MI JEFE ME ACOSA (POST 88 DE INTELIGENCIA EMOCIONAL)


Queridos amigos el tema de hoy es “Mi jefe me acosa” y va dedicado con mucho cariño a Milagros, Mónica, Beatriz y Rosario quienes me pidieron este post hace un tiempo.

Aún en estos tiempos resulta más frecuente de lo que se cree el hecho de que un jefe (sea varón o mujer) acose a su trabajador y cuando me refiero a ese término implica que pretenda tener algún contacto de tipo no laboral, puede buscar una aventura u estar obsesionado sexualmente con esa persona.

Por ego, por falta de valores y por trastornos de conducta, muchos de estos seres se dedican a hacer la vida imposible a víctimas que seleccionan para conseguir usarlas y maltratarlas por puro placer.

Por ello desde Zéfiro voy a darles las señales de cómo actúan este tipo de seres y también como desaparecerlos de su camino y terminar con esa situación tan desagradable.

Perfil y Actitud de un Jefe (a) acosador

1.- Cuando recién te conoce se muestra extremadamente gentil, atento y comprensivo: Busca caer simpático y que pienses que es el ser humano más noble de la tierra.

2.- Te interroga sutilmente sobre tu vida privada: te pregunta si tienes pareja o no, si sales, si vives sola (o) y con quien pasas los fines de semana y disfraza el interrogatorio contándote cosas suyas para que creas que busca tu amistad.

3.- Te llama al celular con pretextos tontos y fuera de horas de trabajo e incluso para felicitarte por cosas mínimas

4.- Cuando ya se ha ganado tu confianza comienza a lanzarte halagos sobre tu apariencia: Puede decirte cosas como “tu tan linda como siempre, oh mira pues que bonita, adornas mi empresa, etc, etc”

5.- Te cuenta un drama de casi novela sobre su vida sentimental y te pide almorzar juntos con pretextos de trabajo, pero durante todo el almuerzo se la pasa hablándote de temas personales y sonriéndote casi todo el tiempo.

6.- Te pide que te quedes horas extras a tu horario normal de empleo porque afirma necesitar de ti, que solo tu podrás solucionar el tema y hasta te ofrece pagarte horas extras.

7.- Intenta buscar un punto débil de tus emociones, si te ve deprimida mucho mejor porque aprovechará para querer tocarte las manos o abrazarte.

8.- Si te das cuenta de su accionar y te mantienes distante comenzará a maltratarte, a llenarte de más trabajo, a criticarte y hallarte errores que no tienes.

9.- Si descubre que tienes novio (a) mostrará cara de enfado y evitará que te vayas temprano así sea viernes

10.- Llegado el momento estallará y te gritará vehemente que está loco por ti y que solo quiere que lo (a)conozcas más y te prometerá el oro y el moro y si le dices que te fastidia lo que te dijo se enojará muchísimo y hasta podría despedirte o vengarse dando un mal informe sobre tus labores a otros jefes.

¿todo esto les parece excesivo?, pues sepan que otros hacen cosas peores y buscan acercarse a chicas (os) débiles de temperamento, de los cuales pueden abusar y también manipular para chantajear. Así que ojito gente con:

Lo que debes aprender a observar

1.- Analiza la mirada y tono de voz con la que te habla tu jefe: La forma en que te mira alguien denota sus emociones y sus intenciones hacia ti, así que si ves a ese jefe (a) inescrupulosos viéndote el cuerpo de manera libidinosa no tienes mucho que pensar el tipo de ser que es y si te habla como susurrándote siempre lo mismo.

Y creo que no existe mujer que no sepa darse cuenta, son gestos evidentes y si los notan tomen medidas.

2.- Analiza las ofertas laborales que te hace y las horas en las que te llame: Si te timbra fuera de hora de labores más de la cuenta asume que eso no es correcto y debes decirlo a un superior porque abusa de tu tiempo y se toma atribuciones que salen de lo laboral.

3.- Analiza los temas de que te habla: nadie serio que te aprecie te acosa a preguntas en un día.

¿Qué hacer frente al jefe (a) acosador?

1.- Lo primero es marcar distancia: No le sigas el juego a sus halagos ni a sus invitaciones, que note con tus gestos y tono de voz que ya descubriste sus malas intenciones, que vas a laborar en paz y que no estás dispuesta (o) a caer en presiones de su parte.

2.- Si te dice algo directo como que le gustas se enfática (o) en decirle que vas a trabajar y has notado su actitud y te parece incorrecta, que esperas no tome represalias y que deseas trabajar en paz.

3.- Si pese a no tolerar su acoso insiste debes volar a quejarte con un superior y de preferencia lleva pruebas, si puedes grábalo. No olvides que puede decir que mientes e inventar cosas que irían en contra de tu carrera, así que no temas, graba con toda calma, anota, guarda correos, textos, llamadas, lo que sea para defenderte. En este mundo la maldad es común, pero la gente inteligente siempre tiene armas y si va con Dios mucho más.

4.- Si te despide entérate que puedes denunciarlo en el Ministerio de Trabajo, así que acude por allá y pide asesoría, es más sencillo de lo que imaginas y tu jefecito (a) saldrá muy mal parado (a)

Un consejo que le suelo dar a mis alumnas y amigas es que acudan a laborar vestidas con decencia, no busquen problemas. No digo que vistan como beatas, pero si se ponen esos escotes y faldas pequeñísimas no se quejen de los líos en los que se meten. Una dama sabe cómo ir vestida a laborar, aunque a veces las muy decentes pasan este mal rato, entonces solo queda ser muy firme y como decía mi abuela: “Al tipo de mirada pendenciera devuélvele una mirada de hiel, esa que diga que si se acerca o joroba lo denuncias en la empresa”

Nada de temer lectores, esa gente inescrupulosa solo está en su puesto porque los débiles lo permiten y en este mundo de cabeza la gente con luz es fuerte, firme y no aguanta sonseras ni tipos mañosones.

Y les dejo esta cancioncita clásica de uno de mis grupos preferidos, espero les guste y los relaje.

Que tengan un lindo día y recuerden valorar los buenos jefes si los tienen y ser agradecido a Dios por ello.

Manjarí (Bendiciones)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Buen articulo, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo en la parte donde recomiendas a las chicas vestirse "decentemente". Toda mujer merece respeto, así se vista con el traje más sexy, merece respeto por el simple hecho de ser una persona.
Eso que dices alimenta la idea a los abusadores de que "ellas tienen la culpa por vestirse así y provocarlos".

Rosa María CIfuentes dijo...

Gracias por tu comentario. Cuando me refiero a que las chicas vistan decentemente, lo hago porque algunas mujeres no van solo sexys al trabajo , van con prendas pequeñisimas y hasta se les ve partes específicas del cuerpo y el hombre es un ser de estímulos y si están frente a una persona que no es decente y encima es desequilibrada corren el riesgo de ser atacada, que se les falte el respeto . Por otra parte, a nivel no verbal el tipo de atuendo que usas siempre comunica no solo como es tu ser, también comunica lo que sientes y esperas. Por tanto, según las fuentes respectivas, las mujeres que muestran en demasia ciertas zonas de su cuerpo ante varones buscan llamar su atención.
Claro que un varón debe respetar siempre, pero si estás frente a uno que no sabe hacerlo, te expones a peligros por como te presentas. En Perú hay 4 violaciones por hora y 10 mil ataques sexuales al año según el centro Manuela Ramos, sin contar con los casos no denunciados y entre las advertencias que dan especialistas se cita el cuidado del atuendo ante determinadas personas.
Gracias
Zéfiro