MALOS MODALES Y PACHOTADAS (1er post de valores)


Queridos amigos, el tema de hoy es “Malos modales y Pachotadas”.
Escribo este post por mi constante asombro de ver que mucha gente vive desubicada, cometiendo errores imperdonables, errores que sin duda los hacen seres “eliminados de la escala de admiración Zéfiro”, la misma que va del uno al 10.


Se define como malos modales a toda aquella conducta irrespetuosa, desconsiderada y vulgar que se tiene para con el prójimo.

Son valores aprendidos e innatos, siendo los aprendidos los más fáciles de reconocer, como las normas de cortesía dentro y fuera de casa.


En este mundo moderno y cada día más irreflexivo, los medios de comunicación se han encargado de difundir como si fuera una hazaña estupenda modales insólitos (Programación MTV) y niños, jóvenes y adultos los imitan cuando no existe alguien que se los haga ver.

Queridos amigos, alumnos y seguidores de este blog, ahí les va la lista más importante de los malos modales modernos. Si te identificas con alguno medita y decide el cambio, todo cambio positivo es para tu mayor bien.


1.- Saludos inadecuados al llamar por teléfono: Hoy mucha gente llama a una casa, oficina o celular y dice “Buenas, está fulana o sutana”. ¿Qué es eso de buenas?, lo correcto es decir : Buenas tardes, por favor podría comunicarme con sutana?. Sino conoces a la persona que te atenderá con mucha mayor razón, te aseguro que al hablar de manera incorrecta ya caes mal.

Otros saludos como “Oe, habla, ¿Qué Hay hue?, ¿Qué hay brother? lo usan mucho los chicos, y es triste que se olviden tu nombre o que no puedan saludarte lindo.
Hay chicos que encima intentan conquistar a una chica buena, la llaman y le dicen: ¿qué hay flaca? Y como decía mi abuela: “¡ese chango no me lo chanto!”


2.- Formas inadecuadas de expresión escrita: En mensajes de texto, correos o cualquier documento mucha gente no saluda, ni se despide. Es como si se creyeran Diosito y quien ve semejante salvajada tiene que asumir que así es. Lo correcto es empezar por hola, o buenos días y despedirse por lo menos con un hasta luego. Pero no, eso pesa el ego de los (as) mal educados, quienes luego de decir por escrito lo que requieren de ti, no ponen ni las gracias.
Eso en la escala Zéfiro recibe un 00000000000 a la escala de admiración.


Otra gente que apenas te conoce se atreve a escribirte “Hablamos flaca o la frase más fea que he leído últimamente: “Oye flaca juégate tu cel pe para llamarte y vernos”. ¿Juegate? ¡¡¡¡¡¡¡, pues ese lenguaje moderno achorado es parte de lo más changoso en modales.

3.- Errores a la hora de almorzar o cenar con tus seres queridos: muchos chicos juegan con su celular o nextel mientras almuerzan e ignoran a sus padres. Si acaban pronto se paran de la mesa, no dicen ni gracias y como mulas se van a su cuarto.

Y luego, cuando sus padres están viejitos y enferman tienen la conciencia de llorar. Me pregunto, ¿de qué lloran si los ignoran siempre?, esto no solo son malos modales, son formas evidentes de egoísmo, indiferencia y falta de gratitud con los progenitores.


4.- Muchos chicos caminan delante de las chicas, no se ponen a su costado, es más, da la impresión que “ellos” se sintieran sus patrones. He visto mucho de esto en jóvenes, adultos y en especial en parejas. Chicas, si les hacen esto digan “Ey fulano, ¿parezco tu sirvienta?. Les aseguro que no solo el chico quedará lelo sino que nunca más le quedarán ganas de volver a repetir la conducta.


5.- Muequitas, muequitas: Las chicas son expertas en ello, los pobres novios les hacen un regalo y sino les gusta les dicen hipócritamente “Ay gracias”, pero salta la mueca en la boca, esa mueca que frunce los labios para un costado. A ellas les digo “Burrasssssssssssss, eso no se hace”.
Si te dan algo con amor, vale la intención, el detalle y la forma en la que te lo dan, pero hoy “las chicas ligth” lo quieren todo de marca, mala cosa, síntoma de pobreza de espíritu.


6.- Todo por la moda: La moda no incomoda dice el refrán, pero no creo en ello, hay eventos solemnes donde el atuendo si incomoda. Por ejemplo, muchos chicos no meditan que en un velorio deben ir recatados, no de luto, pero si lo menos llamativos posibles, pero como no analizan nada, muchos acuden en sandalias de verano que arrastran al caminar como si estuvieran en la playa, en shorts pequeñísimos o con pantalones de estilo reggetonero, con gorra que no permite que se les vea la cara , y ni que decir del chicle que mastican estruendosamente.


7.- Cuando se suben a un taxi, el pobre señor que hace el servicio tiene que soportar frases como “Oye acá a tal sitio” y al bajar ni las gracias.

8.- Cuando ven a un anciano en la calle mucha gente no se fija que debe darle paso o mirar si camina bien. Aquí vi algo insólito hace poco: Estaba por la plaza de armas y cerca a mí caminaba una viejita con debilidad, reduje mi paso porque la vi poco estable en sus pisadas, algo me decía que se podía caer. Pues no pasó ni un segundo de mi pensamiento y la señora se cayó, la ayudé a levantarse, pero 3 señores que vieron el hecho solo miraron como tontos.

Sin duda, la anciana no podía caminar bien y atiné a pedir a un señor de serenazgo que la lleve hacia donde iba. Grande fue mi espanto cuando este señor me torció la boca y me dijo: “No señorita, que tome un taxi”. No les cuento por decoro lo que le contesté e hice, pero ese sereno llevó a su casa a la señora calladito.


Es un pésimo modal poder hacer algo por alguien indefenso y no hacerlo. Recuerden que todo lo que hagan por alguien algún día lo harán por ustedes. Aunque deben hacerlo porque les nace y por generosidad.


9.- Hablarle a un niñito por medio de un apodo cruel “He escuchado seres burros llamar a sus hijos o sobrinos “Oe cabezón, oe chato, oe dumbo, oe cuatro ojos”. Nada puede erizarme más. Hacer eso es una salvajada porque contribuyen a que el pequeño desarrolle una baja autoestima y sea inseguro, ese nene tiene nombre, no es justo que usen un apodo así para llamarlo.


10.- Llamar a la señora que los apoya en casa “La chola esto, la chola aquello”. Y encima hacer que ella lo escuche. No hay gesto más cruel, despectivo y macabro que ese. Esa señora labora para ti con dignidad, y si tú la ofendes no solo eres un mal educado, también eres un arrogante, altanero (a) y cero bondad, eso en la escala Zéfiro es 000000000000000000 en la escala de admiración.

11.- Fumar delante de alguien sin permiso. Si tu amigo o amiga no fuma, lo mínimo que debes hacer es pedirle permiso, no tienes derecho a fregar sus pulmones y dejar ese olor espantoso en su ropa y cabello. 12.- Sacar a bailar a una chica haciéndole señales con el dedo, sin hablarle o acercarse y decirle de la manera más bruta “¿Flaca bailas?. No digo que le des un discurso, pero por lo menos di su nombre no?

13.- Echarse sobre la carpeta cuando el profesor habla es señal de desatención.

14.- Dar besos en las mejillas a alguien que apenas conoces estruendosamente como si fuesen a devorarla.

15.- Jalar los cabellos de una chica con el pretexto decirle que lo tiene lindo. Sin duda hay gente con manos de pulpo y sin decoro. Si te gusta el cabello de la chica ¡díselo!, pero no toques, ni invadas espacios que no te corresponden confianzudamente.


16.- Llegar tarde a todo. Es un indicio de falta de bondad y falta de respeto hacia quien los espera.


17.- No mirar a tu abuelo (a) cuando va de visita a tu casa porque está senil, y mucho menos saludarlo. No hay cosa más malvada y gesto miserable para calificar este acto. Recuerda que algún día tú podrías estar en su lugar.
Los ancianos seniles sienten todo, y si tú los tratas con amor recibirás señales de ellos maravillosas.


Recuerdo mucho cuando mi abuela estaba en sus últimos meses de vida , no podía casi abrir los ojos por el Parkison que la aquejaba y el médico burro me dijo: “Ni te esfuerces en hablarle mucho porque ella no te entiende, ni se da cuenta”. Pues pensé : ¡a este ser le regalaron el cartón de doctor!.


Y solía peinar, rezar, vestir, dar de comer y hablarle mucho a mi abuela en ese estado ¿y saben qué?, pese a que los médicos decían que no podía abrir los ojos mucho, ni moverse, mi abuela los desafiaba porque cada que me oía llegar abría los ojos para mi unos segundos, y algunas veces lagrimeaba y me tocaba fuerte las manos.

Y sobre todo recuerdo que siempre abría los ojos por completo cuando veía a mi padre. Así que chicos nunca dejen de dar amor porque el cuerpo vivo todo lo siente, así esté enfermo.


Queridos amigos tener buenos modales habla de su nivel de profundidad, de su calidad de personas.

No los pierdan, rescátenlos y no solo serán mas apreciados, sino que trascenderán más allá de todo tiempo.


Que tengan un lindo viernes, eviten los vicios y caminar con gente que no vale la pena. Manjarí (Bendiciones)

4 comentarios:

Hunter dijo...

¿¿¿Y en que grado de admiración quedan aquellas personas que se comprometen (textualmente y via electrónica) a ir a un evento cultural y no van???
Nos quedan dos funciones de "El Último Árbol" ve a visitarnos "pe' flaca" jejejeje

piloto43 dijo...

Bueno,...ajajjjaa...debo confesar que muchos de tus ejemplos me parecieron graciosos, ya que uno por mono, o por chico de mente y de edad los llegó a cometer en una etapa de la vida. Considero que para eso existen las situaciones y los grupos sociales. Sin embargo, como bien detallas, los modales son una cuota que te define cómo es en sí la persona :)

Hugo Caceres dijo...

Pusha pe profeeee que shu posht esta bien pajita ah!!. jaja

nada muy bueno el post lo voy a poner en practica de una. saludos
gracias.

ISABEL NOVOA dijo...

MUCHAS GRACIAS POR ESTE POST ESTA BIEN INTERESANTE :) ! SIN DUDA HAY ERRORES QUE COMETEMOS DIARIAMENTE Y POR SIMPLE EGOÍSMO NI CUENTA NOS DAMOS.

ME PASO ALGO PARECIDO A SU ANÉCDOTA CON LA ABUELITA.

UN VECINO EN SILLA DE RUEDAS IBA A CRUZAR LA PANAMERICANA NORTE SOLO BUENO NI LO DUDE Y LO AYUDE A CRUZAR LA PISTA YA QUE TODOS SE HORRORIZABAN PERO NINGUNO ACTUABA , Y DE PASO LE DIJE QUE NO SEA IMPACIENTE QUE ESPERE LA SEÑAL DEL POLICÍA O DEL SEMÁFORO SIEMPRE .