LA IMPORTANCIA DE CAMBIAR DE RUMBOS (POST 90 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos, hoy en Zéfiro el tema es “La Importancia de Cambiar de Rumbos” y va dedicado con mucho cariño a mis entrañables amigas (os) personales Thany, Belinda, Janet, Luisa, Manuel, Adrián y Felipe

Luego de ciertas vivencias y de meditar lo que se necesita para crecer y seguir madurando es preciso “Cambiar de Rumbos” y tomar decisiones con convicción. Hacerlo no es sencillo, por ellos desde Zéfiro veamos cómo y porqué hacerlo.

¿Por qué y ante qué hechos cambiar de rumbos?

1.- A nivel laboral: Si se siente que el lugar donde se labora no da paz, no permite desarrollar los talentos como se espera o no existe empatía con los compañeros ni buena comunicación que permita crecer en equipo es preciso meditar la posibilidad de cambiar de lugar, de rubro y también de personas con las que se labora. Mucha gente pasa años lamentándose del lugar donde labora, pero no hace nada por revertir la situación, no busca un nuevo empleo y va sin ganas, no se desempeña bien en sus labores y muestra desagrado constante.

2.- A nivel afectivo: Si se siente que una relación sentimental está destruida, que pese a los esfuerzos para empezar ha muerto el amor y la voluntad de renovarlo y el fastidio ante la persona que alguna vez se amo es insoportable es preciso aceptarlo, reconocer que se necesita salir de ella. Mucha gente no lo hace por miedo a la soledad, por temor a ser juzgada (o) o por no asumir el fracaso en esa esfera de la vida.

Luego de tomar esta decisión es posible que uno de los dos no esté de acuerdo, que se niegue a la ruptura y que además de ello la familia, amistades y quien uno no pide opine, juzgue, pero puedo decirles por experiencia que nada ni nadie es dueño de ti mismo, la paz interior depende de ti mismo. Y si se tiene una pareja que solo los hace sentir solos (as), cabizbajos (as) y con la que no existe empatía y comunicación no queda más que apostar por cambiar de rumbo antes de vivir en constante conflicto e insatisfacción, emociones que solo enferman el cuerpo y el alma. Y no es preciso tener alguien nuevo como ilusión para decidirlo, lo honesto, valeroso y correcto es hacerlo porque uno desea sentirse en calma y renovarse para seguir madurando.

3.- A nivel amistades: No siempre las personas que conocimos maduran con la misma intensidad, existen amistades que por sus propias vivencias se vuelven agrias, negativas, nocivas y compartir instantes con ellas (ellos) ya no resulta saludable. Entonces es preciso cultivar nuevas y con valores, especiales, esas que nutren la vida y nos ayudan a ser mejores personas.

Los reales amigos (as) no son hipócritas, no buscan usarte o son un día buenos y otro negativos, todo lo contrario, son constantes en su proceder y deben elegirse por el nivel de valores.

No es posible sentarse con Dios y el maligno en la mesa solía decirme mi madre de niña y siempre he pensado que tiene razón. No es posible tener amigos personales que solo vivan llenos de ira, rencor o superficialidad o pesimismo extremo y ayudarlos es correcto, pero si no saben mirarse, ello no depende de nosotros.

¿Cómo cambiar de rumbo?

Decidir todo lo expuesto antes no es sencillo, es un proceso, pero sin duda que la valentía, la constancia, la fe y el orden en lo que se busca nos ayudan a renovarnos y renacer. Un hombre valiente suele ser un hombre de fe que va por la vida sin temor de enfrentarse a lo que venga por lo que cree, por lo que anhela alcanzar con dignidad y sin dejarse manipular ni turbar por agentes externos o gente oscura. ¿Cómo cambiar de rumbo?, veamos unas pautas

1. Has un listado de todas las esferas de tu vida que deseas que mejoren y de todas las que consideras están en crisis y evalúa con honestidad las posibles soluciones, pero no desde lo que quiera el resto sino de lo que te de paz a ti mismo.

2. Recuerda que los cambios que decidas no siempre serán tomados como correctos por todos, pero reconoce que tu vida depende de ti y si uno o más de uno crees que sufrirá con tu decisión recuerda que con el tiempo, planificación y voluntad esas personas terminarán por comprender y dejar de juzgar.

3. Si los demás cuestionan como eres, cómo piensas y como actúas que no te perturbe. Si estás con la conciencia en paz, si has tomado decisiones a partir de tus valores y de la búsqueda de tu madurez y armonía nadie tiene derecho a cuestionarte, no lo permitas y aléjate de la gente que solo sabe vivir en conflicto y mucho más de la que no sabe dialogar.

4. Traza un plan de vida donde coloques todas las metas posibles y desarróllalas en silencio, nadie en quien tu no confíes tiene que saber tus planes, de tus cambios, crecer, volver a empezar es una experiencia que como todo lo que nace cuesta, duele y los frutos se ven con el tiempo.

5. Jamás decaigas si ya decidiste algo, mucho menos por pena, soledad, por compasión o lo que fuese que te ate a estados de vida que no mereces. Jamás permitas sentirte usado (a) en ninguna esfera de la vida y aprende a ser firme con lo que decidas pese a quien le pese.

6. No tienes que vivir dándole explicaciones a la gente de tus cambios de rumbo, así te miren mal, así te juzguen. No gastes energía dándole tiempo de ti a gente que solo te desgasta, no la escuches, sácalas de tu camino con determinación y conserva a tu lado todas aquellas personas que te ayudan a ser mejor por dentro.

7.- Asume con humildad que si algo no salió como esperabas si pusiste empeño, energía y voluntad fue suficiente. No siempre todo lo que vivimos de depende solo de nosotros, sino existe sincronismos, empatía y conjunción de valores con quienes nos rodeamos, todo tarde o temprano se quiebra.

8.- Confía en Dios con fuerza así sientas que todo parece en contra tuya porque la cosas más bellas y mágicas de la vida ocurren luego de pasar las noches más largas y dolorosas, pero pocos logran experimentarlo, es un estado de vida que suelen experimentar quienes han pulido el alma a base de mirarse y desear ser mejores.

Consecuencias de Cambiar de Rumbo

1.- Mejora la apariencia: tanto el rostro como la manera de expresarse cambia porque la paz que se siente por dentro se proyecta por fuera.

2.- Se renuevan metas, sueños truncos, planes estancados: Todo aquello que se quiso hacer puede planificarse, ponerse sobre la marcha y dar frutos luego de agendarlo.

3.- El nivel de humor mejora: Quien es libre por dentro sonríe más, socializa mejor y logra estrechar nuevas amistades con más facilidad.

4.- La creatividad se renueva: surgen nuevas ideas, entusiasmo, mayor energía y se hacen cosas que jamás se pensó por ejemplo a nivel profesional.

5.- Vuelven las posibilidades de cambiar de empleo, de tener una nueva pareja, de desarrollarse emocionalmente y de ser mejor persona.

Como ven queridos lectores, cambiar de rumbo es necesario cuando se siente que se sufre inútilmente y asfixiada (o) con situaciones de vida que no se merecen. Así que no teman, cultiven esa autoestima y pongan valor , mucho valor y fuerza a cada paso que den. Y les regalo este consejo que un día alguien muy sabio me dio y llevo escrito en el alma “Dios no quiere verte infeliz y si hiciste todo lo que podías por una causa o por un sueño y aún así todo fue inútil ahora debes volar, renacer, la oscuridad interna viene de la autodestrucción”

Jamás teman cambiar de rumbo, recuerden que valen mucho y nada ni nadie le puede robar la luz a la gente fuerte, porque su fuerza está hecha de fe y de dignidad.

Y aquí hago un alto para decirle a las (os) amigos que dediqué este post: “Ya

Cumplí chicas (os) y ahora les pongo esta canción que tanto les gusta y cuya

letra va acorde con este post:

Que los ángeles guíen sus pasos para que los cambios que harán próximamente en sus vidas se den con firmeza y sin temor.

Manjarí (bendiciones)

1 comentarios:

Mrs.Costello dijo...

QUE CIERTO!!!
ESTOY A PUNTO TE CAMBIAR DE RUMBO, LA VERDA LO EH PESANDO TANTO! Y CREO QUE LO HARE, APUNTARE MIS METAS Y PONDRE TODO MI EMPEÑO EN ELLO AL FIN!!!
BESOS PRECIOSA ERS LO MAXIMO!