían infeliz y no sacaba malas notas, pero mis padres me hicieron entender que tenía aprender lo mejor que podía de ellas y así pude pasar sin rollos, pero sin duda que sin comprensión hubiese sido una calamidad.

Por tanto sugiero no gritar ni insultar al niño que no tiene habilidad matemática porque puede ser peor. Hay que ir paso a paso con él (ella), darle confianza y felicitarlo (a) por los logros aunque sean pequeños en la materia, así los nenes sentirán más seguridad para estudiar el curso y más ánimo.

3.- Los cursos de religión estrictos. Se queja nuevamente mi sobrino Martincito de que algunas veces las religiosas del colegio o tutores les exigen aprender varios libros de la biblia y dejan tareas interminables y les hacen hacer manualidades que luego no les servirán de nada y les quita tiempo.

Me dice el pequeño a la letra “No entiendo para qué hablan tanto en clases si van a dejar tanta tarea, todos los niños se quejan, pero los papás no hacen nada y eso nos aburre”.

Efectivamente, no es posible docentes de colegio intentar que los niños memoricen lecciones con presión porque eso solo les genera miedo, ansiedad y así se van deprimiendo y agotando.

Sugiero comprar “La Biblia de los Niños” que es una edición bellísima y muy entretenida para enseñar a los nenes las escrituras de manera divertida y emotiva.

Los que Menos les Gusta de los Profesores:

1.- Que los gritan sin razón aparente, levantan la voz muchísimo y eso asusta a muchos niños.

Mi sobrino Piero me dice a la letra “Algunas profesoras usan palabras y amenazas duras, nos dejan sin recreo y eso debería ser solo con los niños que se portan mal, creo que las mises son nerviosas, no me gustan los gritos, así no me dan ganas de estudiar”.

Y en efecto, muchos docentes no saben tratar a los niños y les hacen pasar malos ratos, los gritan y solo inspiran miedo, cosa que impide que las criaturas acudan en paz y con ánimo a las clases, así que recomiendo a los padres preguntarles a sus hijos como los tratan y que sienten en clases. Es importante ganar la confianza de los hijos para poderlos guiar y enseñarles a tener retos y manejar temores, así lograrán que sean seguros. (as)

2.- Que no repitan las cosas con paciencia. Ambos niños me cuentas que hay compañeros que tienen problemas para recordar y los profesores no comprenden y les llaman la atención delante de todos, cosa que a veces pone a llorar a algunos.

Y si el niño se queja o reclama la profesora se pone seria y no siempre hace caso.

Lo Que No les Gusta Cuando les Enseñan Los Papas

1.- Que si tienen tiempo para hacer tareas los obliguen a terminarlas todas el mismo día.

Me dice Martincito a la letra “Las mamás se preocupan y si le digo que la tarea es para dentro de 5 días no me cree y me tengo que quedar hasta tarde haciendo toda y si me da sueño mi mami cree que no me gusta, pero ya le dije y ha mejorado.

Me cuenta el pequeño que otros niños del salón le cuentan que no tienen quien los ayude con su tarea y por eso salen jalados, que algunos papás no le hacen caso a sus hijos y los niños paran tristes.

Muchos padres pagan nana y también profesores extras, cosa que no siempre es lo mejor porque las criaturas buscan más atención y guía de los progenitores o tutores. Por tanto es muy importante hacer un esfuerzo de amor y poner horas para ayudar a los niños a aprender y hacerlo con voluntad y de buena gana, no por cumplir o culpa.

2.- Que no los lleven a la librería ni a bibliotecas: Me cuentan mis sobrinos que sus amiguitos no van a librerías ni conocen bibliotecas, ni tiene noción de lo que se trata y cuando ellos cuentan que van y conocen bibliotecas algunos niños se burlan de ellos o los miran raro porque evitan hacer sus tareas usando internet. Pues a los padres modernos les digo que “Incentivar la cultura y reflexión a un niño lo hace seguro, noble y decidido”

Para muchos padres es fácil buscar tareas por web y olvidan enseñar a investigar. Recuerden que en este mundo competitivo, la gente culta y multidisciplinaria es la que se abrirá camino en su profesión. No es solo enseñarles a valorar la cultura, es ayudarlos a pulir conductas, miedos, prejuicios, prepararlos para luchar por sus metas poco a poco y con valores

Para terminar me dice Pierito que le recomienda a todos los padres que leerán este post que le compren a sus hijos el relato “Las mil y una noches”, obra que acaba de terminar de leer y la letra el nene opina: “Tiene historias fascinantes y es muy divertido, provoca que nunca se acabe”

Y mi pequeño Martincito les recomienda ver las cintas “Dinosaurios” y “La Nana Mágica” porque a la letra el niño dice: “Son pelis con mensaje y de suspenso, divertidas, no aburren”.

Cuando Pierito se cansa dice que la limonada verde lo despierta y Martincito prefiere el Yogurt de Vainilla con pera picada, eso lo pone pilas.

Y para terminar ellos piden que les deje esta canción que va a pelo como para volver a leer las Mil y Una Noches con los nenes. lindo libro que todos deberían leer.


Que tengan un día donde sus proyectos y la energía no les falte, así como las ganas de conservar un poco el alma de niño, esa que siempre es diáfana y creativa.

Los pequeños volverán con más sugerencias para este blog pronto.

Manjarí (Bendiciones)